Conferencia de Pedro Varela en San Fernando / Cádiz (10 de junio de 2017)

AVISO CADIZ ULTIMO CORRECTO

Anuncios

“JAMÁS RETIRARÉ EL CRUCIFIJO” Respuesta del juez Dr. Luis María Rizzi a unos penalistas. 

ppcruzargentina140114

Doctor Mario Juliano.
Presidente de Pensamiento Penal

Acuso recibo de su nota y de la del doctor Onaindia.

Mi respuesta a vuestra pretensión es la siguiente: no voy a descolgar ninguna Cruz. Tampoco voy a disponer que otro lo haga. Porque creo en Dios y porque soy católico. Porque tengo reverencia por la Cruz de Cristo, el inocente crucificado por los hombres y el más inocente de los condenados, que representa además, la fe mayoritaria y la identidad de nuestro pueblo. Porque la Cruz no ofende a nadie, sea o no creyente, ni nadie puede sentirse agredido, inquieto, molesto y menos discriminado por su presencia. Porque contrariamente a lo que Uds. suponen o creen, la presencia de la Cruz es símbolo de piedad, de consuelo, y de misericordia;  es símbolo de que quienes se desempeñan frente a ella, tienen temor de Dios, y por ello mismo, inspiran más confianza en que actuarán de acuerdo a la justicia y a la verdad, con buena voluntad y con la máxima imparcialidad. Porque finalmente, la libertad religiosa que Uds. dicen pregonar y defender, es precisamente para que quienes quieran hacerlo, cuelguen, lleven o exhiban la Cruz, y no para que nos obliguen a quitarla, ocultarla o disimularla.

Soy consciente no obstante, de que Uds. están embarcados en una triste misión en la que muy probablemente lograrán los fines que los desvelan. Tal vez porque la Cruz es incompatible con este mundo en el que se confunde el bien con el mal, en el que se privilegian supuestos derechos de la mujer a costa del derecho a la vida de los niños;  en el que impera la deslealtad, la mentira, la corrupción; en el que ya no interesa la protección de la familia y de la infancia, y se las supone independiente de la protección del matrimonio. En fin, la Cruz parece no tener más lugar en una nación desolada, ciega y sorda a las leyes eternas que no son de hoy ni de ayer, que huye de la Verdad y de la Belleza, y que se empeña en ignorar y abandonar a Cristo.

Pero Cristo no nos abandonará, aún cuando repudien y quiten su Cruz.

Pueden hacer pública esta respuesta, cuando quieran y ante quien quieran.

Saludo a Uds. muy atentamente.

Luis María Rizzi (Diciembre del 2013)

PD.: Le agradeceré que comunique esta respuesta al doctor Onaindia, de quien no tengo su dirección de correo electrónico

COMENTARIO: Recibí del INFIP y publico, considerándolo un honor, la magnífica respuesta que le dió el Dr. Luis María Rizzi, Juez del Tribunal Penal Oral de San Isidro, a una asociación de insolentes penalistas que pretendió hacerle retirar el Crucifijo de su despacho. La respuesta es breve, contundente y resplandeciente. Estará, sin duda, registrada en el Cielo como una reparación de las innumerables injurias que recibe Nuestro Señor todos los días en esta argentina apóstata, tanto de parte de laicos como de parte de clérigos infieles a su ministerio.

Lo felicito de todo corazón y no dejo de recordar que él fué el único Juez del Tribunal compuesto por tres miembros que votó con Justicia en el caso del Sr. Carrascosa, inicuamente condenado por los otros dos jueces como autor de la muerte de su esposa, Doña María Marta García Belsunce. En ese juicio nefasto tuvo una actuación deleznable el Fiscal Molina Pico, como ya lo expliqué en este mismo periódico. Y ahora, la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires retiene contra todo Derecho la apelación que le dirigiera el infortunado Carrascosa que, mientras tanto, hace más de cuatro años que está preso siendo inocente, como lo demostró el Juez Rizzi en su aludido voto.

En esta respuesta que les da a los insolentes y anticristianos penalistas que le requieren el retiro del Crucifijo puede verse que los hombres de bien, los buenos católicos, son los únicos que no temen y son los únicos de quienes se puede esperar Justicia. ¡Bien por el Dr. Rizzi!

Cosme Beccar Varela

“CARTAS DESDE PRISIÓN” (Prólogo del autor Pedro Varela y primera carta)

PRÓLOGO DEL AUTOR

Tras mi paso nuevamente por un centro penitenciario —no ha sido la primera vez y me temo que no será la última—, cabe preguntarse si el Sistema ha sacado beneficio político alguno de aquella acción represiva y plantear cuáles son los posibles planes del Poder real para con los disidentes en un futuro inmediato.

La experiencia individual en las ergástulas del Estado carece de importancia, por tratarse de un mero destino personal.

Es en el combate por conquistar de forma inteligente nuestra libertad y preservar la identidad de nuestros pueblos —que nadie va a concedernos de forma gratuita— donde nuestras acciones serán decisivas, o no.

Iniciadas en la celda de un antiguo monasterio austriaco con-vertido en prisión, mis cartas desde la celda se convertirían, con el tiempo, en el medio de expresión directo con los militantes mientras aún era Presidente de CEDADE, y lo siguieron siendo al convertirme en perseguido político, imputado, editor, librero, o historiador. Quien esto escribe refleja en las mismas sus inquietudes personales como amante de la naturaleza y la montaña, admirador del arte y la cultura, melómano, interno en la cárcel de Brians, nacionalsocialista, católico, wagneriano, vegetariano por amor a los animales, hijo, hermano o amigo, como ser humano en fin, intentando dar respuesta a las muchísimas cartas recibidas de sus amigos, conocidos y todos aquéllos con quienes mantuvo contacto epistolar en las más diversas situaciones a lo largo de más de veinte años.

Absorbido en todo momento por numerosas otras tareas, no he sido sino escueto en mi intercambio epistolar. Así que en sólo 64 cartas, que abarcan de 1992 a 2014, he intentado contestar de forma genérica a las muchas cuestiones que me planteaba la correspondencia de familiares, admiradores, amigos, o enemigos. Escribo sobre todo para mucha gente buena, honesta y compasiva, entre los cuales se encuentran no pocos desconocidos, movidos por la certeza de que en esta larga persecución en razón de mis opiniones históricas, políticas o de cualquier otro tipo, se cometía no sólo una injusticia, sino un tremendo error político a largo plazo, toda vez que hacían de un historiador y editor o de LIBRERÍA EUROPA —una pequeña librería de barrio—, un referente para muchos otros disidentes.

En estas cartas abordo no sólo importantes cuestiones históricas, políticas, económicas, sociales, jurídicas y penitenciarias, sino también temas tan diversos como el sentido de la vida, el sentido del deber, el auténtico mensaje de la Navidad, la profundidad de la obra wagne-riana, la llamada de la montaña, la importancia de la mística y un espíritu religioso de la existencia, promoviendo en todo momento el amor al verdadero arte y la belleza, o intentando consolar a quienes se encuentran invadidos por el dolor ante la pérdida de seres queridos.

Las vicisitudes jurídicas, procesales y penitenciarias quedan reflejadas en estas páginas tanto como mi propia visión del mundo, que comparto con quien pudiera estar interesado.

Estas cartas han sido sólo posibles en respuesta a todas las vuestras, que no son pocas, y que llenaron mi celda del cariño, camaradería, lealtad y calor humano necesario para animarme a escribirlas. Una recopilación de la correspondencia que me dirigisteis mientras me encontraba en prisión será publicada en vuestro honor próximamente.

PEDRO VARELA, 8 de marzo de 2014

 

VARELA AUSTRIA 8
Pedro Varela entrando en la Sala donde recibirá del Juez Instructor Dr. Högglinger la acusación definitiva. (14 de noviembre de 1992)

CARTA Nº 1

CARTAS DESDE LA PRISIÓN DE STEYR (Austria) 1992

“A QUIEN LEYERE”

11 de Noviembre de 1992

“Intolerancia es siempre señal de que un gobierno se siente inseguro”.

[Celda Nº 12]

SITUACIÓN JURÍDICA

Son muchas las cartas que me han llegado de toda Europa y América interesándose por mi situación. Agradezco a todos vuestra preocupación por mí y voy a intentar resumiros el estado en que se encuentra el caso.

He creído conveniente crear estas circulares bajo el título Cartas desde prisión para responder a la abundante correspondencia. Éstas son posibles únicamente gracias a la ayuda prestada por todos los camaradas mediante la cual he podido hacer comprar esta máquina de escribir. Dado que este noticiario de mi encarcelamiento es un “original”, ruego a todos aquellos que lo reciban que lo reproduzcan o impriman por cualquier medio y lo remitan a su vez a nuevas direcciones o lo distribuyan entre los interesados para que mi situación llegue a conocimiento público.

Fui detenido el viernes 25 de septiembre de 1992 mientras tomaba parte en la Concentración de la Obra Cultural Austríaca en el pueblo de Mallnitz (altitud 1.190 m.) en las montañas de Carintia. A las 15:30, cuando me dirigía a la sala de conferencias, me encontré con policía que cerraba las calles, detuvieron el automóvil en que viajaba y sin más pormenores me dijeron que quedaba detenido, conduciéndome a la comisaría, donde policía política o estatal de civil me entregó una orden de detención, haciéndome declarar y recogiendo mi equipaje del hotel sin más dilación. Hicieron venir a una intérprete inglesa que se ahorró el trabajo y después de revisar a fondo todas mis pertenencias y fotocopiar mis documentos y agenda privada, me hicieron esperar la llegada de un furgón de policía que me conduciría a la prisión de Klagenfurt (capital de Carintia), donde llegamos ya de noche.

En un telefax urgente de la Dirección de Seguridad se comunicaba a la justicia mi estancia en Austria.

La resolución del 26.9.1992 me daba a conocer que la ley contra mí aplicada era la 3g ó Ley de Prohibición que castiga la Wiederbetätigung (ocuparse de nuevo o reorganización) —del Nacionalsocialismo se entiende—. Se da a conocer que la denuncia contra mí por la Dirección de la Policía Federal data del 17 de marzo de 1992.

Después de una semana en la prisión de Klagenfurt (del 25 de septiembre al 1 de octubre) soy trasladado a la prisión de Graz —el único con esposas entre cuatro detenidos—. Allí se nos hace subir en un gran autobús sin ventanas donde igualmente soy el único es-posado junto a otro delincuente con veinte años de condena a sus espaldas. En la cárcel de Viena permanezco entre delincuentes comunes del 1 al 5 de octubre en un ambiente más bien poco agradable. Nuevamente al gran autobús, nuevamente esposado, pero esta vez dentro de una celda rodante aún más pequeña dentro del mismo. Soy trasladado a Steyr, donde después de ser cacheado a fondo me introducen en una celda de apenas 11 m2 junto a otro preso.

En la documentación recopilada por la fiscalía y que se encuentra en poder del juez de instrucción, queda claro que mi descubrimiento, denuncia y orden de detención tiene lugar después de minuciosas y pacientes pesquisas y una serie de encadenadas circuns-tancias.

El 16 de enero de 1992 el Departamento I de la Policía Criminal en Viena informa a la Fiscalía sobre los resultados de su actuación contra la organización AFP y la valoración del material confiscado en los domicilios privados de sus simpatizantes cuatro cintas de video entre otras cosas: «Con ocasión del registro domiciliario del 11.1.1992 en el apartamento de Johann Janousek, [miembro de] Nationale im Akt, según la orden judicial fueron confiscadas 4 cintas de video marca Sony como prueba de una eventual actuación delictiva según la Ley de Prohibición. A través de las declaraciones tomadas al sospechoso Janousek, se evidenció que tomó parte en la 26. Academia Política del AFP que tuvo lugar en Weyer (OÖ del 11 al 13 de octubre de 1991 en el Hotel zur Post, donde realizó tomas de video. Las filmaciones fueron puestas bajo investigación y se comprobó que un orador extranjero, que no se encontraba en el programa del AFP, expresó pensamientos nacionalsocialistas al glorificar a Hitler, presentando su doctrina como la única natural que aún hoy tiene valor.

Las exposiciones del desconocido orador fueron acogidas, tal y como muestran las filmaciones en video, por unos 120/150 participantes con los correspondientes aplausos. Según las declaraciones tomadas el 16.1.92 a Franz Sethaler, [miembro de] Nationale im Akt, un orador de nombre desconocido “ha dicho cosas en voz demasiado alta, que sólo está permitido pensar”».

El 17.3.92 la Policía de Protección del Estado en Viena escribe a la Fiscalía del Estado en la misma capital: “…remitimos transcripción fonética del discurso para su valoración al infringir la Ley de Prohibición. Tal y como se desprende del informe, el orador podría tra-tarse con la mayor de las probabilidades de Pedro Varela, quien ha aparecido entrevistado en el reportaje ‘Auslandsreport’ (de TV)”.

A todos estos informes se añade una transcripción de los videos bastante fiel al original del discurso con 3/4 partes del mismo, faltando el principio, con el comentario policial: “Tras largos y vehementes aplausos el orador da las gracias al Dr. Ludwig y a Pierre Krebs, quien tras el discurso, por así decirlo, se abalanza sobre el orador”.

Por fin el 12 de marzo de 1992 el Departamento de la Policía Criminal remite un nuevo informe sobre AFP y los resultados de la investigación sobre la organización y “el desconocido orador de la 26. Academia Política emite un nuevo informe sobre AFP y los resultados de la investigación sobre la organización y “el desconocido orador de la 26. Academia Política en Weyer (Alta Austria)”: “En los confiscados videocasetes de Johann Janousek han podido encontrarse diversas conferencias. A través de la valoración de los mismos ha salido a relucir que un orador extranjero, que no aparecía en el programa de oradores del AFP, difundió pensamientos nacionalsocialistas. El orador desconocido glorificó los hechos de Adolf Hitler y calificó su doctrina como la única natural con valor todavía hoy. El 10 de marzo de 1992 se emitió en la ORF (Radio Televisón Austríaca), dentro del programa ‘Auslandsreport’, un informe sobre la escena derechista en aquél país. En ese informe se emitió igualmente una entrevista con el Presidente de CEDADE, Pedro Varela. Dado que esta persona tiene un gran parecido con el orador de la conferencia dada para AFP, nos hemos procurado los videos y para su elaboración se han hecho imprimir imágenes mediante el Video-Printer. Con las fotos en la mano pudo comprobarse que existe un gran parecido y que el desconocido orador de la asamblea del AFP podría tratarse de Pedro Varela. En la documentación de nuestros archivos aparece un Pedro Varela como VARELA-GEISS Pedro, 3.10.57 en Barcelona, nacido en España, nacionalidad española, padres ………….. Según la documentación en nuestro poder es VARELA GEISS Pedro nacionalsocialista español dirigente de la asociación CEDADE. No hemos podido averiguar si se escribe CEADADE o CEDADE”.

En el mismo informe se incluyen cinco fotos impresas, dos de Pedro Varela en su despacho de Barcelona en la emisión ORF ‘Auslandsreport’ del 10.3.92, otras dos con ocasión de su discurso en Weyer según los videos de Janousek.

El 25 de septiembre de 1992 la Dirección de Seguridad de la Región de Carintia envía un Telefax urgente al Tribunal de Steyr con el ruego de una respuesta inmediata. En el mismo se comunica que “el ciudadano español Pedro VARELA GEISS, por ese tribunal tenido como sospechoso de culpabilidad según la Ley de Prohibición, toma parte en este momento en la Diada Cultural de la Obra Cultural Austriaca en Mallnitz. Esta reunión termina el domingo 27.9.92. Es de suponer que el mencionado permanecerá en Mallnitz por lo menos hasta el sábado. Por ello se ruega comunicado urgente de si Pedro Varela ha de ser abordado y qué disposiciones hay que tomar. De lo contrario no existen para la Dirección de Seguridad (de Carintia) motivos para limitar la libertad de movimientos del citado. Caso de no recibir indicaciones en contra, se permitiría a VARELA GEISS la salida de Austria” [Mastaller].

La orden de detención llega fundamentada en los tres puntos ya citados:

1/ El mencionado pronunció un discurso donde dijo que la doctrina de Hitler era natural y vigente.

2/ Se trata de un extranjero con peligro de fuga.

3/ Sólo puede ser perseguido en Austria por este “delito”.

[Tribunal Steyr, Dep. 16, 25.9.92]

 

El día 26 se remite la toma de decisión que justifica el peligro de fuga en base a que Varela no posee domicilio en Austria y tenia previsto abandonar el país, único lugar donde “este hecho político es perseguible”. Se me tomó declaración, donde hice saber que hasta el momento no tenía la menor idea de que existiera una orden de detención contra mi y una indagación. En el GP de Mallnitz tuve noticia de la orden de detención existente según el  175 del Tribunal de Steyr. Se permitió una llamada a mi abogado Dr. Herbert Schaller y otra a nuestras oficinas en Madrid.

El 26.9.92, en Klagenfurt, el Juez de Guardia me tomó declaración, haciéndole saber que si bien efectivamente pronuncié tal discurso, no me sentía en absoluto culpable de nada, exponiendo además el motivo de tal discurso y la importancia de un análisis de la situación política actual en relación a aquel tiempo y sus soluciones. Elevé igualmente un recurso legal. El 28.9.92 el Juez de Día Dr. Ralf Felsberger confirma mi permanencia en prisión en vista de los tres puntos mencionados: posibilidad de huída, carecer de domicilio en Austria, ser este país el único donde se te puede perseguir por ello.

El 2 de octubre, el Departamento Criminal de la Dirección de Policía remite unas pesquisas como siguen: “Según la documentación al alcance, PVG es Presidente del Circulo Español de Amigos de Europa-CEDADE”. “Se trata de una organización nacional en España con sede en Barcelona. PVG participó como orador invitado en la 26. Academia del AFP el 12.10.91. Según la oficina responsable del Ministerio del Interior, se sabe además que: PVG es desde 1978 [1974] miembro de la organización extremista CEDADE y desde 1983 [1978] dirigente de la misma. El 11.9.88 PVG tomó parte en un encuentro “neo-nazi” [Encuentro Zündel] en Bregenz, disuelto por la autoridad. El 23.3.91 PVG tomó parte en el ‘Congreso-Leuchter’ en Munich donde pronunció un discurso, estando prohibido por la autoridad. El 29.6.91 PVG tomó parte en una reunión revisionista igualmente prohibida del NF en Pösing [Encuentro Faurisson en Roding]. Desde abril de 1992 las revistas ‘Sieg’ y ‘Halt’ de los extremistas austríacos Gerd Honsik y Walter Ochensberger son impresas [?] por PVG en Barcelona y distribuídas a los países de habla alemana. CEDADE defiende una ideología nacionalista extremada y se relaciona intensivamente con otros grupos similares en Europa. Los primeros contactos de CEDADE con Austria son conocidos desde 1972. Como intermediario se supone a W. Ochensberger. CEDADE organizó en 1968 un Congreso en Barcelona en el que tomaron parte también representantes de la extrema derecha austríaca. En 1974 se prohibió en España un Congreso de CEDADE. En 1979 se distribuyó una octavilla de CEDADE en el Congreso del AFP en Grobmink (Estiria). Desde 1986 se edita esporádicamente una edición alemana de CEDADE y del Observador Austríaco que son distribuídos vía Francia. Con ocasión de medidas tomadas contra miembros de la ext. der. austríaca se han comprobado contactos con CEDADE” [Woduschek].

 

El 12.10.92 mi abogado Dr. Schaller eleva un recurso en base a que no se ha tomado a juicio la totalidad de mi discurso sino única-mente frases entresacadas fuera de contexto. Resalta la importancia de la línea del discurso en su totalidad, donde se insiste en la importancia de:

1) Las máximas de AH han de estar subordinadas [según PV] al mensaje del amor, las leyes naturales y el respeto a la Creación.

2) A que han de tomar parte en esta lucha todos los hombres de buena voluntad y amantes de la verdad sin importar su raza o sus creencias.

3) A una Europa fuerte y unida.

4) A ser magnánimo y estar por encima del nacionalismo austriaco o alemán, sobre el capitalismo y el imperialismo.

5) Abogando por un Reich del arte.

 

El Dr. Schaller insiste en que la visión de conjunto no es tomada en cuenta y que ésta no puede ser considerada de ningún modo como criminal. Dr. Schaller continúa criticando a fondo la legislación del famoso parágrafo  3g Verbotsgesetz que es definido por Rittler (Manual del Derecho penal austriaco) como “Una ley penal de gran vaguedad y amplitud sin limites, puede decirse que: sin una imagen clara del delito. Todas las garantías estatales faltan. Además la dracónica dureza del castigo (1-20 años)”.

El 16.10.92 tiene lugar la primera vista ante tres jueces. El Fiscal insiste en mi culpabilidad y en hacer ver al Tribunal que no se trata sólo del discurso, sino de las revistas Halt y Sieg y que aportará nuevas pruebas en el juicio al respecto. Se deniega libertad contra pasaporte. El 19.10.92 el Dr. Schaller solicita libertad bajo fianza de 70.000 chelines (unas 800.000 pesetas) en base a que no tengo historial penal. El 20.10.92 el Tribunal rechaza la fianza “en base a los contactos internacionales del acusado, por lo que es de temer que se sustraería al proceso por sus propios pies o introduciéndose en la clandestinidad”.

Nos preguntamos: ¿Está prohibido tener amigos fuera de tu país? ¿Qué hacen una Internacional-Socialista (Gonzalez-Brandt), las Logias masónicas, la Alta Finanza, etc., sino tener “contactos internacionales”?

El 4 de noviembre recibo del Juez Instructor Dr. Högglinger la acusación definitiva, resumen de lo expuesto hasta aquí.

El jueves 5.11.92 me es presentado el Juez y Presidente del Tribunal que llevará mi proceso, el Dr. Günter Bittermann, quien me comunica que la pena posible resta entre 1 y 10 años y que el proceso tendrá lugar el miércoles 16 de diciembre de 1992 a las 8:30 de la mañana en la Spitalskystr. 1 de Steyr. Me explica el funcionamiento del proceso y la importancia del jurado formado por ocho personas, quienes en definitiva decidirán, bajo su consejo, la pena. Me llama la atención sobre el mal ambiente en Austria a causa de la gran campaña contra el Nacionalsocialismo, pero hará lo posible para que ello no influya en la decisión del jurado. En su opinión la campaña continuará aún mucho tiempo.

El miércoles 11.11.92 se presentan dos individuos de la Policía Criminal en mi celda y toman nota de aquellos que me han escrito cartas y sus direcciones (!).

Esto es todo por el momento. ¡Saludos!

PEDRO VARELA

[Prisión K.G.-Gefangenenhaus, Celda Nº12, Berggasse, 6. A-4400 Steyr (Austria)]

“Hacer pasar injusticia al enemigo, le fortalece moralmente”. ( Hans Kasper)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL LIBRO “CARTAS DESDE PRISIÓN”

A PARTIR DE MAÑANA, CADA MES, ESTE BLOG PUBLICARÁ UNA CARTA DEL TOTAL DE 64 QUE COMPONEN EL LIBRO “CARTAS DESDE PRISIÓN”, ESCRITO Y EDITADO POR PEDRO VARELA, Y QUE FUE SECUESTRADO JUNTO A OTROS MUCHOS, POR LA POLICÍA AUTONÓMICA DE CATALUÑA Y LA “FISCALIA DEL ODIO” POR DECISIÓN DEL FISCAL MIGUEL ÁNGEL AGUILAR.

Mes a mes irán comprobando por ustedes mismos si el contenido de este libro (como el de todos los secuestrados) incita o no al odio. Nadie mejor que todos los que quieran acceder a su lectura en este blog para opinar, dar su veredicto y aprobar o no su destrucción.

PORTADA_PRISION_ESPOSADO
Cubierta desplegada del libro “Cartas desde prisión” de Pedro Varela tal y como salió a la venta.

CARTAS DESDE PRISIÓN
Pensamientos y reflexiones de un disidente en la celda
De Steyr (1992) a Brians (2012)

PRÓLOGO
de Acacio L. Friera

Ver a un amigo decir adiós con la mano mientras se dirige
a la puerta de una prisión encoje el alma. Pero cuando lo
tienes ante ti por vez primera en el estrecho habitáculo que es el locutorio
del centro penitenciario, enjaulado tras un grueso cristal, la
imagen al otro lado del mismo te deja mudo durante unos segundos.
Te esfuerzas por aparecer natural, incluso jovial, pero ser consciente
de que en veinte minutos él volverá a su pequeña celda supone el detonante
de una explosión de impotencia difícil de explicar.
Cuando el autor de este libro, Pedro Varela, me pidió que escribiera
el prólogo del mismo, me dijo bromeando: “Así pasaremos
a la historia juntos, y si me encierran por editarlo tú te vendrás conmigo
por prologarlo”.
Esa faceta irónica de Pedro es conocida por los que tenemos
el honor de ser sus amigos. Yo creí que en prisión se le quitarían las
ganas de bromear (no es para menos), pero me resultó de lo más
grato comprobar que no sólo había conservado una señorial tranquilidad
de conciencia y una absoluta fe en su inocencia, sino que
estaba libre de cualquiera de las influencias negativas que genera el
orden penitenciario y, sobre todo, del ambiente no demasiado amable
del entorno humano. Me di cuenta desde mi segunda visita que
salía yo mucho más indignado de lo que él se quedaba.

Supongo que todos le preguntaban lo mismo: ¿qué tal esto?,
¿qué tal aquello?, ¿sabes algo de cuando te dan permisos? (que nunca
llegarían), etc. Pero la verdad es que nosotros nos centrábamos más
en los proyectos sobre las portadas de los nuevos libros que en los
temas que él, sin duda, tenía que repetir a sus visitantes por cortesía.
Veinte minutos no dan para mucho más y aún para menos si los
quieres aprovechar bien, o sea que tanto él como yo llevábamos la
lección aprendida e íbamos al grano.
Es imposible ponerse en el lugar de un preso si no lo has sido
antes. Yo no he estado nunca encarcelado, pero me pasé el curso de
1963 en un internado salesiano que de alguna forma supuso mi primera
e inocente aproximación a lo que supone la pérdida de libertad.
Y luego vino lo de la “mili”, que estaba bien pero que tampoco te
permitía una excesiva libertad de movimientos. La cuestión es que
escribir sobre cómo puede uno encontrarse entre cuatro paredes
todo el santo día, mañana, tarde y noche, verano e invierno, rodeado
de delincuentes (“la mayoría excepto algunos casos graves y puntuales,
buena gente con pocos medios, aún menos cultura y mala suerte
en la vida”, decía Pedro) y con una serie de restricciones extras, no
resulta fácil.
Porque Pedro desde que llegó fue tratado de forma discretamente
especial. Se le negaba de forma automática cualquier petición
de mejoras previstas en el Código de Régimen Penitenciario: una máquina
de escribir para responder a la abundantísima correspondencia,
permiso de permanecer en la celda para estudiar una nueva carrera,
la posibilidad de utilizar un ordenador portátil, ser empleado por el
centro para trabajar en servicios habiéndolo recomendado los mismos
funcionarios, visitar a su hija o a su padre ya mayor aunque fuera
una sola vez, permisos de fin de semana habituales en otros casos, la
condicional, el tercer grado, acortamiento de condena, indulto… Peticiones
que probablemente habrían sido respondidas positivamente
de haberse tratado de un preso común, pero en el caso de Varela fueron
denegadas todas y cada una de las solicitudes por norma. Pedro
era, y es, la presa favorita del divo Fiscal del Odio de turno (1), del
mediocre juez estrella del sistema jurídico en Cataluña (2), la vedette
del periodismo pro-sionista en la provincia (3) y el trepa y masónico
Ministro de Justicia actual (4). La finalidad declarada de esta gente
era, y es, además de encerrar a Pedro Valera por “GENOCIDA” (así
rezaba la documentación recibida por la Junta de Tratamiento del
Centro Penitenciario), cerrar la Librería Europa, misión que, de momento,
aún no han podido llevar a cabo a pesar de la pronta aplicación
de la llamada “Ley del Bozal” o “Ley Gallardón” en trámite.
Esa resistencia ha sido posible en buena parte gracias a una fiel clientela
y a unas valientes empleadas y amigas que se mantuvieron al pie
del cañón a pesar de las amenazas y ataques continuos de los sicarios
de organizaciones libertarias e izquierdistas. Como repite él tan a
menudo, “mis mejores hombres son mujeres” (5).
Mencionar a todos aquellos que en diferentes países, regiones,
provincias y ciudades han puesto toda la carne sobre el asador para
que el caso de Pedro Varela fuera de conocimiento público resulta
prácticamente imposible. Desde Portugal, Italia, Francia, Chile, México
o Argentina se movilizaron fuerzas espontáneas a favor de la
libertad de expresión para todos. En Gijón, Sevilla, Málaga, Barcelona,
Madrid, Valencia, Zaragoza e innumerables otros lugares personas
en buena parte desconocidas hasta ese momento organizaron
manifestaciones, campañas publicitarias, stands informativos o cartas
a los medios de comunicación. En nombre de Pedro Varela, y en el
mío propio como organizador del blog, vaya nuestro entrañable recuerdo,
pues “es de bien nacido el ser agradecido”.
Antes de entrar en prisión, le prometí a Pedro que pondría en
marcha un blog y que intentaría que éste fuera su ventana al exterior
desde la celda. Y así lo hice. El blog se titulaba “Libertad Pedro Varela”
y durante quince meses se publicaron en el mismo de promedio
un artículo cotidiano por cada día de encierro, además de todos los
documentos judiciales y carcelarios que sus excelentes abogados Fernando
Oriente y José María Ruiz Puerta me hacían llegar con regularidad.
Entre los muchos documentos penitenciarios exhibidos, uno
de ellos era ni más ni menos una “recomendación” del director del
centro penitenciario (6) al responsable de Servicios Penitenciarios
de la Generalitat de Catalunya (7), instándole a que no fuera admitida la petición del recluso de ofrecer una entrevista a un medio de
comunicación alemán (el semanario Zuerst), previamente autorizada
de viva voz por un miembro de la Junta de Tratamiento (8) tras consultar
con la dirección.
Dicha “recomendación” fue tramitada de forma tan eficaz que,
por error, acabó indebidamente en manos del preso, lo que originó
un acoso y registro de su celda en dos ocasiones. Y a pesar de que
los periodistas alemanes, que habían obtenido de palabra el permiso
inicial pertinente, se encontraban ya en las mismas puertas de la prisión,
obtuvieron un rotundo “No”, tan contundente que tuvieron
que volver a su lugar de origen con las manos vacías y con la triste
imagen de un país en el que la información democrática tiene la
misma vigencia que en cualquier otra república bananera. La vergüenza
ajena que pasamos ante los periodistas germanos es mejor
olvidarla.
El panorama era desolador, ni la simple solicitud de un único
fin de semana de libertad para ver a su pequeña hija, que vivía en
otro país de la Unión Europea, le fue concedida (sí se le concedió,
en su día, al banquero Mario Conde, quien se trasladó a Luxemburgo
a ver a la familia mientras cumplía pena de prisión). Pero el
buen espíritu de Pedro no decaía a pesar de los esfuerzos de los opresores
y en lugar de quejarse se dedicaba a animarnos con sus palabras
de aliento, sus cartas, e incluso con algún dibujo amateur realizado
en sus horas de tranquilidad, pero eso ya es otra historia.
Este libro contiene sus cartas escritas desde la cárcel (primero
en la prisión austríaca de Steyr (en 1992) y a continuación desde el
Centro Penitenciario Brians-I (entre 2010 y 2012), que fueron publicadas
en el blog “Libertad Pedro Varela”). Se incluyen así mismo
aquellas escritas en el periodo comprendido entre el ingreso a una y
otra cárcel, sufriendo las cargas de profundidad lanzadas una vez
tras otra contra él, su librería y su editorial, por las tropas de choque
del sistema.
No podemos dejar de mencionar el incansable trabajo de sus
leales traductores al italiano, francés, inglés y alemán: Laura dei
Negri, Janique Villeneuve, Janine y Jacques Vecker, Peter Bas-Hayes, Andres Sedero, Richard Edmonds, Lawrence Azacarate y
Manfred Hutschala. Gracias a su trabajo desinteresado las cartas de
Pedro Varela fueron leídas por internautas de todo el mundo.
La entereza y la hombría de Pedro Varela deberían ser reconocidas,
no sólo por quienes le queremos y admiramos, sino incluso
por sus más acérrimos enemigos.
No es hombre de bien aquel que no admira y respeta el sacrificio
de alguien que es fiel a sus creencias y a sus opiniones políticas.
Hagamos nuestra la tan conocida frase de Voltaire, raramente
hecha realidad: “Podré no estar de acuerdo con sus ideas, pero daría
mi vida por defender su derecho a expresarlas”.

ACACIO L. FRIERA
8 de marzo de 2014, II Aniversario de su puesta en libertad

NOTAS DE LA EDITORIAL:
(1) Miguel Ángel Aguilar, aupado por su antecesor y superior en la Fiscalía
General de Cataluña y conocido marxista José María Mena, tampoco ha escondido
nunca su militancia en la extrema izquierda y se deja entrevistar en webs antifeixistes,
okupas y libertarias. Es al parecer hombre cercano a la ideología maoísta.
Como evidencian las fotografías de sus conferencias de adoctrinamiento en el
mundo jurídico, pretende difundir en España la invención de los “Hate crime” y
“Hate Speech”, idea surgida de la ADL (Jewish Anti Defamation League) de Estados
Unidos, organización criminal que ha sido cogida infraganti robando ficheros
policiales, según la cual cualquier denuncia ciudadana que afecte a los intereses
o dogmas ideológicos de la minoría sionista y el lobby judío debe ser considerada
delictiva.
(2) Santiago Vidal es el mediocre juez estrella del sistema jurídico en Cataluña,
surgido no como juez profesional de carrera, sino del llamado “cuarto
turno”. Condenó a Pedro Varela en 1998 nada menos que a 5 años de cárcel, en el
proceso contra la Librería Europa, por ofrecer al público libros que el señor Vidal
no está dispuesto a que sean de dominio público. Promovido en breve tiempo del
Juzgado Penal Nº 5 a la Audiencia Provincial de Barcelona, aparece regularmente
en los medios de comunicación por sus exabruptos políticos y jurídicos, preparándose
para ocupar un lugar preferente en el futuro sistema judicial independiente
en Cataluña.
(3) Pilar Rahola, sionista militante, se erigió ya desde principios de los años
1990 en la agitadora principal de las campañas contra Librería Europa. Sus textos
siempre favorables al Estado genocida de Israel y contrarios a los derechos de la
población aborigen palestina, hablan por sí mismos. Es la niña mimada de La Vanguardia y la llamada “intelligentsia” de Barcelona. Según informan los vecinos de
la familia Benarroch en Barcelona, al parecer se encuentra a disposición de los designios
de dicha familia gracias a un suculento sobre a fin de mes.
(4) El impopular Ministro de Justicia Sr. Gallardón es asiduo visitante de
la Asociación judía Sefarad de Madrid, donde suele pasar ratos de asueto cuando
no se encuentra de visita académica en Israel. Ha llegado al ministerio con el fin
de imponer en España una “ley bozal” que impida todo debate histórico, cualquier
disidencia ideológica y la más mínima denuncia del lobby sionista en el país. Se
dispone igualmente a establecer un ejército de 50 nuevos comisarios soviéticos
denominados “Fiscales del odio” (según la terminología impuesta por la ADL
judía-norteamericana) cuya tarea consistirá en reprimir brutalmente y de forma
arbitraria a patriotas, identitarios, historiadores revisionistas, alternativas políticas
no deseadas, movimientos contrarios a la inmigración extra-racial masiva o a cualquier
persona o grupo disidente del sistema que moleste.
(5) Frase acuñada originalmente por Léon Degrelle.
(6) Joan Carles Navarro: director del Centro Penitenciario Brians 1. Desde
hace más de 15 años ejerce su profesión de psicólogo en los centros penitenciarios
catalanes. Lo ha hecho en el CP Quatre Camins y en el CP Brians 1. Posteriormente
fue nombrado subdirector de Tratamiento del CP Brians 2. Profesor de la
licenciatura de criminología de la Universitat de Barcelona.
(7) Xavier Martorell, Director general de Serveis Penitenciaris de la Generalitat,
hasta su dimisión salpicado por el escándalo del espionaje a políticos a través
de la agencia de detectives Método 3.
(8) Don Ramón, de la Junta de Tratamiento del MRO, confirmó al ser interpelado
por el recluso que dicha entrevista era posible y que en la dirección no
habían puesto impedimento alguno a la planeada llegada de periodistas alemanes.

Encontrado en un parque público de El Masnou (Bcn) un ordenador decomisado a Pedro Varela hace años.

DSC_0014
Pedro Varela inspeccionando su ordenador portatil en la sala de espera de la comisaría de la Policía Municipal de El Masnou.

En julio 2015 Pedro Varela recibió una llamada desde las dependencias de la Policía Local de El Masnou, una ciudad costera a unos 20 kilómetros de Barcelona, en la cual se le comunicaba la aparición en un banco de la vía pública de la ciudad de un ordenador portátil de su propiedad.

Por motivos de calendario, Pedro Varela tardó unos meses en desplazarse hasta El Masnou con la intención de constatar que el objeto era de su propiedad y, en tal caso, proceder a su retirada.

Una vez en las dependencias policiales, se le comunicó de que no encuentran dicho objeto a su nombre. Él insiste en que ha sido avisado y que se le ha comunicado que, en el caso de no retirarlo, podría pasar a ser propiedad del ciudadano que lo encontró y entregó, tal y como contempla la ley, a pesar de eso Pedro Varela se va con las manos vacías y sin más explicaciones.

Pasados unos meses los administradores de este blog de la visita de Pedro Varela llamamos y preguntamos si se sabe algo del ordenador “desaparecido” y se nos responde que siempre ha estado ahí desde que les fue entregado, sólo que no fue localizado cuando vino su propietario a buscarlo. Pedimos a quien nos está atendiendo, que verifique en ese mismo momento si realmente está localizable, inmediatamente nos responde que lo tiene a la vista en ese momento a un metro de distancia, y que siempre, desde hace un año, ha permanecido en el mismo lugar. Le comunicamos que si tenemos un tiempo límite para recogerlo y nos responde que ya ha transcurrido, pero que no habría problema ya que nadie había venido a reclamarlo.

DSC_0018
En primer plano, el ordenador con los precintos abiertos, la funda del mismo y unos documentos que se encontraban en el interior de la misma con fecha de 2014.

De vuelta a El Masnou

Ayer domingo, 14 de mayo, a las nueve de la mañana,  acompañamos al Sr. Varela a las dependencias de la Policía Local de El Masnou con el fin de recoger el ordenador. Lo extraen del armario y comprobamos que tiene los precintos de los Mossos d’Escuadra (Policía Autonómica de Cataluña). Sin duda se trata de uno de los objetos decomisados durante uno de los seis registros policiales efectuados entre la Librería Europa y los domicilios de Pedro Varela durante las últimas dos décadas.

El agente que nos atiende, llama al Caporal (cabo) para comunicarle nuestra presencia, el cual acude y nos pide que esperemos con el fin de ponerse en contacto con los Mossos d’Escuadra ya que no es habitual un caso semejante y que nunca se había en una situación semejante después de 34 años de servicio. Al cabo de unos minutos aparece y nos comunica  que no nos puede entregar el ordenador ya que es un objeto precintado (el precinto estaba violado) policialmente. El Sr. Varela pone en conocimiento del Caporal sus circunstancias judiciales, el caso de Librería Europa y de los registros y decomisos de que ha sido objeto.

Al finalizar la conversación, se le comunica al Sr. Varela que hoy mismo, lunes día 15, los Mossos d’Esquadra se pondrán en contacto con él (Pedro) para comunicarle de donde procede dicho ordenador y como han podido tener lugar los acontecimientos y, si procede, ordenar su devolución, aunque el portátil en si ya resulta absolutamente obsoleto y muy probablemente ni siquiera funcione, al haber sido “destripado” por la policía autonómica de Cataluña.

DSC_0024
Pedro Varela en el exterior de la Comisaria de la Policía Local de El Masnou.

Esperamos que las explicaciones prometidas lleguen y sean coherentes. No olvidemos que, salvo que se trate de un hurto, podría tratarse incluso de un rompimiento de la cadena de custodia, aunque desconocemos a esta hora los pormenores.

Nota adicional: ¿Qué es la Cadena de Custodia?

http://lawcenter.es/w/blog/view/3656/la-cadena-de-custodia-en-el-proceso-penal-espanol

Horst Mahler arrestado de nuevo en Hungría

Horst-Mahler-sdz
Horst Mahler

El portavoz del Gobierno húngaro Zoltán Kovács confirmó que Mahler fue detenido el lunes en Sopron, una ciudad de 60.000 habitantes situada en el noroeste del país, cerca de la frontera con Austria.El fiscal que lleva el caso desde  Múnich contra Mahler y que le buscaba por orden judicial, confirmó la detención. Mahler  debería haber ingresado en la prisión de Brandenburg / Havel el 19 de abril pasado.

El revisionista alemán pidió, en un mensaje público, al presidente húngaro, Viktor Orbán, que le concediera asilo político en Hungría, “mi destino está en manos de su gobierno”dijo.

El lunes por la mañana el portavoz del Gobierno húngaro Kovács Taz, había anunciado que era “imposible legalmente” que dar asilo político a Mahler ya que provenía de un país que también pertenecía a la U.E.

 

 

La prestación mínima de supervivencia se le niega a Pedro Varela.

original

Tras sólo tres meses de haberle sido concedida (para los próximos once meses), el INEM le retira a Pedro Varela la prestación mínima de supervivencia (426 €) por no haber presentado el pasaporte inicialmente no solicitado (que a su vez le fue retirado en julio de 2016 por orden judicial). Su abogado consigue en último minuto una fotocopia compulsada por el juzgado, que no ha tenido efecto alguno en las alegaciones al INEM por lo que Pedro Varela es desposeído de otro fundamental derecho más.

La maquinaria de destrucción contra la supervivencia de Pedro Varela sigue inexorable.