Pedro Varela descriminado por Airbnb.

airbnb-para-articulo-pedro

A raíz del ataque a la casa de Sr. Pedro Varela por parte de los Mossos de Escuadra y la policial judicial a la busca de posibles libros prohibidos, la empresa AIRBNB anuló unilateralmente el contrato con el Sr. Varela, sin tener en cuenta en ningún momento las circunstancias y causas que dieron lugar dicho ataque.

A pesar de las explicaciones dadas por el Sr. Varela a AIRBNB y dando el silencio por respuesta, publicamos la carta dirigida al “expulsado” y al resto de clientes de esa empresa, para que nuestros lectores juzguen el grado de cínismo de la misma, y la respuesta por parte del Sr. Pedro Varela.

“Dime de que presumes y te diré de lo que careces”

bnb

CARTA DE CONTESTACIÓN A LA MISMA POR PARTE DE PEDRO VARELA.

Buenas tardes Allbelong,

Es una buena idea esta iniciativa contra la discriminación, suponiendo que en algún caso alguien os haya informado de que se produce dicha discriminación, lo que me extrañaría, al tratarse de una comunidad internacional que busca la efectividad y la amabilidad que a todos interesa.

Yo he tenido en casa gente de razas diversas, religiones diversas, nacionalidades diversas, opciones políticas diferentes, opciones sexuales curiosas, y ninguno de ellos me ha dado problemas, lo mismo que yo he sido amable con todos ellos, atendiendo sus deseos siempre que he podido.

Lo único que me ha determinado a valorarlos es si han sido limpios o sucios, ordenados o desordenados y buena o mala gente. Afortunadamente sólo he encontrado buena gente.

Dicho todo esto, lo que se ha producido en mi caso es una clara discriminación en mi contra por vuestra parte, por evidentes motivaciones mediaticas, pues sin más explicaciones habéis eliminado mi anuncio y habéis hecho caso omiso a mis reclamaciones.

Por cierto que aún no he cobrado los últimos inquilinos que AIRBN me envió este verano, puesto que como habéis dado de baja mi anuncio, me resulta imposible cambiar mi entidad bancaria para poder cobrar (la anterior ya no funciona). De modo que estais en deuda conmigo, que quede claro.

Así que lo de fomentar la no discriminación o es para todos o para nadie. Lo contrario se llama hipocresía.

Saludos

Pedro Varela

Librería Europa, un símbolo; Pedro Varela, un referente.

1dsc_02281015
Pedro Varela

A inicios de la década de los 2000 este chicuelo caminaba por el centro de Bogotá, lugar en el que siempre pareciera que algo mágico está a punto de pasar pero en el que la caprichosa realidad se impone sin resistencia. Estaba buscando la Editorial Solar, extraño negocio ubicado a unas calles del principal centro de la masonería en Colombia; un recinto rodeado por una sociedad que nunca se entera de su propio drama, pero en cuyo interior se escuchaban acertados análisis geopolíticos. De entre los aromas de esoterismo andino y revisionismo histórico siempre emergían comentarios acerca de una librería con nombre de viejo continente.

En la lejana Barcelona, algún loco llamado como un apóstol con oficio de Papa, había leído tantos libros que un día, en medio de su delirio, decidió contener el avance de la realidad con una muralla de papel; respondiendo al fuego de la maquinaria globalista con letras destinadas a la censura. La lealtad a su sangre le impedía suscribirse a tratados de rendición, pues esa no es costumbre española y capitaneando una empresa que sólo se financiaba de su propia fe logró mantener una quimera por décadas.

Ese caballero andante, que deambula por caminos de tinta y bits, no es más que un viejo que contamina a las juventudes con fantasías seniles. Va por ahí hablando, y peor aún, enseñando con su ejemplo, de ridiculeces como el honor, lealtad, austeridad, marcialidad, el triunfo de la voluntad y otras cosas sin valor alguno. Porque gracias a dios nosotros conocemos el dinero y si se habla de un artículo que éste no puede comprar seguramente no existe.

¿Por qué alguien renunciaría a amasar una fortuna que le permita satisfacer a los sentidos? ¿En qué momento alguien se aleja del goce sensual para escuchar al rojo que surca por sus venas y por extensión a la divinidad que este representa? Un simple librero sin recursos económicos o linajes políticos se ha vuelto tan problemático para las fuerzas de un sistema que gobierna todo un planeta, que le han tenido que agredir, enjuiciar y encarcelar en múltiples ocasiones. ¿Quién es ese sujeto tan peligroso? ¿Eres tú Pedro?

Con la fuerza de las leyes, más no de la justicia, el señor del mundo ha logrado capturar el bastión que ese quijote contemporáneo defendiera por un cuarto de siglo. Hace tan sólo unos días, alrededor de un centenar de agitadores a sueldo de la finanza internacional representada por Soros, gritaban con odio “Refugiados sí, españoles no”. Esas palabras se dirigían a Manuel Canduela y algunos miembros de Democracia Nacional, quienes protestaban, muy cerca de la ya caída librería, por los atropellos cometidos contra el editor y algunos políticos.

Muy probablemente esos extremistas endofobicos no se imaginan que para muchos hispanos, desde Estados Unidos hasta Chile, incluido el que esto escribe, ese librero, al que le dio por llamarse Pedro Varela, es un referente inequívoco de lo que la Hispanidad y Occidente representan. Es una fantasía de carne y hueso que demuestra que un sólo hombre, que haya hecho de su honor la lealtad, es capaz es de transformar al mundo. Ese pequeño establecimiento, castillo casi inexpugnable de autores malditos, se convirtió en una luz tan potente que nos deslumbró al otro del atlántico.

Para nosotros, muchos de los cuales nacimos el mismo año que la denominada Librería Europa, Pedro Varela es un ejemplo de ese estado de consciencia al que se llega cuando se mezclan porciones equivalentes de heroísmo y locura, eso a lo que llaman amor. Porque como toda encarnación del arquetipo de la hispanidad sólo puede decir que el amor no engendra cobardes y al nacer en este planeta prisión, no ha hecho más que arrebatarle plazas a la desesperanza para convertirlas en fortalezas de las que pueda emerger un mejor mañana.

Oponiendo libros a finanzas nos ha demostrado que los Rothchilds, Rockefellers, Soros y demás ralea usurera, son en realidad patéticos acobardados que aman el oro porque al cubrirse con este pueden fingir una nobleza que no tienen. Se aferran con desespero a ese metal porque ellos mismos son incapaces de transmutar su ser en algo más grande. Don Pedro, guiado por la memoria de la sangre e impulsado por la voluntad ha sobrepasado los límites de su materia. Ahora, cuando la Librería Europa ha desaparecido, y aún si su biología fuera asesinada, él no ha sido derrotado. Ya se convirtió en un símbolo para miles de nosotros y nos aseguraremos de que la siguiente generación retome el testigo de nuestra luz como pueblo. Aún si eso implica que el último reducto de los hispanos en las Américas tenga que reconquistar una península ibérica en la que ya no existan españoles.

Sé que muchos de los que de esta parte del mundo llegan a España lo único que quieren es dinero, en este caso en particular no soy la excepción. Quisiera pedirles a todos los que esto lean que, por favor, no comenten el artículo, no le den “me gusta” o asientan en el silencio en su casa. Pedro Varela ha dado mucho por la superviviencia de Occidente y en este momento podemos, con pequeñas acciones, ayudarle a continuar. En la red es fácil encontrar las cuentas bancarias a las que podemos enviarle un auxilio a don Pedro en este momento de apremiante necesidad.

Por favor, ahórrense lo de una noche de tapas en el bar, pospongan por unos meses ese nuevo celular o desvíen una parte del dinero que quieren donarle a los pobres indígenas de Colombia y dénselo a este hombre, con el mismo amor con el que él ha entregado su vida por Occidente.

En lo que a mí respecta, no me importa lo que diga la Colau, la calle Séneca va a ser lo primero que visite cuando vaya a Barcelona, porque es ahí donde culmina ese puente de literatura que se conecta con las cumbres andinas de una infancia bogotana.

Muchas gracias don Pedro, siga siendo luz.

Carlos Arturo Calderón Muñoz.

*Desde San Bonifacio de Ibagué (Colombia)

La Semana de los Libros Prohibidos

La Semana de los Libros Prhibidos es una iniciativa nacional organizada por bibliotecarios con el fin de difundir el esfuerzo de algunas organizaciones por retirar ciertas obras de los estantes.

Es difícil pensar que un libro sobre seres tan inofensivos como los pingüinos pueda ser objeto de encendidos debates. Sin embargo, eso fue lo que ocurrió con “Tres con tango” en Estados Unidos. El libro, escrito por Justin Richardsony Peter Parnell, relata la historia de dos pingüinos macho que crían un pichón huérfano.  La historia, basada en un caso real ocurrido en el zoológico de Central Park de Nueva York, plantea la delicada cuestión de qué es lo que constituye a una familia. “Tres con tango” se ubicó entre los 10 libros más censurados en Estados Unidos desde su primera publicación en 2005.

La proscripción de libros no es nueva en Estados Unidos. La Ley Comstock de 1873 fue la primera norma nacional que prohibió la distribución de obras “obscenas y/o lascivas”. A principios de los años 80 del pasado siglo hubo un aumento repentino de la cantidad de libros censurados en bibliotecas, escuelas y librerías, que alarmó a los bibliotecarios.

La Asociación de Bibliotecarios Estadounidenses (ALA, por sus siglas en inglés) comenzó a registrar las obras censuradas, según denuncias de la ciudadanía, y a publicar una lista anual de ellas. “Tres con tango” figura en el documento junto con otras obras para jóvenes como la serie “Crepúsculo”. Clásicos como “El color púrpura”, de Alice Walker, “Matar un ruiseñor”, deHarper Lee, y el libro de Jerome David Salinger que en español se publicó con dos títulos “El cazador oculto” y “El guardián entre el centeno”. “Mucha gente asume que es libre de leer” lo que quiera, señaló Angela Maycock, ayudante de dirección de la Oficina de Libertad Intelectual de ALA, que facilita el acceso de todos al material de biblioteca.

La obra premiada de Sherman Alexie “The Absolutely True Diary of a Part-Time Indian” (El diario absolutamente verdadero de un indio a tiempo parcial), de 2007, fue prohibida este mes por la escuela del distrito de Stockton, en el central estado de Missouri. El libro, que relata la historia de un adolescente indio que decidió ir a una escuela secundaria para blancos, formaba parte del programa de la escuela secundaria de Stockton. Pero algunos padres se quejaron de que violaba los valores de la comunidad por su lenguaje crudo y sus descripciones de carácter sexual. La prohibición de abril fue reconsiderada, pero, hace unas semanas se decidió retirar el libro de la biblioteca del distrito. La supresión fue “básicamente inconstitucional”, sostuvo Bertin, cuya organización defendió la distribución de la obra de Alexie.

Varios fallos judiciales, incluido uno de la Corte Suprema de 1982, dictaminó que no se pueden retirar libros de las bibliotecas por discrepancias con las ideas que expone. “Si hay una persona que pueda beneficiarse del libro es un delito retirarlo”, remarcó Maycock.

La censura de libros puede llegar a violar la libertad de expresión consagrada por la Constitución, alertó Larry Siems, director del programa libertad para escribir del Centro Estadounidense PEN.  Entre las decenas de actividades realizadas en todo el país en el marco de la Semana de Libros Prohibidos, que comenzó el sábado habrá foros de discusión y se publicará la lista de obras censuradas. Los 18 millones de miembros de la comunidad virtual “Second Life” también han podido participar en las distintas actividades realizadas en la “Isla ALA”.

También hay un espacio para que los participantes expongan su conocimiento sobre libros censurados. La gente también puede enviar vídeos caseros realizados bajo el lema “piensa por ti mismo y deja que otros hagan lo mismo”.

http://periodismohumano.com

A la caza de Geert Wilders por incitar al odio.

geert-wilders
Geert Wilders

El político holandés Geert Wilders, que juega un papel importante, aunque controvertido, en el nuevo Gobierno de Países Bajos, se sienta este lunes en el banquillo “por incitar al odio contra los musulmanes”.

“La libertad de expresión de al menos 1,5 millones de personas está siendo juzgada conmigo”,

escribió Wilders en Twitter, refiriéndose al número de votantes que consiguió su Partido de la Libertad en las elecciones del pasado 9 de junio. El político añadió que el lunes será un “día terrible”. Si finalmente es condenado, se enfrenta a un máximo de un año de prisión o a una multa.

El juicio comienza en un momento delicado para Wilders, cuyo partido puede obtener un poderoso papel en la marcha del país al proporcionar su apoyo al Gobierno en minoría de liberales (VVD) y de democristianos (CDA).

Los democristianos votaron a favor el sábado de formar parte de un gobierno en minoría con el apoyo del Partido de la Libertad, pero siguen divididos ante la posibilidad de apoyar a Wilders, cuestión sobre la que se pronunciarán el martes.

Después de las elecciones de junio, los liberales y los democristianos consiguieron conjuntamente 52 escaños en el Parlamento de un total de 150. Con el apoyo de Wilders, los tres partidos consiguen llegar a la mayoría de 76 escaños.

El líder del Partido de la Libertad, que ha recibido amenazas de muerte debido a sus ideas políticas, realizó la película Fitna en 2008 donde acusaba al Corán de incitar a la violencia, y mezclaba imágenes de ataques terroristas con citas del libro sagrado del Islamismo.

“Nunca ha pasado antes que un miembro del parlamento y un líder político tenga que responder ante un tribunal por comentarios que incitan al odio”,

comentó el abogado Gerard Spong a laradio holandesa BNR. El juicio se llevará a cabo durante octubre, esperándose la decisión para principios de noviembre.

Señores, la caza de brujas continúa.