INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA

INFORMACIONSi usted desea recibir correo postal, catálogos, revistas e invitaciones discretas a actos y conferencias, puede hacernos llegar el formulario cumplimentado (o sus datos) al Apartado de Correos 34010 de E-08080 Barcelona o directamente al email indicado en el mismo.

FORMULARIO INFORMACIÓN

Anuncios

La crueldad del batallón secreto de judíos que quería asesinar a seis millones de alemanes.

Abba Kovner, a la derecha de la imagen, y el grupo Nokmim palabra judía que significa “Vengadores”.

Un nuevo documental narra la historia de 50 supervivientes de los campos de concentración que, tras la Segunda Guerra Mundial, planearon envenenar el agua de cuatro ciudades germanas.

«No dejaba de pensar con el día en que los judíos se la devolvieran a los nazis. Ojo por ojo». Las palabras que Tuvia Friedman, superviviente de un campo de concentración y uno de los mayores cazadores de nazis de la historia, afirmó tras laSegunda Guerra Mundial son el vivo ejemplo del resentimiento que muchos prisioneros atesoraban contra sus captores y verdugos. Aunque es cierto que otros tantos lograron dejar el odio a un lado (la misma Eva Clark así lo desveló en declaraciones exclusivas a ABC), la mayoría de los antiguos reos que nos premian todavía con su presencia sostienen que olvidar a los seis millones de fallecidos que dejó el Holocausto es una tarea hercúlea.

Quizá fue por ello por lo que, cuando Adolf Hitler se disparó con su Walther PPKen el «Führerbunker» el 30 de abril de 1945 y los campos de concentración comenzaron a ser liberados, muchos presos judíos optaron por tomarse la justicia por su mano. Así acaeció en centros de muerte como Dachau, donde los guardias germanos que guardaban el lugar fueron torturados por los mismos reos tras la llegada de los aliados.

Sin embargo, aquellas represalias aisladas pueden ser calificadas de minucias si se comparan con los planes de los autoproclamados «Vengadores», un grupo de medio centenar de judíos que, finalizada la Segunda Guerra Mundial, planeó envenenar y asesinar como represalia a más de seis millones de alemanes.

Esta desconocida historia, según desvela el diario «The Telegraph», ha vuelto a salir del olvido gracias a un nuevo documental llamado «Holocaust: The Revenge Plot» (producido por el británico «Channel 4»). Un largometraje que se basa en dos pilares contundentes: una grabación de 1985 en la que uno de los «Vengadores» desvela sus planes poco antes de morir, y en varias entrevistas con los últimos miembros del grupo que todavía quedan con vida. Algunos como Joseph Harmatz, quien ha explicado que logró envenenar a unos 400 soldados alemanes en un campo de prisioneros de Núremberg.

El documental cuenta a su vez con las declaraciones de varios personajes que también pertenecieron a los «Vengadores». Algunos como Yehuda Maimon (quien logró escapar al infierno de Auschwitz), Simcha Rotem(último superviviente con vida del levantamiento del Gueto de Varsovia) o Hasia Warshawski. 

«En el corazón de este documental hay una nueva evidencia extraordinaria: una grabación realizada en 1985 en la que los miembros clave de la operación de Kovner, incluido él mismo, que para entonces luchaba contra el cáncer, desvelaron sus planes […] La cinta nunca antes se ha escuchado en público. Incluso aquellos que aparecen en ella nunca la han oído», han desvelado desde «Channel 4».

Fin del infierno

La historia de los «Vengadores» comenzó a principios de mayo de 1945. Para entonces la caída de campos de concentración comoAuschtwitz (liberado en enero de 1945) y Dachau (cuyas rejas se abrieron en abril de ese mismo año).

Un superviviente llamado Abba Kovner creó un grupo con medio centenar de supervivientes al que llamó «Nakam» (o «Vengadores»). Todos ellos, decididos a que los SS fueran castigados por sus acciones.

«Vengadores»

Como si de los «Malditos bastardos» se tratasen, estos supervivientes idearon un curioso plan para matar a los seis millones de alemanes que vivían en las ciudades de Múnich, Núremberg, Hamburgo y Frankfurt. «Aunque pueda parecer un plan sin precedentes, nuestro acto como grupo no fue una mera venganza individual», afirmó el propio Kovner en la grabación).

En el mencionado testimonio, no obstante, Kovner corrobora que la revancha, y nada más que la revancha, fue lo que les movió a intentar perpetrar su plan: «Fue horrible […] intentar desquitarse con los alemanes en un acto no convencional de venganza y hacerles pagar por los seis millones de judíos».

1024px-שמחה_רותם_וחניכות_הנוער_העובד_והלומד
Simcha Rotem a la edad de 92 años.

No era el único que pensaba de esta forma. Junto a él se alinearon algunos judíos más como Simcha Rotem (más conocido como Kazik), uno de los seis miembros de los «Vengadoress» que todavía desafía al paso del tiempo. Este superviviente de los campos de concentración había decidido viajar a Tierra Santa tras la Segunda Guerra Mundial, pero durante el trayecto se topó por casualidad con el resto del grupo en Bucarest. Y allí fue, precisamente, donde todos decidieron formar los «Vengadores» para dar un escarmiento a los germanos.

Plan secreto

Después de aquella peculiar fundación, Kovner solicitó la ayuda de Chaim Weizmann, un bioquímico (posteriormente primer presidente de Israel) al que le pidió un veneno lo suficientemente potente como para matar a seis millones de personas.

«Según las cintas que encontré, Weizmann remitió a Kovner a otro químico, Ephraim Katzir, quien le ayudó presuntamente a fabricar la sustancia. Curiosamente, este nuevo galeno se convirtió a la postre en el cuarto presidente de Israel en 1973», explica el director del documental “Avi Merkado-Ettedgui”. ¿Venganza o justicia?

La suerte quiso que, en uno de sus múltiples viajes, la policía militar británica interceptara a Kovner antes de que se colara en el servicio de suministro de agua de las ciudades. Nuestro protagonista logró deshacerse del veneno antes de ser capturado, pero fue encarcelado durante cuatro meses. Su arresto lo pasó primero en la prisión de Toluene(Francia) y, posteriormente, en Alejandría (Egipto).

Al parecer, las autoridades no hallaron al judío por casualidad, sino que recibieron el chivatazo de alguien cercano a los «Vengadores». Un personaje cuya identidad se desconoce.

Muerte en Núremberg

Tras aquel traspiés, los «Vengadores» no detuvieron sus planes de revancha. Pocas semanas después se desplazaron hasta Núremberg y Dachau para acabar con miles de oficiales de las temibles SS internados en sendos campos de prisioneros. «Se infiltraron en las panaderías de las cárceles y envenenaron el pan con arsénico», añade el director del documental.

Tan solo la operación llevada a cabo en Núremberg tuvo éxito. Al menos, según informó la prensa. Y es que, en abril de 1946 la agencia «AP» desveló que miles de prisioneros de guerra germanos habían habían caído enfermos: «Pan envenenado abate a 1,900 cautivos alemanes en campo de prisioneros del ejército estadounidense cerca de Núremberg». El artículo añadió que estaban «gravemente enfermos», pero no dio más datos.

«Un total de 207 de ellos fueron hospitalizados. No está claro cuantos miembros de las SS murieron, pero un “Vengador”, Joseph Harmatz, afirma que entre 300 y 400», completa el experto.

A partir de entonces sus ataques disminuyeron. «Los miembros de los “Vengadores” no han querido hablar sobre sus acciones desde entonces por temor a ser calificados de terroristas. Personalmente espero que ese no sea el caso. En realidad, creo que no habrían cometido un asesinato en masa. Era más bien una mera ilusión. Pero quiero que los espectadores se pregunten qué habrían hecho ellos en su lugar. He tratado de ser imparcial y plantear la cuestión sin juzgarles», completa el cineasta en el «Telegraph».

Jamás se presentaron cargos contra los «Vengadores» quienes, con Kovner en prisión, decidieron que debían reconstruir sus vidas en Israel. «La mayoría de ellos se habían quedado solos en el mundo. Ahora, al menos, se tenían el uno al otro», destaca Avi. En pleno 2017 apenas quedan 6 de aquellos 50 que formaron el grupo. La mayoría, con más de 90 años a sus espaldas.

A pesar de la aventura cinematográfica de «Channel 4», lo cierto es que han sido varias las publicaciones que han explicado antes la historia de los «Vengadores». Una de ellas fue escrita por el mismo Joseph Harmatz en 1998. Y otro tanto pasó con el libro «Los Vengadores de Rich Cohen» (publicado en el año 2000).

http://www.abc.es/historia

Retirada la Cruz de los Caídos de Callosa del Segura

Momento en que la Cruz es retirada de su emplazamiento. MANUEL LORENZO
Momento en que la Cruz es retirada de su emplazamiento. (Foto: Manuel Lorenzo)

La Cruz de los Caídos de Callosa de Segura (Alicante) ha sido retirada en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica en plena madrugada y con un fuerte dispositivo de seguridad, que ha dado como resultado dos detenciones por resistencia.

La retirada de este monumento erigido en la década de 1940 estaba pendiente desde 2016 y se había intentado en tres ocasiones, pero sin éxito debido a la oposición de un sector de los habitantes, la mayor parte de avanzada edad, que llevaban más de 400 días turnándose para evitar que fuera trasladada.

Varias decenas de estos vecinos se concentraron anoche junto a la cruz, en la céntrica plaza de España y al lado de la iglesia arciprestal de San Martín para expresar su rechazo a la inminente retirada

Durante la madrugada, los agentes de la Guardia Civil y la Policía Local han desalojado la plaza, y en ese momento se han producido los arrestos de un hombre y una mujer por resistencia a abandonar el lugar y también por lanzar petardos a los agentes.

Posteriormente, se han vallado los accesos a la plaza y una treintena de personas ha permanecido toda la noche en una de las bocacalles siguiendo el operativo.

Sobre las 4 horas han comenzado los trabajos previos del desmontaje por parte de cinco operarios municipales y a las 6.15 se ha conseguido quitar la cruz del pedestal y subirla a un camión grúa.

Tras la retirada de la cruz han comenzado los trabajos para desmontar el pedestal, que es de mármol blanco, igual que la cruz.

cruz-oka-696x411
La Cruz en su emplazamiento original desde 1940.

En el momento en el que la cruz de los caídos se ha separado de la base, se han producido insultos entre una decena de vecinos favorables a la retirada, con gritos que incluían lemas a favor de la República, y otra decena de personas que querían la permanencia del monumento.

Varios agentes se han interpuesto entre estos dos grupos para que no llegaran a más los incidentes.

De esta manera, ha tenido éxito el cuarto intento en poco más de un año para retirar la cruz de este ayuntamiento, dirigido por el PSPV-PSOE, Izquierda Unida y Somos Callosa.

Los vecinos que se han opuesto habían constituido la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Cruz y han tenido permiso para concentrarse junto a esta polémica figura de mármol blanco hasta ayer, domingo.

La Dirección General de Cultura y Patrimonio de la Generalitat Valenciana apoya la decisión del gobierno local de retirar la cruz de su emplazamiento actual y buscar otro distinto, que a su vez se respalda en una decisión del pleno municipal de principios de 2016.

Bajo el lema de ‘José Antonio Primo de Rivera presente’, este monumento fue levantado en la década de 1940, tras la Guerra Civil Española, para homenajear a los callosinos que murieron durante este conflicto y que estaban al lado del bando ganador.

En septiembre de 2016 fue retirada tanto la mención a Primo de Rivera como las placas de la Falange, y a partir de ese momento únicamente permanecieron los nombres de los vecinos fallecidos, un listado que, para el PP (en la oposición) y los que se oponen, “no supone exaltación del franquismo a los efectos señalados por la Ley de Memoria Histórica”.

VERGÜENZA!!

Más censura: “La apología franquista”.

descarga
Francisco Franco Bahamonde, Caudillo de España.

El grupo parlamentario del PSOE ha presentado una reforma de la Ley de Memoria Histórica que pretende establecer una versión única de la historia a la vez que el castigo judicial de cuanto español pretenda disentir de esa versión. Es una imposición que proviene de la izquierda más revanchista, pero que contará con el apoyo de Ciudadanos, que ya ha anunciado que apoya el nuevo texto, y la abstención del PP, que nuevamente se sumerge en su abstención cómplice.

El articulado del nuevo proyecto legal sobre la memoria histórica tipifica como delito el enaltecimiento de la labor política del franquismo, así como la oposición a los dictados de la nueva ley que se pretende aprobar. Así, se considerará “apología franquista” destacar por ejemplo los logros del régimen anterior en cualquier campo. Sostener que, con la creación de la Seguridad Social por parte de Franco, España experimentó un notable progreso social, o defender que las universidades populares respondieron al interés del régimen franquista de propiciar la integración universitaria de los hijos de los trabajadores, podrían convertirse en sendos pronunciamientos delictivos. Respecto a cuál sería la tipificación por identificar el desarrollo de la industria turística española con los ministros de Turismo nombrados por Franco, se espera que Rivera nos lo aclare pronto.

La ley socialista apoyada por Ciudadanos pretende exhumar a Franco del Valle de los Caídos y apropiarse de este monumento, construido en honor a todas las víctimas del conflicto.

Para ello propone ‘reconvertirlo’ en un “centro nacional de Memoria, impulsor de la cultura de la reconciliación, la memoria colectiva democrática y la dignificación y reconocimiento de las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura”.

Si se aprueba la reforma, el 31 de octubre pasaría a ser reconocido como día de recuerdo y homenaje a las víctimas en recuerdo del 31 de octubre de 1978, fecha en el que fue aprobada en en el Congreso y en el Senado la Constitución del 78.

Además, se pondrán placas en aquellos lugares que se hayan cometido crímenes de guerra, según los expertos escogidos por PP, PSOE, C´s, Unidos Podemos, etc. Asimismo se endurecerán las sanciones a quienes no retiren los símbolos franquistas como se indica en la actual ley.

Se incluiría en el currículo de todas las edades la memoria democrática y se promocionaría la investigación sobre la represión franquista

También se obliga al Ministerio de Educación a incluir en los programas educativos “la enseñanza de la historia democrática española y la lucha por los valores y libertades democráticas”, así como a la formación de profesores con los nuevos datos obtenidos de la investigación sobre la memoria democrática, la inclusión en el currículo de todas las edades (de Primaria a la Universidad) de la memoria democrática y la promoción de investigaciones sobre la “represión franquista”.

Por otra parte, la ley insta a los medios de comunicación públicos, a promocionar “el conocimiento de la memoria democrática española mediante programas específicos de divulgación y mediante la cobertura informativa de actividades relacionadas con la materia” y dando difusión al relato de las víctimas. Asimismo, se elaborará un manual de estilo para el adecuado tratamiento de la información en materia de memoria histórica.

En lo que respecta a las medidas represivas contempladas por la nueva ley socialista que apoyan los de Rivera, se impondrán multas de 2.000 a 10.000 euros de multa para quienes se nieguen a cumplir una resolución sobre la retirada de un símbolo por considerarse franquista. Ha habido muchos casos de este tipo al querer retirar cruces por considerarse franquistas.

De 200 a 2.000 euros de multa para los que exhiban públicamente elementos contrarios a la Memoria Histórica.

De uno a cuatro años de prisión para los que públicamente “fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contras las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo por su condición”.

También para quienes distribuyan o vendan escritos con la misma condición del apartado anterior.

Se contemplan asimismo penas de seis meses a dos años cárcel para quienes enaltezcan o justifiquen el franquismo y se destruirán los libros que se atrevan a cuestionar los dogmas ideológicos de la Memoria Histórica

En todos los casos, se impondrá además la pena de inhabilitación especial para profesión u oficio educativo por un tiempo superior entre tres y diez años de la pena por privación de libertad que se le imponga por el delito relacionado con faltar a la Memoria Histórica.

Se aprueba la destrucción, borrado o inutilización de los libros, archivos, etc. que den soporte a los delitos de los apartados anteriores.

Para los funcionarios públicos que por sí mismo o como miembro de un organismo colegiado voten en contra de medidas que supongan la aplicación de la memoria democrática, resultando en el bloqueo e incumplimiento de las mismas, será castigado con entre un año y medio a cuatro años de prisión e inhabilitación especial de empleo o cargo.

https://laverdadofende.blog

Méndez de Vigo dará formación a profesores en antisemitismo.

Íñigo Méndez de Vigo, el pasado viernes en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. Ángel DíazEFE
Íñigo Méndez de Vigo, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. (Ángel Díaz EFE)

Firma tres convenios con la comunidad judia para “trasladar al pupitre los valores europeos” del respeto a la diferencia y la tolerancia

El profesor de Historia Julio Albalad enseña el Holocausto a sus alumnos de 15 y 16 años. Lee con ellos el cómic Maus, les pone el documental de Resnais Noche y niebla y les muestra testimonios de los supervivientes de los campos de exterminio. “Yo veía que los estudiantes más mayores tenían muchos estereotipos, como yo de joven. Pero luego, cuando empecé a leer, descubrí que las cosas no eran como la visión preconcebida que tenía. Y de eso se trata. Buscamos ejemplos de antisemitismo actual, porque es algo nuestro también, que nos compete como ciudadanos democráticos”.

Albalad, que da clases en el instituto Clara Campoamor de Yunquera de Henares(Guadalajara), no ha recibido ninguna formación reglada en esta materia. Sus clases las prepara a partir de su interés personal y de las herramientas que se descarga de la web de la Shoah Foundation. La Lomce recoge por primera vez la obligación de que los alumnos de 4º de la ESO y 1º de Bachillerato estudien el Holocausto como hecho histórico en el currículo, pero los profesores se encuentran a veces un poco perdidos con los recursos didácticos. Por eso elMinisterio de Educación ha decidido reforzar su formación.

Marcial Marín, número dos de Íñigo Méndez de Vigo, anunció ayer la firma de tres convenios con la comunidad judía que van en esa línea que persigue el ministro de “trasladar al pupitre los valores europeos” del respeto a la diferencia y la tolerancia.

Por el primer convenio, que suscribirán con la Federación de Comunidades Judías de España, impartirán formación gratuita a los docentes que así lo soliciten en relación a la Historia del pueblo judío, la lnquisición, la Diáspora, la Constitución de 1978, la Segunda Guerra Mundial, la Shoá o el Conflicto de Oriente.

Fuentes del Ministerio explican que hasta ahora han organizado algunos congresos y jornadas, pero “la formación ya no será puntual, sino continua”, y se van a editar también materiales didácticos.

El segundo convenio, que se firmará con la Fundación Yad Vashem de Jerusalén, va a suponer la acreditación oficial para los docentes que reciban formación en este prestigioso organismo, por el que han pasado ya 500 profesores españoles, así como consejeros y altos cargos educativos autonómicos. El tercer convenio, con laFundación Ana Frank, recoge varios proyectos educativos que pueden ser usados como recursos pedagógicos en los colegios, desde Primaria a Bachillerato.

“Los profesores están para potenciar la paz”, recalcó Marín ayer, citando elTalmud, durante la inauguración del Seminario de Antisemitismo en España. Educar en Valores. Los participantes en el encuentro coincidieron en que estas iniciativas enseñarán a los alumnos españoles a “ser mejores ciudadanos” y a “respetar al prójimo”, en palabras de Isaac Querub, presidente de la Federación de Comunidades Judías de España.

“La formación del profesorado para explicar el Holocausto como hecho histórico, y del antisemitismo, que está en el origen del exterminio de los judíos europeos, es fundamental para abordar la cuestión evitando la sentimentalización”, expresó el periodista de EL MUNDO Fernando Palmero, autor de los libros Para entender el Holocausto y Guía didáctica de la Shoá.