Humor Dieudonné : “Asociación De Racistas Anónimos “

NOTA DE ESTE BLOG

La publicación de este sainete del humorista francés Dieudonné, no responde a una burla a la raza negra, sino la imitación, en clave de humor blanco, de una imaginaria señora tradicional francesa.

Entrega del Premio de “La Tribuna de España” a Pedro Varela (en ausencia).

ESTE ARTÍCULO HA SIDO RETIRADO ANTE LA PUBLICACIÓN POR PARTE DE “LA TRIBUNA DE ESPAÑA” DE UN ARTÍCULO SOBRE LA MUERTE DE NATACHA JAITT EN EL CUAL APARECEN UNAS MACABRAS FOTOGRAFÍAS DE LA MISMA QUE DEFINIMOS COMO DE PÉSIMO GUSTO, MÁS “DIGNAS” DE UN MEDIO BASURA QUE DE “TRIBUNA DE ESPAÑA” AL SIEMPRE HEMOS RESPETADO..

ESTE BLOG, PIDE A “LA TRIBUNA DIGITAL” A LA RETIRADA DEL ARTÍCULO QUE DESPRESTIGIA, A NUESTRO ENTENDER, LOS PREMIOS OTORGADOS HACE ESCASOS DÍAS, UNO DE LOS CUALES FUE OTORGADO A PEDRO VARELA, AL QUE ESTÁ DEDICADO ESTE BLOG.

 

Acacio Luis Friera (Administrador de http://www.elcasopedrovarela.wordpress.com)

 

Pedro Varela, víctima de un Derecho Penal totalitario. (Cédula de Notificación completa para los interesados).

cropped-Derecho

Las recientes diligencias policiales que se adjuntan ponen en evidencia el desorbitado interés de la Unidad Operativa de Información Nº 3 de los Mossos de Esquadra y del Fiscal del Odio Miguel Angel Aguilar a la cabeza, por incriminar al Señor Pedro Varela a cualquier precio aunque fuere utilizando presuntos delitos de terceros, de los que se pretende hacer culpable al Señor Pedro Varela en base a la nueva legislación tendente a la represión ideológico-política denominada “delitos de odio” y “crímenes de odio”, invención del sionismo norteamericano que pretende imponer en todo Occidente. Ello supone establecer unilateralmente lo que se ha venido en denominar “Derecho Penal de Autor”, contrario a la tradición jurídica occidental.

En cualquier caso este evidente interés por incriminar al señor Pedro Varela demuestra que también existen delincuentes morales de uniforme. Pretenden por lo demás dar por sentado que existen libros prohibidos y una censura de autores determinados, lo que pone a la parte contraria en su justo lugar: el orwelliano Ministerio (Fiscal) de la Verdad.

 

0001
DESPLEGAR TODO EL AUTO CONTENIDO EN EL ARCHIVO PDF QUE SE ADJUNTA BAJO ESTA PRIMERA PÁGINA DEL MISMO.

CEDULA DE NOTIFICACION (07.02.2019)

 

¿QUÉ ES EL DERECHO PENAL DE AUTOR?

Se trató de un modelo de Derecho Penal totalitario, a tenor del cual

el hombre ha de ser enjuiciado no por lo que hace sino por lo que es.

Para el Derecho Penal de autor no importa tanto qué se hace u omite (el hecho) sino quién –personalidad, notas y características del autor– hace u omite (la persona del autor).
Para algunos teóricos del Derecho Penal de autor, no tiene sentido hablar de hurto, de asesinato, de usura, de corrupción, de malversación de fondos públicos,  (hechos), sino del ladrón, del asesino, del usurero (tipos de autor).

Lo decisivo a efectos penales no es la realización de un hecho, sino la manifestación de una determinada personalidad

El Derecho Penal de autor es incompatible con las exigencias de igualdad, seguridad y certeza que reclama el Estado de Derecho. El intento de tipificar personalidades desvinculadas de hechos ni es viable ni sería deseable.

Este modelo, además, como la experiencia ha demostrado:

se presta a toda suerte de abusos políticos, porque es la técnica de las dictaduras y en el uso político de la justicia penal que las caracteriza.

La punidad de enemigos reales o potenciales del régimen por encima de la ley y la impunidad asegurada a los crímenes cometidos en aras de una pretendida razón del Estado son dos caras de una misma moneda.

David Irving: “Me odian, pero nunca han leído mis libros”

David-Irving
Una de las últimas imágenes de David Irving.

Los grupos judíos expresan su disgusto por una conferencia de David Irving sobre los bombardeos atómicos de los aliados sobre el Japón, sin mencionar el “holocausto”.

El sábado, se confirmó que Irving, de 80 años, estaba la ciudad para ofrecer una conferencia. Ni cuando, ni donde ni quienes la organizaban se supo.

El polémico autor e historiador Irving dijo que su discurso fue sobre cómo los aliados lanzaron innecesariamente bombas atómicas sobre Japón, y dijo que los que se creían que la cosa iba de “holocausto” se habían equivocado.

“El problema es que lo que ellos llaman Holocausto es diferente a lo que yo llamo Holocausto”, dijo al Sunday Mercury, “los que me odian, ni tan siquiera han leído mis libros”

Irving afirmó hace hace años que Hitler no sabía nada de los planes para acabar con la raza judía, y que Auschwitz no era un campo de exterminio.

En su libro de Hitler’s War de 1977, Irving teorizó sobre que Hitler al margen de la mal llamada “solución final”, pero no negó que sucediera. Una primera edición de la nota de pie de página dice: “No existe ningún documento firmado por Hitler, Himmler o Heydrich que habla del exterminio de los judíos”.

El controvertido autor perdió un juicio por difamación contra la historiadora estadounidense Deborah Lipstadt, quien le acusó de negar del Holocausto en su libro de 1993, “Denying History”, de la editorial Penguin Books. Esa derrota judicial por difamación empañó para siempre su reputación.

Irving fue encarcelado en Austria hace 13 años por “trivializar, restar importancia y negar el Holocausto”. Tras una conferencia Munich, fue expulsado de Alemania.

 

AVISO

Irving avisó que único tema de la conferencia sería la “evidencia” de que los Aliados sabían que Japón había intentado rendirse en repetidas ocasiones, pero de todos modos lanzaron las bombas atómicas.

Edgbaston, de 89 años, quien recientemente asistió al “Holocaust Memorial Day” en Westminster, dijo: “Me preocupa que haya alguien, aquí en Birmingham, que invite a David Irving a hablar. Eso es muy triste.

El sitio web Irvingbook afirma: “David Irving habla en privado en ciudades del Reino Unido sobre la otra Historia”.

Irving no parecía afectado por la tormenta que su visita había creado. Era consciente, dijo, de que algunas personas tenían una “abeja en su sombrero”, pero era porque habían sacado conclusiones incorrectas sin leer su trabajo. “Mido 1,87 y aún, siendo un anciano, puedo defenderme”, agregó. “He estado en peligro físico durante 40 años. Puedo vivir con eso, además No quieren escuchar, tienen su propia agenda “.

 

 

 

Muere Bruno Ganz, el Hitler de “El Hundimiento”

450_1000
A la izquierda una de las últimas imágenes del actor Bruno Ganz, a la derecha en su caracterización de Adolf Hitler en la pelicula “El Hundimiento”.

El actor suizo Bruno Ganz, conocido por sus papeles en El cielo sobre Berlín o en la polémica El hundimiento, donde interpretaba a un Adolf Hitler encerrado en su búnker y enfrentado a un inexorable final, murió este sábado a los 77 años en su domicilio de Zúrich a causa de un cáncer. Es el desenlace de una larga trayectoria sin igual en el cine y el teatro europeos, en los que Ganz ha brillado a través de un abanico casi infinito de papeles y matices interpretativos. Hizo de galán y de patán, oponiéndose a la tradicional división entre protagonistas y secundarios. Y ejerció de estrella de un cine europeo y transnacional, actuando en todas las latitudes del continente.

Fue el gran director alemán Kurt Hübner quien le dio su primera oportunidad. En 1970, se convirtió en miembro fundador de la Schaubühne, el nuevo teatro berlinés que aspiraba a romper con las normas vigentes en el teatro europeo. De espíritu izquierdista y cooperativo, aspiraba a acercar las obras a la clase obrera y llegó a interpretarlas delante de las fábricas. No alcanzaron ese objetivo, pero transformaron el teatro de una época en que los jóvenes alemanes empezaban a preguntar a sus padres qué habían hecho durante la guerra. “Esa fue mi Heimat”, diría Ganz, aludiendo a la intraducible patria íntima a la que se refieren los alemanes.

Ganz trabajó con otros renovadores del cine alemán, como Werner Herzog (Nosferatu, el vampiro de la noche) y Volker Schlöndorff (Círculo de engaño), pero en 1978 ya saltó al cine anglófono con Los niños del Brasil. Después, la industria hollywoodiense acudió a él con frecuencia para proyectos de todo tipo. Trabajó con Francis Ford Coppola (El hombre sin edad), Jonathan Demme (El mensajero del miedo), Stephen Daldry (El lector), Ridley Scott (El consejero) o Atom Egoyan (Remember). En el cine europeo, se puso a las órdenes de Theo Angelopoulos, en La eternidad y un día, o de Jaime Chávarri, con quien rodó El río de oro cerca del monasterio de El Paular (Segovia). En los últimos años su actividad había sido frenética. Hizo de viejo hippy en la reciente The Party, de Sally Potter; de abuelo de Heidi en una producción familiar suiza y de Sigmund Freud en la aún inédita The Tobacconist, además de participar en lo nuevo de Terrence MalickRadegund. Ganz tiene en cartelera La casa de Jack, de Lars von Trier, donde ejerce de voz de la conciencia.

Pese a ese largo historial, su gran interpretación habrá sido el Hitler de El hundimiento, papel que le costó años aceptar y que reprobó parte de su entorno, incluido su amigo Wenders. “Se dijo que no podíamos mostrar a un Hitler tan humano. Pero, ¿qué significa humano?”, se preguntó Ganz. “Hubiera preferido interpretar el ascenso de Hitler, pero nadie toca esa sustancia”, explicó en 2010 a Die Tageszeitung. Para encarnar al Führer, Ganz estudió el acento de la provincia austriaca donde nació y se internó en un centro de enfermos de Parkinson para estudiar sus movimientos. Reflejo de la desesperación tardía del personaje, la interpretación de Ganz haría historia.

Para Ganz, que había interpretado a Hamlet y a Macbeth en el teatro, ese habrá sido su particular Rey Lear. Ganz era el portador del Anillo de Iffland, que ostenta el mejor actor en lengua alemana de forma vitalicia.