UN LIBRO ABIERTO...

Anuncios

De motero a motero. (Carta a Víctor Lainez)

Viaje Harley 1

Víctor, he sentido con gran dolor tu desaparición. Soy de Terrassa y motero como tú lo eras. Conseguí mi primera y única Harley (que aún conservo) a los cuarenta tacos cuando tú tenías treinta, durante los primeros tiempos fuí a concentraciones y viví el ambiente motero cono si fuera un chaval de dieciocho años, he disfrutado sobre mi “hierro” (solo y con improvisados compañeros de viaje) hermosos atardeceres, lluvia, calor y frío. Nunca he visto a un motero dejar a otro tirado en la carretera y tampoco navajeros ni mala gente entre nosotros. La violencia no va unida con la moto, por mucho que en las películas las hayan vinculado desde que Marlon Brando protagonizó “Salvaje”.

Muy pocas veces pongo las manos en el fuego por alguien (aún conociéndole) pero esta vez sin dudarlo un momento las puse cuando supe que te habían matado por odio. Un ser despreciable ha acabado con tu vida de la forma más rastrera y cobarde que se puede concebir. En este blog, que yo administro, le califiqué de asesino directamente, sin presunción de nada, sabía, sin saberlo, que tú, solo por tu condición de motero, no habías dado motivos a nadie para hacerte lo que te han hecho.

He visto a tus compañeros abrazarse y llorar por tí y quiero compartir su dolor y el de tu familia con esta carta abierta de alguien que seguramente ha “cabalgado” a tu lado sin recordarlo.

Tu Harley no se ha quedado sin jinete, alguien cuidará de ella y hará rugir de nuevo su motor, cuya sonido te acompañará eternamente.

Acacio Luis Friera

 

Sijena y la priora María Inés.

Un vecino de Sijena con el restaurador de MNAC J.Pradel en el Monasterio
Un vecino de Sijena con el restaurador de MNAC J.Pradel en el Monasterio.

En la década de los setenta las monjas del Monasterio de Sijena se marchan al de Valldoreix, cerca de Barcelona. Su edificio necesita unas reformas y las hermanas deciden trasladarse temporalmente y depositar en el Museo Diocesano de Lleida parte de los objetos artísticos que cuidaban bajo sus paredes; el resto ya los había llevado su priora, doña Consuelo, unos años antes al MNAC (Museo Nacional de Arte de Cataluña) con el acuerdo de que este las devolvería en cuanto ellas los reclamasen.

Era algo temporal, una manera de mantener aquellos bienes a salvo mientras su monasterio era reformado y con la intención de que estos volviesen en cuanto sus paredes tuviesen capacidad de cobijarlos. Tal y como quedó reflejado en el documento que firmaron ambas instituciones, “ante una orden verbal los objetos se devolverían al citado cenobio aragonés”.

Pero al poco de instalarse junto a las monjas de Valldoreix, que pertenecían a su misma congregación, estos depósitos (Lleida y MNAC) son analizados por María Inés, priora del Monasterio de San Juan de Jerusalén de Valldoreix, que envía una carta al presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, sobre la importancia de los bienes de Sijena “pero en la que no alude a su origen histórico o catalogación”, tal y como asegura el auto de la juez de instrucción de Huesca del 15 de abril de 2015.

Monumento Nacional y firma desde Valldoreix

Recurren a su catalogación porque los bienes de Sijena pertenecían al Estado desde 1923, cuando el monasterio donde se encontraban fue catalogado como Monumento Nacional, por lo que se necesitaba la autorización del Estado para cualquier compraventa de los mismos.

Sería en 1983 cuando, según aparece detallado en este auto judicial, se realiza un contrato privado de compraventa por parte de la secretaria general de cultura de la Generalitat y de la priora de Valldoreix, no la de Sijena, de la misma manera que en 1992 con el segundo lote y en 1993-1994 con el tercero; los tres con la firma de la priora doña Inés. “El obispo de Lleida a petición de la priora de Valldoreix interviene para que vendieran los bienes artísticos que estaban en depósito en Lérida”, pidiendo permiso eclesiástico a la congregación correspondiente, sin tener en cuenta que estos no pertenecían a la misma.

No fue la priora de Sijena quien interesó dichas enajenaciones, pues quien las interesó y firmó fue la priora de Valldoreix sin jurisdicción sobre el Monasterio de Sijena, añade este auto. Además, aseguran en este documento que una de las razones que llevan a doña Inés a vender estos bienes es “la penuria económica y necesidad de realizar obras en el Monasterio de Valldoreix”.

Por esto, porque doña Inés no tenía jurisprudencia sobre el Monasterio de Sijena, tan sólo sobre el catalán, y porque estos bienes pertenecían al Estado en el momento de su venta, la juez declaró nulo en 2015 este contrato y obligó a Cataluña a devolver el tesoro de Sijena a Aragón.

Disputas políticas

El pasado lunes 11 de diciembre los últimos bienes de Sijena fueron devueltos por el Museo Diocesano de Lleida a Aragón, a falta de La Inmaculada, una pieza del siglo XVIII que la institución había extraviado y de la que desconoce su localización. Desde hace varios meses, este caso se ha convertido en una causa asumida por lo independentistas, siendo Arran, juventudes de la CUP, unos de los más involucrados a través de manifestaciones.

También en una disputa entre los líderes políticos de Cataluña, ya que el traslado ha sido posible gracias a la aplicación del artículo 155 que le daba las competencias culturales de la Generalitat a Íñigo Méndez de Vigo. Los independentistas están en contra de la devolución de estos bienes, mientras que los constitucionalistas se han posicionado a favor.

Fuente: https://www.elindependiente.com

NOTA DE ESTE BLOG: 

LAS MONJAS LO VENDIERON POR 10 MILLONES DE PESETAS.
LAS PINTURAS DE LA SALA CAPITULAR FUERON ARRANCADAS EN 1936 POR LAS FAI Y LA CNT Y LLEVADAS A BARCELONA. NO SE PAGÓ NADA POR ELLAS, FUE UN SAQUEO REPUBLICANO QUE CULMINÓ CON EL INCENDIO PARCIAL DEL MONASTERIO Y EL FUSILAMIENTO DE LOS RELIGIOSOS DE LA ZONA.
TODAVÍA HAY 109 PIEZAS DE LA FRANJA DE HUESCA EN EL MUSEO DE LÉRIDA, INCUMPLIENDO LAS SENTENCIAS CANÓNICAS DE DEVOLUCIÓN A HUESCA.
Respecto al resto, nos imaginamos que la Generalitat bien conocería la Ley de Patrimonio del Estado y la imposibilidad de comprarlas.

El asesino de Víctor Lainez.

25140947778_c8e4421544_b
Rodrigo Lanza

El asesino ya estuvo 9 años en prisión por dejar tetrapléjico a un policía.

El Periódico de Aragón acaba de informar de la identidad del ultraizquierdista detenido en relación con este crimen, del cual publica su foto (sobre estas líneas). Se llama Rodrigo Lanza, es de origen chileno pero tiene nacionalidad española y estuvo nueve años de prisión por dejar tetrapléjico a un guarda urbano en Barcelona.

Según una noticia aparecida en El Periódico de Cataluña en enero de 2015, Lanza hirió al policía de una pedrada en 2006. “Hizo ostentación de este incidente, comunicando a los agentes que él era el autor”, señaló la Guardia Urbana barcelonesa en un informe. En enero de 2013 el diario ultraizquierdista Público entrevistó a ese delincuente, que dijo haber pasado cinco años en prisión “por ser sudaca”. El diario Público se mostró condescendiente con el entrevistado, poniéndose de su parte con preguntas como “¿Crees que en España hay justicia?”. En el momento de escribir estas líneas, el diario Público aún no ha dado noticia del asesinato de Víctor Lainez ni de la detención de Rodrigo Lanza.

Ellos matan, nosotros hablamos y escribimos.

llamas ultimo
Cartel anunciador de la conferencia de Pedro Varela en Zaragoza “EL ETNOCIDIO EUROPEO” (Versión “antifascista”)

Plataforma antifascista de Zaragoza: Denuncian la celebración de una charla racista en Zaragoza con Pedro Varela, librero nazi y condenado por apología del genocidio.

http://arainfo.org/denuncian-la-celebracion-de-una-charla-racista-en-zaragoza-con-pedro-varela-librero-nazi-y-condenado-por-apologia-del-genocidio/

Fallece Víctor Lainez, el hombre que fue atacado por llevar unos tirantes con la bandera de España.

Víctor Lainez, de cincuenta y cinco años, ha fallecido a causa una brutal paliza que sufrió por parte de una piara marxista en Zaragoza, la semana pasada. ¿La causa, la ofensa inconcebible…? ¡Llevaba unos tirantes con los colores de la Bandera Nacional! Lainez era un conocido motorista de Zaragoza, que había llevado los colores del Motoclub Templarios, de la capital aragonesa.
13921143_10153767241557966_2209463003235385822_n
Lainez (a la derecha de la imagen) era un conocido motorista de Zaragoza, que había llevado los colores del Motoclub Templarios, de la capital aragonesa.

¿Habéis leído o escuchado algo al respecto? No, ¿verdad?

La consigna acordada por el Sistema ha sido la del silencio total en los medios, para que la única violencia noticiable sea la supuestamente ejercida por grupos de carácter nacional, defendiendo, por ejemplo, la españolidad de Valencia o la incalificable agresión de cantarle al orco de Mónica Oltra, canciones de Manolo Escobar, a la puerta de su casa. Aquí no se ha oído a esa letrina deformativa de la Sexta o cualquiera otra de las bacenillas filiales de “información” pública comentar, al menos, la agresión.

Así fue la agresión contra Víctor Lainez

La agresión parece ser que tuvo lugar el pasado 8 de diciembre. Hasta el día 12 la noticia no apareció ni un solo medio de comunición. A fecha de hoy la noticia aparece, hasta donde sabemos,  única y exclusivamente en el Heraldo.

Los hechos sucedieron como sigue. Víctor Lainez se encontraba en un bar donde fue increpado por dos antifascistas a causa de llevar unos tirantes con la bandera de España. Lainez abandona el bar y cuando camina alejándose del lugar es agredido por la espalda con un objeto contundente. Luego siguieron patadas en el suelo. Trasladado al hospital ingresó ya muy grave.

Fuente: https://elmurodelpuebloespanol.com

El sueño sionista hecho realidad.

TRUMP JERUSALEN

Jerusalén es una ciudad con un estatuto especial. Desde los años cuarenta, precisamente fue Colombia quien propuso “la internacionalización de Jerusalén” otorgando neutralidad permanente a esta ciudad y a otros lugares, por medio de una legislación que designó a Jerusalén y Belén como ‘Corpus Separatum’, dependiente en forma principal del Consejo de Seguridad de la ONU.

 Desde entonces, parte del sueño sionista ha sido la anexión total de Jerusalén y su nombramiento como capital de Israel. Desde la ocupación militar de Cisjordania y Jerusalén (1967) esa tendencia se ha fortalecido, pero a pesar de ello, ningún país, ni siquiera Estados Unidos (hasta ahora), ha instalado su embajada en esa ciudad.

El Consejo de Seguridad recordó en 1971, que “el principio de la adquisición de territorio por conquista militar es inadmisible” y condenó la expansión israelí, diciendo que: “Todas las medidas de carácter legislativo y administrativo que haya tomado Israel con el fin de alterar el estatuto de la ciudad de Jerusalén, incluso la expropiación de tierras y bienes, el traslado de habitantes y la legislación destinada a incorporar el sector ocupado, son totalmente nulas y no pueden modificar ese estatuto”.

Psoteriormente, Israel aprobó una Ley Básica (en julio de 1980) por medio de la cual declaró que Jerusalén “en su integridad y unificada” sería su capital. Pero el Consejo de Seguridad rechazó esta norma por considerar que violaba el derecho internacional y precisó nuevamente que “todas las medidas y los actos legislativos y administrativos adoptados por Israel, la Potencia ocupante, que han alterado o pretenden alterar el carácter y el estatuto de la Ciudad Santa de Jerusalén, son nulos y carentes de valor”. En consonancia, el Consejo pidió, al mes de la declaración israelí: “No reconocer la ‘ley básica’ y las demás medidas de Israel que, como resultado de esta ley, tengan por objeto alterar el carácter y el estatuto de Jerusalén”.

Esas resoluciones relacionadas con Jerusalén fueron tenidas en cuenta por la Corte Internacional de Justicia en 2004, cuando, al examinar el estatuto jurídico de la ciudad y su relación con el muro, concluyó que “todos esos territorios, incluida Jerusalén oriental, siguen siendo territorios ocupados e Israel sigue teniendo la condición de Potencia ocupante”.

Ahora, la llegada de Trump a la Presidencia de Estados Unidos ha significado un cambio en la política mundial, particularmente para Oriente Medio en la medida en que Washington vuelve a seguir la política de Tel Aviv centrada en enemistarse con Irán, priorizar la salida militar sobre la diplomática en el caso de Siria y, en términos generales, reforzar la angosta visión de la llamada “guerra contra el terror”.

Trump apoyó la expansión de Israel mediante la creación de más asentamientos; prometió el traslado de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén; no hizo mención alguna al tema de refugiados y se ha inclinado en contra de mantener la propuesta árabe de “dos Estados”, que hizo carrera en el mundo diplomático.

Así que en rigor, no se puede decir que haya un cambio sustancial de la política de Estados Unidos en relación con el conflicto palestino-israelí, sino un paso más en la misma dirección. La renuncia a la propuesta de “dos Estados” es lo más llamativo de Trump, teniendo en cuenta la legitimidad internacional de dicha propuesta, por lo que el giro adoptado por el presidente nortemericano ha sido rechazado tanto por la Autoridad Palestina, así como por la ONU.

Trump además presionó para que los palestinos acepten a Israel como “Estado judío” y fue más allá, amenazando a la OLP con su expulsión de suelo estadounidense: “si el gobierno Palestino busca demandar a Israel (o a cualquier ciudadano israelí vinculado con crímenes de guerra) en las cortes internacionales”.

El nombramiento de David Friedman como embajador de Estados Unidos ante Tel Aviv ratificó las promesas de Trump. Friedman es partidario de la relocalización de la embajada estadounidense y apoya los asentamientos. A tal punto que ha hecho donaciones para expandir Israel en los últimos 20 años.

Pero la solución de un único Estado tampoco ofrecería tranquilidad a Israel, quien tendría, por lo menos, dos opciones contrarias a su deseo de anexión territorial: a) dar, en el nuevo Estado, igualdad de derechos a los palestinos, con lo cual su peso demográfico y político obligaría a Israel a reconocer derechos que no quiere otorgar, además de poner en peligro su vocación de “Estado judío”; y b) establecer un Estado con dos regímenes de “ciudadanía”, repitiendo el modelo de Apartheid que tuvo Sudáfrica y del cual ya Israel ha implementado mucho. En ambos casos, se pone en evidencia que el derecho internacional es, para Israel, una amenaza.

 

*PhD, profesor Universidad Nacional de Colombia
@DeCurreaLugo