“JAMÁS RETIRARÉ EL CRUCIFIJO” Respuesta del juez Dr. Luis María Rizzi a unos penalistas. 

ppcruzargentina140114

Doctor Mario Juliano.
Presidente de Pensamiento Penal

Acuso recibo de su nota y de la del doctor Onaindia.

Mi respuesta a vuestra pretensión es la siguiente: no voy a descolgar ninguna Cruz. Tampoco voy a disponer que otro lo haga. Porque creo en Dios y porque soy católico. Porque tengo reverencia por la Cruz de Cristo, el inocente crucificado por los hombres y el más inocente de los condenados, que representa además, la fe mayoritaria y la identidad de nuestro pueblo. Porque la Cruz no ofende a nadie, sea o no creyente, ni nadie puede sentirse agredido, inquieto, molesto y menos discriminado por su presencia. Porque contrariamente a lo que Uds. suponen o creen, la presencia de la Cruz es símbolo de piedad, de consuelo, y de misericordia;  es símbolo de que quienes se desempeñan frente a ella, tienen temor de Dios, y por ello mismo, inspiran más confianza en que actuarán de acuerdo a la justicia y a la verdad, con buena voluntad y con la máxima imparcialidad. Porque finalmente, la libertad religiosa que Uds. dicen pregonar y defender, es precisamente para que quienes quieran hacerlo, cuelguen, lleven o exhiban la Cruz, y no para que nos obliguen a quitarla, ocultarla o disimularla.

Soy consciente no obstante, de que Uds. están embarcados en una triste misión en la que muy probablemente lograrán los fines que los desvelan. Tal vez porque la Cruz es incompatible con este mundo en el que se confunde el bien con el mal, en el que se privilegian supuestos derechos de la mujer a costa del derecho a la vida de los niños;  en el que impera la deslealtad, la mentira, la corrupción; en el que ya no interesa la protección de la familia y de la infancia, y se las supone independiente de la protección del matrimonio. En fin, la Cruz parece no tener más lugar en una nación desolada, ciega y sorda a las leyes eternas que no son de hoy ni de ayer, que huye de la Verdad y de la Belleza, y que se empeña en ignorar y abandonar a Cristo.

Pero Cristo no nos abandonará, aún cuando repudien y quiten su Cruz.

Pueden hacer pública esta respuesta, cuando quieran y ante quien quieran.

Saludo a Uds. muy atentamente.

Luis María Rizzi (Diciembre del 2013)

PD.: Le agradeceré que comunique esta respuesta al doctor Onaindia, de quien no tengo su dirección de correo electrónico

COMENTARIO: Recibí del INFIP y publico, considerándolo un honor, la magnífica respuesta que le dió el Dr. Luis María Rizzi, Juez del Tribunal Penal Oral de San Isidro, a una asociación de insolentes penalistas que pretendió hacerle retirar el Crucifijo de su despacho. La respuesta es breve, contundente y resplandeciente. Estará, sin duda, registrada en el Cielo como una reparación de las innumerables injurias que recibe Nuestro Señor todos los días en esta argentina apóstata, tanto de parte de laicos como de parte de clérigos infieles a su ministerio.

Lo felicito de todo corazón y no dejo de recordar que él fué el único Juez del Tribunal compuesto por tres miembros que votó con Justicia en el caso del Sr. Carrascosa, inicuamente condenado por los otros dos jueces como autor de la muerte de su esposa, Doña María Marta García Belsunce. En ese juicio nefasto tuvo una actuación deleznable el Fiscal Molina Pico, como ya lo expliqué en este mismo periódico. Y ahora, la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires retiene contra todo Derecho la apelación que le dirigiera el infortunado Carrascosa que, mientras tanto, hace más de cuatro años que está preso siendo inocente, como lo demostró el Juez Rizzi en su aludido voto.

En esta respuesta que les da a los insolentes y anticristianos penalistas que le requieren el retiro del Crucifijo puede verse que los hombres de bien, los buenos católicos, son los únicos que no temen y son los únicos de quienes se puede esperar Justicia. ¡Bien por el Dr. Rizzi!

Cosme Beccar Varela

Anuncios

14 thoughts on ““JAMÁS RETIRARÉ EL CRUCIFIJO” Respuesta del juez Dr. Luis María Rizzi a unos penalistas. 

  1. Mª Luisa 25 mayo, 2017 / 3:17 pm

    Preciosa y valiente respuesta, aunque pienso que muchos de los seres humanos de bien no somos católicos y ni siquiera cristianos y de nosotros sí se puede esperar Justicia.

    Le gusta a 1 persona

  2. Juan José 25 mayo, 2017 / 3:23 pm

    No soy cristiano, no soy católico, no comulgo….por lo tanto, ¿ estoy invalidado para ser un hombre de bien?
    Pues NO. ¿Queda claro?.

    Me gusta

      • Juan José 27 mayo, 2017 / 10:55 am

        BIEN, ACLARADO ENTONCES.

        Me gusta

    • María Guadalupe 26 mayo, 2017 / 12:53 pm

      No somos cristianos creyentes, y por supuesto aún menos practicantes si ya de por sí no somos creyentes, pero nuestro sistema de valores y creencias está arriculado de manera muy estrecha con el cristianismo. La religión al igual que la cultura no es algo que puede adquirirse de manera consciente en la mayoría de los casos, sino que es un conjunto de características que nos es enseñado en nuestros primeros años de vida y que nos estructura para el resto de la misma. Saludos.

      Le gusta a 1 persona

      • Juan José 27 mayo, 2017 / 4:54 pm

        Yo soy creyente, pero no de lo que nos presenta el cristianismo. No paso a definir “lo que nos presenta el cristianismo”, si lo hago se lía parda.

        Me gusta

      • Frel 29 mayo, 2017 / 9:08 pm

        Dice que es creyente pero rechaza el crisitianismo, entonces ¿De qué es creyente usted?, defínase, a no ser que coincida con la opinión que Hitler tenía sobre el tema, el cual no se consideraba cristiano pero aceptaba el “cristianismo positivo”, no el cristianismo de los textos eclesiásticos.

        Le gusta a 1 persona

      • Frel 29 mayo, 2017 / 10:27 pm

        Se sea cristiano o no, o en mayor o menor medida lo cierto es que el cristianismo es muy importante en la cultura europea y occidental en general, es uno de sus pilares, de su historia y tradiciones. Es la religión de Europa y de occidente, esto no se puede negar.

        Me gusta

  3. Juan 28 mayo, 2017 / 10:50 pm

    “EL DIOS OMNIPOTENTE HA CREADO NUESTRO PUEBLO; DEFENDIENDOLO, DEFENDEMOS SU CREACION”, son palabras de la última alocución de Adolf Hitler al pueblo alemán. Parece fácil asumir este aserto cuando de los europeos se trata. De cuando los españoles descubrieron el Nuevo Mundo, hay testimonios de duda, vistas algunas estampas, de que toda la Creación fuese obra de Dios; dudas resueltas por la fe y la razón. Es cierto que la idea de un Dios único es una combinación de inteligencia y ejercicio de la razón. De la idea del Dios único, sin partes o complementos, se explica una única Creación. El ser humano, que tiene (en menor medida que los ángeles) conocimiento intuitivo, puede comprobar que la Creación tiene vocación de perfección, aunque no es perfecta, por que en ella persiste, al igual que en el ser humano, la debilidad; la debilidad del paso del tiempo, de la muerte; y en particular en el ser humano, la debilidad en el aspecto volitivo de nuestros actos. Dios, que es perfecto, no puede ser el autor de nuestras debilidades. La Creación entera da gloria a Dios; sin embargo el ser humano, creado libre, decide con el ejercicio de su voluntad estar o no en los planes de Dios. Del alejamiento del ser humano respecto a Dios surge el pecado, y del pecado la muerte, la pérdida del estado inicial, que no puede ser reparada por el hombre, que es criatura, frente a Dios, que es Creador. La Creación no fue condenada, aunque sí quedó dañada por la acción de la primera pareja humana.

    El ser humano cree en Cristo por la fe, que es un don de Dios: “Dichoso el que cree sin haber visto”. Del Evangelio, la Palabra de Dios escrita por San Juan sabemos que “El que en El cree, no es condenado, pero el que no cree, ya está condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios”. ¿Como puede ser una condena la no creencia? Por que el hombre se aleja de su única salida, de su única posibilidad de salvación: “Sin mí nada podéis hacer”.

    Del Evangelio de hoy, domingo 28, festividad de la Ascensión del Señor:

    “Se me ha dado todo poder en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado.
    Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el final de los tiempos”.

    El cristiano nunca debería permitir el atentado contra ningún crucifijo, por que para el cristiano, el crucifijo representa a todos, por que todos estamos necesitados de ser rescatados, de que se nos indique la única puerta de nuestra salvación, nuestra SPES UNICA.

    Le gusta a 1 persona

    • Juan José 29 mayo, 2017 / 5:14 pm

      Ya…….
      No pretendas hacernos creer que ese Dios Omnipotente del que habla Hitler es el llavé bíblico,del antiguo testamento para mas señas: oriental, femenino, lunar, etc.
      Me quedo con el águila, el cetro y el rayo de Júpiter antes que con el corderito dispuesto dócilmente al sacrificio, sin lucha por su parte: una actitud plena del heroísmo y acción como en las sociedades europeas tradicionales. (Esto es irónico, por si no se entiende)
      La trilogía del desierto al ataque:
      el judaismo, con su afán de que el mundo es suyo y todos los no judíos somos sus esclavos
      los musulmanes, intentando adoctrinar a base de bomba y cuchillo a todos los infieles
      y el cristianismo ( en algunos de sus prosélitos) con peroratas insufribles llenas de doctrina excluyente y del miedo al infierno del que no se salva nadie si no es por la aceptación de su doctrina, infierno al que yo quiero ir de cabeza: los buenos que van al cielo son tan aburridos…..lo único….lo único……lo único es lo mío, lo de los demás no vale para nada : cuando el cristianismo toma de las antiguas religiones todo lo tomable para perdurar en el tiempo y re-crear las antiguas doctrinas para añadirlas a su cuerpo doctrinal. Esto es lo que dice la historia, la fe puede decir ( de hecho lo hace ) misa si quiere.
      Ni necesito ni quiero que nada ni nadie me rescate, eso he de conseguirlo yo solo con mi voluntad.
      Y esto solo ha empezado……………………….

      Me gusta

  4. eneagrama2016 30 mayo, 2017 / 3:19 pm

    Por encima de cualquier consideración teológica, admiro la honradez de una persona, no para con los otros sino para consigo mismo, este Juez la tiene y en estos tiempos eso es decir mucho. Es evidente que las virtudes son desdeñadas desde las instituciones públicas y que salga alguien en su defensa es de elogiar. Si este desdeño es “dirigido” por “iluminatis”, “Judíos”, “Masones” y todo el imaginario conspiranómano es lo de menos. El Cristianismo que muchos se han inventado no tiene nada que ver con el crecimiento espiritual. Muchos se han dejado subyugar con el poder de la razón y la ciencia. Pero es en el Universo de la Conciencia y el Espíritu las motivaciones son distintas. Y no es por temor a la muerte, a como muchos suponen, que hay personas imbuidas de fervor religioso. Algo más han visto, sentido o experimentado. Dentro del mundo Religioso a esto se le llama REVELACION. El que otros no lo tengan no demérita las razones de este Juez.

    Me gusta

  5. Juan José 1 junio, 2017 / 3:44 pm

    “Dice que es creyente pero rechaza el crisitianismo, entonces ¿De qué es creyente usted?, defínase, a no ser que coincida con la opinión que Hitler tenía sobre el tema, el cual no se consideraba cristiano pero aceptaba el “cristianismo positivo”, no el cristianismo de los textos eclesiásticos.”

    El cristianismo no tiene la exclusiva de Dios, por mucho que se empeñe en proclamar a los cuatro vientos que “ellos” son la única religión verdadera.
    ¿En que creo? En Dios. Definirlo es imposible.
    La figura de Jesús es una mas de tantos maestros de la Humanidad, como Buda o tantos otros: vinieron en un momento concreto a dar un mensaje concreto a un pueblo concreto. Que todas las religiones tiene valores universales y atemporales es cierto, pero no deben tomarse por únicos.

    “Se sea cristiano o no, o en mayor o menor medida lo cierto es que el cristianismo es muy importante en la cultura europea y occidental en general, es uno de sus pilares, de su historia y tradiciones. Es la religión de Europa y de occidente, esto no se puede negar.”

    No lo niego, desgraciadamente, se impuso a las antiguas religiones pre cristianas, tomando muchos de sus doctrinas ; esto es lo que les escuece a los cristianos, y niegan de forma sistemática. Y eso es lo que no me parece de recibo, que nieguen la historia.
    Después, mucho quejarse de que hoy en día la historia se escribe a gusto de los vencedores, pero es lo mismo que hicieron ellos tras su triunfo.
    Algunos católicos ( no todos, por fortuna) son como los hinchas acérrimos futboleros:
    “mi ekipo es el mejo y los dema no valen pana na”

    Me gusta

    • Frel 1 junio, 2017 / 10:17 pm

      Entonces usted cree en Dios, pero no en las religiones, comparto su opinión en el sentido de que una cosa es Dios y otra las religiones. El cristianismo no es la única religión, como sabemos hay más religiones, pero es la religión donde menos se fanatiza y con diferencia, aunque haya algunos católicos que sean unos fanáticos.
      Al margen de esto lo que sí es cierto es que la iglesia católica fue la primera y verdadera confesión religiosa del cristianismo, la ortodoxa es un producto de la católica y la protestante es algo muy diferente, tiene muy poco de cristiana, o casi nada(No surgió de los apóstoles de Jesús), por lo menos yo lo veo así, pero este sería otro debate.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s