Donación para la reconstrucción de Notre Dame.

NOTRE DAME FINAL

centre-monuments-nationaux

Cher……… ……… …………. (Administración del blog http://www.elcasopedrovarela.wordpress.com)

Votre don de ……€ a bien été pris en compte, et au nom du Centre des Monuments Nationaux et de toute mon équipe, je tiens à vous en remercier très sincèrement.
Un reçu fiscal vous sera envoyé dans les semaines qui viennent.
Merci encore pour votre générosité
Sincèrement

Philippe Bélaval,
Centre des Monuments Nationaux

FB_IMG_1555431331977
Lo que para nosotros los europeos es una tragedia, para ellos es un divertimento. ¿Hasta cuándo tendremos que aguantar esta humillación?

7 respuestas a “Donación para la reconstrucción de Notre Dame.

  1. Antonio 16 abril, 2019 / 4:54 pm

    Estoy dispuesto a donar, pero solo para pagar el viaje de vuelta a sus países de origen de todos los musulmanes que pululan por Europa, sin oficio ni beneficio y viviendo de “nuestras” ayudas sociales, que en lugar de darse a los compatriotas, se dan a los inmigrantes.

    Le gusta a 1 persona

  2. Ignacio 16 abril, 2019 / 4:59 pm

    Mis padres ya han dado una donación, ahora solo donan dinero en la iglesia cuando de verdad lo necesite la iglesia, mi madre fue colaboradora de caritas durante muchos años pero se tuvo que salir porque caritas solo ayuda a inmigrantes y ellos son los que se llevan los productos mejores como pañales o la fruta fresca mientras que los españoles tienen que presentar mucho papeleo para que le den una bolsa de comida.
    Me gustaría compartir un vídeo con ustedes, se trata del documental soviético “La batalla por nuestra Ucrania soviética” realizado en 1943 y muestra el avance del ejercito rojo en su avance por Ucrania. es la primera vez que se traduce este documental al español, el que lo ha traducido es un comunista pero es una excelente persona, un apasionado de la historia , es un enemigo digno como melchor rodriguez, su alama no esta corrompida por el odio comunista porque el habla con cualquier persona que este en el otro bando.
    En la parte final del documental podemos ver la tercera batalla de Jarkov, los cámaras soviéticos prefieren filmar la grandes batallas con sus cañones en campo abierto pero la propaganda kompanie alemanas llegaron a filmar la batalla en el centro de Jarkov donde tuvieron que disparar casa por casa, fue una batalla durisima donde murieron miles de soldados en ambos bandos.
    Hay algunas escenas del documental muy duras como la ejecución de mujeres rusas partisanas, en mi opinión eso fue un error del reich porque aunque los partisanos son terroristas sin uniformes que sabotean las lineas de suministros y no estan dentro de las leyes de la guerra, ejecutar a una mujer esta mal aunque haya cometido un crimen porque la naturaleza creo a la mujer para dar vida. De todas formas dos potencias como estados unidos y Japon, ejecutan a mujeres cuando cometen algun crimen.
    En este documental se ve como a zhukov no le importaba nada la vida de los soldados del ejercito rojo, su estrategia era muy simple que era en enviar columnas de soldados sin ninguna protección al frente enemigo y cuando los soldados caían bajo las rafagas de la mg-42 o bajo el fuego de los cañones zhukov enviaba otro batallón sin protección, si algun soldado daba un paso atrás era ejecutado por un comisario político. en el frente del volchov donde estaba la división azul la estrategia era la misma enviar miles de soldados sin protección que caian muertos bajo el fuego de las ametralladoras, el guripa Antonio vallejo zaldo dijo que a veces los rusos caídos todavia seguían oliendo a vodka que los comisarios les daban para que no pensaran en su muerte próxima.
    https://youtu.be/0xo5Vcu87cY

    Le gusta a 1 persona

  3. Martino 17 abril, 2019 / 4:04 am

    Tal vez la judería la reconstruya con un nuevo significado, con valores religiosos modernos progresistas, una nueva iglesia “inclusiva” en contra de absolutamente todo lo que significó la verdadera Notre-Dame para Europa. Harán lo mismo que el Papa. Estamos en guerra, toda Europa, el plan del demonio eterno está encarnizado y más obvio que nunca.

    Le gusta a 1 persona

  4. Juan 21 abril, 2019 / 10:33 pm

    LA BATALLA DE POITIERS O BATALLA DE TOURS tuvo lugar el 10 de octubre de 732 entre las fuerzas comandadas por el líder franco Carlos Martel y un ejército musulmán a las órdenes del valí (gobernador) de Al-Ándalus Abd ar-Rahman ibn Abd Allah al-Gafiqi cerca de la ciudad de Tours, en la actual Francia. Durante la batalla, los francos derrotaron al ejército musulmán y al-Gafiqi resultó muerto. Esta batalla frenó la expansión musulmana hacia el norte desde la península ibérica y es considerada por muchos historiadores como un acontecimiento de gran importancia histórica, al haber impedido la invasión de Europa por parte de los musulmanes y preservado el cristianismo como la fe dominante durante un periodo en el que el islam estaba sometiendo gran parte de los territorios del Imperio romano de Oriente y había acabado por conquistar al Imperio persa sasánida, expansión que comenzó en el 632 tras la muerte de Mahoma. El Duque Odón de Aquitania (también conocido como Eudes el Grande) había derrotado decisivamente una importante fuerza musulmana en 721 en la denominada batalla de Tolosa, pero las razias árabes continuaron, llegando el año 725 a la ciudad de Autun en Borgoña. Amenazado por los árabes por el sur y por los francos desde el norte, Odón se alió en 730 con Uthman ibn Naissa, denominado «Munuza» por los francos, el que posteriormente sería emir bereber de la región que más o menos coincidiría con la actual Cataluña. Como tributo, Odón dio a su hija Lampade en matrimonio a Uthman para sellar la alianza, y las razias árabes a través de los Pirineos (la frontera sur de Odón) terminaron. Sin embargo, el año siguiente Uthman se sublevó contra el valí de Al-Ándalus al-Gafiqi, pero este acabó rápidamente con la revuelta, dirigiendo después su atención contra el antiguo aliado del traidor, Odón. Según una fuente árabe no identificada, “Aquel ejército pasó por todas partes como una tormenta devastadora”. El duque Odón (denominado rey por algunos) reunió su ejército en Burdeos, pero fue derrotado en la batalla del Garona, y Burdeos saqueada. La matanza de cristianos en el río Garona fue especialmente terrible. Según las crónicas de Isidoro Pacense (Incipit Epitome Imperatorum, vel Arabum Ephemerides, atque Hispaniae Chronographia Sub Uno Volumine Collecta) “solus Deus numerum morientium vel pereuntium recognoscat” (sólo Dios conoce el número de muertes). Las tropas musulmanas procedieron entonces a devastar totalmente aquella parte de la Galia. Odón pidió ayuda a los francos, una ayuda que Carlos Martel sólo le concedió después de que Odón aceptara someterse a la autoridad franca. La derrota de Odón dio a Carlos Martel una oportunidad ideal para atacar a al-Gafiqi, que había sufrido pérdidas en Burdeos. En 732, una fuerza incursora árabe se dirigía en dirección norte hacia el río Loira, encontrándose fuera del alcance de sus líneas de suministro. Un posible motivo, según el segundo continuador de la Crónica de Fredegario, eran las riquezas de la Abadía de San Martín en Tours, la más prestigiosa y sagrada de aquel tiempo en el oeste de Europa. Al tener noticias de esta incursión, el Mayordomo de Palacio de Austrasia, Carlos Martel, reunió a su ejército, de unos 15.000 a 75.000 veteranos, y marchó hacia al sur. Como consecuencia de la batalla, el ejército árabe se retiró al sur, más allá de los Pirineos. Carlos se ganó su apodo Martel (‘Martillo’) en esta batalla. Continuaría expulsando a los musulmanes de Francia en los años siguientes y volvería a derrotarlos en la batalla cerca del río Berre y en Narbona.

    LA BATALLA DE RONCESVALLES tuvo lugar el 15 de agosto de 778 (según otros autores, en alguna fecha no identificada de 808), posiblemente en el paso de Valcarlos, en la ruta hacia Francia desde Pamplona, en las proximidades del desfiladero de Roncesvalles del Pirineo Navarro, en la que la retaguardia del ejército de Carlomagno mandada por Roldán fue diezmada en una emboscada efectuada por vascones, como tesis más probable. La misma ocurrió en el contexto de los intentos de realizar en la zona una Marca Hispánica carolingia, que en el territorio pamplonés se logró únicamente durante 10 años, del 806 al 816. El interés de Carlomagno en los asuntos hispánicos le movió a apoyar una rebelión, iniciada un año antes en el Vilayato de la Marca Superior de al-Ándalus, de Sulaymán al-Arabi, valí de Barcelona, que pretendía alzarse a emir de Córdoba con el apoyo de los francos, a cambio de entregar al emperador franco la plaza de Saraqusta (Zaragoza). Al paso por el desfiladero de Valcarlos (transformación etimológica de Vallis-Karoli), la retaguardia del ejército franco, unos 20.000 soldados acaudillados por Roldán, sobrino de Carlomagno, y por el resto de los doce Pares de Francia, fue desbaratada el 15 de agosto de 778 por unas huestes formadas probablemente por contingentes de tribus vasconas. Sulaymán fue liberado en esta batalla. Murieron un gran número de caballeros francos entre los que destacaban Oliveros y Roldán.​ En los textos iniciales no se dice nada de la agonía y muerte de Roldán, no encontrándose su cadáver. Es en la Canción de Roldán y otros textos del siglo XII donde se sustituye a los atacantes por sarracenos, ya que describe un enorme ejército de cuatrocientos mil sarracenos distribuido en escuadrones a las órdenes de los doce Pares musulmanes (equivalente a la organización franca). Ramón Menéndez Pidal concluye que en la celada tomaron parte vascones y musulmanes juntos, en el contexto entre alianzas y relaciones familiares entre los primeros caudillos pamploneses y la familia Banu Qasi del valle del Ebro que arrancan en el 734.

    LA BATALLA DE CALATAÑAZOR, Qal`at an-Nusur (قلعة النسور), que puede ser traducido por “Castillo de las Águilas” tuvo lugar en esta localidad soriana en julio del año 1002. En ella parece que Almanzor se vio obligado a huir tras luchar contra los ejércitos cristianos coligados de Castilla (conde Sancho García), León (Alfonso V) y Navarra (Sancho Garcés III de Pamplona). De entre las fuentes cristianas, el cronista Lucas de Tuy fue el primero en narrar el encuentro de Calatañazor. Según él, después de una campaña contra Galicia, Almanzor se adentró en Castilla, saliendo a su encuentro el rey de León Alfonso V (y no Vermudo II, como apunta el cronista), aunque es algo muy difícil pues el rey leonés entonces tendría ocho años:

    “e en el lugar que se dize Calatanasor muchos millares de Sarrazines cayeron, et si la noche non cerrara el día, ese Almançor fuera preso. Enpero, en esse dia non fue vençido, mas de noche tomó fuyda con los suyos”.

    El prelado incorpora además el germen de una mítica leyenda, señalando que, el día de la batalla, un extraño personaje, lloraba gimiendo, a veces en árabe, otras en lengua romance, diciendo: “En Calatañazor perdió Almanzor el tambor”. Para el cronista, este espejismo era el diablo que lloraba la caída de los moros. En 1922, Gerardo Diego dejaría, conforme a la leyenda, un hermoso poema, donde “atambor” es la “baraka” o buena racha perdida:

    Azor, Calatañazor,
    juguete.
    Tu puerta, ojiva menor,
    es tan estrecha,
    que no entra un moro, jinete,
    y a pie no cabe una flecha.

    Descabalga, Almanzor.
    ¡Huye presto!

    Por la barranca brava,
    ay, y cómo rodaba,
    juguete,
    el atambor.

    Lo cierto es que, a raíz del encontronazo a muerte entre las tropas castellanas y las musulmanas, Almanzor, el mayor de los caudillos que ha tenido y tendrá el Islam, nacido en Torrox (Málaga), murió en Medinaceli, la ciudad de su suegro, la noche del 10 al 11 de agosto de 1002. Desde entonces nada volvió a ser lo mismo en el Emirato de Córdoba ni en los Reinos Cristianos.

    RODRIGO DIAZ DE VIVAR, EL CID, murió en Valencia en el año 1099, después de haber servido de modo ejemplar a la causa de España. La Catedral de Notre Dame de París comenzó a edificarse en el 1163. Para 1492, año de la expulsión de los judíos de España, hacía ya muchos años que no había musulmanes en Castilla, y desde luego al norte de los Pirineos.

    NUESTRA SEÑORA Y NUESTRO MIEDO

    Hermann Tertsch, ABC 18/04/2019

    Todo el mundo civilizado se conmovió al ver en las pantallas arder como una tea la catedral de Notre Dame. Apenas quedan ya supervivientes que hasta su muerte retuvieron en la retina las terribles imágenes de catedrales en llamas, desde Coventry, Varsovia a Colonia o Viena. Las nuevas generaciones no imaginan la destrucción habida en Europa en el siglo XX, pero no solo. Antes, en España fueron los franceses, sus tropas napoleónicas, los que causaron una destrucción colosal, incalculable y gratuita. Iglesias, palacios, bibliotecas y tesoros fueron devorados por las llamas y los saqueos. En España fue la mayor catástrofe para su patrimonio cultural, seguida por los catastróficos efectos de la desamortización y la vesania destructora del bando republicano durante República y Guerra Civil que habría acabado con todo el patrimonio artístico religioso español si no es frenada por las fuerzas vencedoras. Hay otros mapas de desolación. Varsovia fue demolida como Cartago, la cátedra de Münster desapareció del mapa y algunas ciudades eran escombros en el 95% de su superficie.

    La tragedia de Notre Dame duele también por lo que de simbólico se antoja sobre el devenir de Francia y Europa, en crisis de identidad, en retirada y entreguismo cultural ante pujanzas externas y foráneas. Es el problema de los europeos con su identidad y las fuerzas y fenómenos que la cuestionan. Acababa de comenzar el incendio y ya se establecía oficialmente que la causa era accidental. En ningún siniestro con un seguro e intereses privados se aceptaría un diagnóstico tan precipitado y poco contrastado. Ardía aun como la yesca y ya estaba dictaminado la causa accidental. Sin explicación, los medios asumieron de inmediato la tesis oficial. Arde la catedral de Paris, corazón del cristianismo francés y virgen milenaria de la Cruzada y lo hace el primer día de Semana Santa. En el contexto de una oleada de profanaciones, incendios provocados y ataques a iglesias en pasados meses y años. Pero nadie duda. Los medios acatan con disciplina y nadie cuestiona la versión oficial. Nadie quiere ser acusado de conspiranoico, antesala del ultraderechismo. Nadie quiere ser sospechoso de atribuir el incendio a nadie. Y menos a esos en los que está pensando.

    ¿Y EN QUIENES ESTAMOS PENSANDO?

    Me gusta

  5. Juan José 23 abril, 2019 / 7:53 am

    JUAN:
    Como siempre, contando la parte de la Historia (corta y pega para manipular la realidad histórica) que te interesa, silenciando lo que no es de tú agrado:
    El Cid (“ murió en Valencia en el año 1099, después de haber servido de modo ejemplar a la causa de España”) te recuerdo que era un mercenario que estuvo al servicio de cristianos y moros: cosa común y habitual en la época, nada de que horrorizarse; los reyes “cristianos” se aliaban con reyes moros para dar caña a otros reyes “cristianos”. Alfonso VIII tuvo la inteligencia para conseguir que el papa diera categoría de cruzada a la campaña que dio lugar la batalla de Las Navas de Tolosa, así los otros reyes “cristianos” no podrían atacar sus dominios mientras el ejército estaba en marcha hacia el sur. Esto es solo un ejemplo de la “cristiandad” de estos reyes y sus condes.
    En cuanto a que la fe cristiana fuera la dominante, es normal; que se lo pregunten a los cátaros, ejemplo paradigmático entre otros muchíiiiisimos masacrados por pensar diferente a la ortodoxia impuesta por la religión del “amor”….amor a machacar, quemar, y exterminar a todo bicho viviente que no pensara como ellos. ¿Te suena eso de algo, eso de perseguir al que no piensa como tú?¡Para que redimieran sus inventados pecados, supongo!. Así, el papa- que era muy buena persona- proclamó (o como se diga) la malvada y bochornosa bula ad extirpanda. Esta ¿te suena, o la memoria selectiva la borró de tu cerebro?.
    Y no olvides que cuando los cristianos entraban en cualquier población de moros, los saqueos, asesinatos eran lo corriente. Pero no hay que llamarse a espanto; esa época era así, no es que unos fuesen muy malos y los otros muy buenos.
    Por cierto, el obispo “amoroso” de la iglesia del “amor” que dirigió el asalto a la ciudad Cátara de Beziers, al preguntar los soldados como reconocer a los “verdaderos” cristianos, este obispo de la iglesia del “amor” no se cortó un pelo: “matadlos a todos, dios reconocerá a los suyos”. Independientemente de todo, no quedó casi nadie con vida tras el asalto a la ciudad de los soldados del señor…el señor de la muerte, al parecer.
    Pues bueno….poco conoces la Historia.
    En cuanto a tu amigo jerman3, ya le puedes votar como candidato de los salvadores de España(ja ja ja ), pero rendidos a los pies de Israel, como buenos derechistas cristianos, que vivís la paradoja de adorar el antiguo testamento, a abrajam y a toda la caterva judaica, junto con vuestros hermanos, los seguidores del judaísmo: llavé os cría y vosotros os juntáis.

    Me gusta

    • elcasopedrovarela 23 abril, 2019 / 6:29 pm

      Como administrador me gustan tus comentarios didácticos, pero no creo que sea necesario criticar, y en ocasiones, bejar a los demás, aún teniendo toda la razón en lo que detallas, no me parece bien que se entre en lo personal. Lo sabes tú, como veterano que eres de este blog, y a los demás se lo iré recordando.
      Un abrazo.

      Me gusta

      • Juan José 23 abril, 2019 / 6:46 pm

        Si hubiese entrado en lo personal, el comentario que hubiese puesto no se hubiera publicado, te lo aseguro.
        Por otro lado, es habitual ver (en alguna que otra ocasión) publicadas mentiras y medias verdades, falsedades históricas, tergiversaciones de figuras políticas, y otras re-escrituras de la historia para que encaje (pero no acaban de encajar) con lo que a alguno le gustaría que hubiese pasado.
        ¿Vejar a los demás? No creo que haya vejado a nadie, simplemente me muestro en desacuerdo con algunos comentarios, y así lo expreso.
        Si este blog me lo permite, continuaré señalando los errores publicados, no porque me gusten ni me dejen de gustar, sino porque la Historia (la de verdad, la objetiva desfanatizada) es lo que dice que ocurrió.
        En cuanto a lo personal, este JUAN no es santo de mi devoción, lo admito, pero ver como intenta manipular la historia, contar solo lo que le interesa y olvidar lo demás, no es de recibo.Creo.
        Por otro lado, ya he escrito en múltiples ocasiones en este blog (y espero seguir haciéndolo, con tu permiso) que el cristianismo ni es la panacea que nos quieren vender los que tienen fe en esta religión, que masacró a sangre y fuego a otras ideas, y que no se concibe definirse defensor de la tradición europea enarbolando la bandera cristiano-judaica.
        Un abrazo, con respeto a tu labor.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s