Sobre ignorantes e “ignorantas”

Carta de una Profesora

0008332672
El clásico libro Semillita acompañó a muchísimas generaciones de estudiantes en el primer grado. Su autora, Celia Gómez de Aquino.

 

 

Yo no soy víctima de la Ley Nacional de Educación.

Tengo 60 años y he tenido la suerte de estudiar bajo unos planes educativos buenos, que primaban el esfuerzo y la formación de los alumnos por encima de las estadísticas de aprobados y de la propaganda política.

En jardín (así se llamaba entonces lo que hoy es “educación infantil”, mire usted) empecé a estudiar con una cartilla que todavía recuerdo perfectamente: la A de “araña”, la E de “elefante”, la I de “iglesia” la O de “ojo” y la U de “uña”.

Luego, cuando eras un poco mayor, llegaba “Semillita”, un librito con poco más de 100 páginas y un montón de lecturas, no como ahora, que pagas por tres tomos llenos de dibujos que apenas traen texto.

Eso sí, en el “Semillita”, no había que colorear ninguna página, que para eso teníamos cuadernos.

En Primaria estudiábamos Lengua , Matemáticas , Ciencias, no teníamos Educación Física.
En 6º de Primaria, si en un examen tenías una falta de ortografía del tipo de “b en vez de v” o cinco faltas de acentos, te bajaban y bien bajada la nota.

En Bachillerato, estudié Historia de España, Latín, Literatura y Filosofía.

Leí El Quijote y el Lazarillo de Tormes; leí Coplas a la Muerte de su Padre de Jorge Manrique, a Garcilaso, a Góngora, a Lope de Vega o a Espronceda…

Pero, sobre todo, aprendí a hablar y a escribir con corrección.

Aprendí a amar nuestra lengua, nuestra historia y nuestra cultura.

Y.. vamos con la Gramática.

En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales.
El participio activo del verbo atacar es “atacante”; el de salir es “saliente”; el de cantar es “cantante” y el de existir,”existente”.

¿Cuál es el del verbo ser? Es “ente”, que significa “el que tiene identidad”, en definitiva “el que es”. Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación “ente”.

Así, al que preside, se le llama “presidente” y nunca “presidenta”,independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción.

De manera análoga, se dice “capilla ardiente”, no “ardienta”; se dice ”estudiante”, no “estudianta”; se dice “independiente” y no “independienta”; “paciente”, no “pacienta”; “dirigente”, no “dirigenta”; “residente”, no “residenta”.

Y ahora, la pregunta: nuestros políticos y muchos periodistas (hombres y mujeres, que los hombres que ejercen el periodismo no son”periodistos”), ¿hacen mal uso de la lengua por motivos ideológicos o por ignorancia de la Gramática de la Lengua Española ? Creo que por las dos razones. Es más, creo que la ignorancia les lleva a aplicar patrones ideológicos y la misma aplicación automática de esos patrones ideológicos los hace más ignorantes (a ellos y a sus seguidores).

Les propongo que pasen el mensaje a vuestros amigos y conocidos, en la esperanza de que llegue finalmente a esos ignorantes semovientes (no “ignorantas semovientas”, aunque ocupen carteras ministeriales).

Lamento haber aguado la fiesta a un grupo de hombres que se habían asociado en defensa del género y que habían firmado un manifiesto. Algunos de los firmantes eran: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto, el policío del esquino y, sobre todo, ¡el machisto!
Anuncios

21 respuestas a “Sobre ignorantes e “ignorantas”

  1. Juan José 26 marzo, 2019 / 12:18 pm

    Aunque no he llegado a los 60, no me falta ya mucho. Recuerdo cosas como las que relata esta mujer, y tiene toda la razón en lo que dice.
    La segunda parte de este asunto es la razón por la que los sucesivos gobiernos de todo -supuesto- color político han ido relegando las Humanidades cada vez un poco mas: si desconocemos nuestra Cultura, nuestra Historia, nuestra Identidad, el dominio será más fácil y rápido. Si eliminan la Filosofía, el embrutecido alumnado carecerá de resortes que le hagan pensar por si mismo, admitirá sin crítica lo que le pongan por delante, y será dócil y sumiso.Y si a todo esto le sumamos una dependencia inducida por los cacharros virtuales (donde sabemos lo sencilla que es la manipulación) tendremos unos ciudadanos obedientes, complacientes y entregados a una realidad irreal que creen que no pueden cambiar.

    Le gusta a 1 persona

  2. Mª Luisa 26 marzo, 2019 / 4:08 pm

    ¡¡Viva esta profesora!! me identifico plenamente con ella, aunque la gramática no es mi fuerte. Habla de la misma ignorancia que -por ejemplo- hace que Podemos (perdón, Unidas Podemos) aplauda a López Obrador cuando dice que España debe pedir perdón a México por la “masacre” de la conquista de Hernán Cortés, cuando si leemos un poco de historia sabemos que esa conquista pudo ser posible con solo 500 hombres no solo por las habilidades de Cortés, sino porque se le adhirieron como libertador casi todos los pueblos de Mesoamérica, hartos de las barbaridades sangrientas de los aztecas (y también los mayas degenerados de esos momentos, no me refiero a los mayas clásicos).

    Le gusta a 1 persona

    • Motecuhzoma Xocoyotzin 30 marzo, 2019 / 1:06 am

      Las mentiras de los invasores hispanos y de los hispanistas fanáticos te tienen engañado.

      Me gusta

      • Juan José 30 marzo, 2019 / 11:59 am

        Responde correctamente en castellano: si te estás refiriendo a María Luisa, lo correcto es “engañada” en femenino, no “engañado”en masculino.
        Cuida un poco la lengua ( y muchas otras cosas) que te legamos.

        Me gusta

      • Mª Luisa 31 marzo, 2019 / 4:04 pm

        Gran nombre para un comentarista: el emperador apedreado por su propio pueblo o muerto por los españoles, según versiones.

        En mi tiene una gran admiradora de las culturas precolombinas y también una gran buscadora de la verdad histórica, procurando que la simpatía o antipatía no nuble el justo raciocinio ¿Es fábula la defensa de los amerindios por la monarquía hispánica; el hacerlos súbditos de la Corona de Castilla y no esclavos? ¿Qué hacían las potencias de la época cuando conquistaban? ¿Cuántos indígenas quedan en estos momentos en Estados Unidos? Al lado de esto, también es cierta la codicia y brutalidad de quienes iban América a hacer su agosto. Y junto a esto último, los proto-derechos humanos que significaron las Leyes de Indias, se cumplieran en el porcentaje que se cumplieran ¿Es que en el siglo XXI se acatan los Derechos Humanos?

        Estamos en el mismo barco: en Europa éramos neanderthales hasta que fuimos colonizados por los sapiens-sapiens; luego fuimos cazadores-recolectores colonizados por los agricultores procedentes de oriente; más tarde recibimos la invasión de los indo-europeos, que masacraron poblaciones y nos dieron su lengua. Luego -y respecto de la Península Ibérica- fuimos visitados por fenicios y conquistados por cartagineses. Más tarde la conquista romana y tras siglos y el breve paréntesis visigodo, conquistados nuevamente por el Islam y reconquistados por Castilla y Aragón. Ya ve, conquista tras conquista, pueblo tras pueblo; así somos los humanos.

        No apoyo las conquistas, pero es lo que ha habido siempre desde la noche de los tiempos y lo que no puede ser es que en toda esta dialéctica se demonice a un solo conquistador; España y los españoles: los mas malos de los malos. No es justo. Ustedes también invadieron América desde Asia vía Bering o Pacífico, aunque tuvieron la suerte de no encontrarse con ningún ser humano vivo (ahora se está investigando si en otros momentos pudo haberlo). Los aztecas subyugaron a los pueblos de Mesoamérica, los incas a los andinos. Y ahora, el anglosionismo vía Trump subyuga a mexicanos, palestinos y a todo el que se meta por medio.

        Me gusta

  3. Motecuhzoma Xocoyotzin 2 abril, 2019 / 6:16 am

    Señora María Luisa le digo que la versión hispánica de los hechos acerca de la mal llamada ”La conquista” es una falsedad ya demostrada por investigadores disidentes y por gente de los mismos pueblos autóctonos pero que a los gobiernos como los que ha tenido México no les interesa escuchar por las graves consecuencias que puede provocar a nivel internacional.

    ¿Es fábula la defensa de los amerindios por la monarquía hispánica; el hacerlos súbditos de la Corona de Castilla y no esclavos?

    Sí, existen informes secretos, cédula reales, cartas, testigos y trabajos de investigación.

    ¿Qué hacían las potencias de la época cuando conquistaban?

    Lo mismo que España, tomar posesión del territorio y de sus riquezas sin importar el daño hacia los pueblos autóctonos. Una ves conseguido se buscó darle legitimidad a esa posesión.

    ¿Cuántos indígenas quedan en estos momentos en Estados Unidos?

    Millones.

    Sobre el siguiente punto puedo decir que ustedes de dominados pasaron a ser dominadores o mejor dicho los verdugos de otros pueblos.

    La monarquía hispánica junto con el vaticano son los que mas daño hicieron al continente, fue una tragedia de la que mi gente no se ha podido recuperar.

    Me gusta

    • Mª Luisa 3 abril, 2019 / 5:05 pm

      ¿Cuántos millones de indígenas quedan en Estados Unidos? porque para mí sería muy grato comprobar que allí quedan tantos indígenas como en los países hispano-americanos. De veras, como le dije en mi comentario anterior, me encantan las civilizaciones pre-colombinas y sería un lujo que usted tuviera razón, aunque lamentablemente no la tiene.

      Veo mucho odio en usted. Nosotros nos sentimos muy bien con nuestro porcentaje de sangre romana. Y eso que masacraron y esclavizaron, pero también dieron filósofos, escuelas, bellas ciudades, sanidad, derecho, su lengua, etc. También estamos muy orgullosos de la herencia que los árabes dejaron en la península, con bellos y nobles edificios, pensadores, matemáticos, geógrafos, etc ¿Por qué ese empeño en ver la cara fea de las cosas?

      Bernal Díaz del Castillo no es precisamente un cronista que ensalce la conquista, sino todo lo contrario. Y de su “Historia verdadera de la conquista de la Nueva España” cuenta cosas que debiera usted conocer para ser ecuánime.

      Sería bueno que se liberara de esa visión dualista que divide la historia en buenos y malos. Las cosas no son así; ni los españoles eran todos unas hienas saca-oro ni los indios eran todos unos buenos hombres. Nunca ha sido así en la historia de la humanidad y nunca lo será porque mientras estemos en este barco todo está mezclado y la misión del historiador es llegar a los hechos concretos, aislando en la medida de lo posible el apasionamiento.

      Las potencias de la época no hacían lo mismo que España cuando conquistaban. Para empezar, no se mestizaban, todo lo contrario de lo que hacían los españoles, un ejemplo de lo cual es el matrimonio entre los hijos de Motecuhzoma Xocoyotzin con nobles españoles (uno de los cuales fundó la Guardia Civil en el siglo XIX) y del mismo modo se actuó en Perú y en otros lugares. Y lo que se hacía a nivel de nobleza también se hacía con el pueblo. Y la prueba la tiene en la genética de las actuales poblaciones de países hispano-hablantes.

      Vea el testimonio de uno de los descendientes del emperador azteca:
      https://www.elmundo.es/cronica/2019/04/03/5c9e6d8621efa043068b457d.html

      Y por si fuera poco, en su testamento, la reina Isabel de Castilla pidió a su esposo, Fernando de Aragón, y a su hija, “que pongan mucha diligencia y no consientan ni den lugar a que los indios vecinos y moradores de las dichas Indias y tierra firme, ganadas y por ganar, reciban agravio alguno en su persona y bienes; mas mando que sean bien y justamente tratados, y si algún agravio han recibido lo remedien y provean”.

      Las “leyes de conquista” fueron muchas veces quebrantadas por los que debían aplicarlas, pero otras tantas se las puso en práctica con fidelidad y limpieza ejemplares. Mas su espíritu quedó indemne, como un monumento al respeto hacia la persona humana y a sus derechos esenciales.

      España fue la adelantada de los derechos humanos, aunque a usted le pese.

      Y con ello no le estoy diciendo que no se cometieran atrocidades, cosa por desgracia muy natural entre los seres humanos. No es patrimonio de ningún pueblo.

      Me gusta

      • Cesar 3 abril, 2019 / 8:39 pm

        El tema es un poco aburrido. Nadie pensaba en los tan cacareados derechos humanos en aquel tiempo.

        Me gusta

      • Motecuhzoma Xocoyotzin 7 abril, 2019 / 7:01 am

        ¿Cuántos millones de indígenas quedan en Estados Unidos?

        ¿Por qué ese empeño en ver la cara fea de las cosas?

        No acepto una versión de los hechos que se fundamenta en mentiras con la intención de perpetuar el dominio de los blancos sobre mi gente y su tierra.

        Pocos son los investigadores que no se subordinan a intereses coloniales y que no buscan ni la fama, ni el reconocimiento, ni el prestigio, ni ocupar un lugar importante entre los académicos de la historia, la antropología, la arqueología, etc. A ellos se debe el que podamos conocer como sucedieron los hechos y los intereses que existen para que la única versión posible sea la hispánica.

        Como le mencione en una respuesta anterior las potencias europeas que se repartieron el continente buscaron darle legitimidad a su posesión, en el caso de España para perpetuar su dominio sometieron a nuestra gente a un proceso de asimilación forzada y violenta y de esta manera romper el vinculo con esta tierra. Con esto también buscaban acabar con las rebeliones y el peligro del separatismo. Este proceso todavía continua hasta el día de hoy.

        https://zoonpolitikonmx.files.wordpress.com/2012/07/mexico-profundo-guillermo-bonfil-batalla.pdf

        Lo que se comenta en ese vinculo son mentiras hispánicas convertidas en verdades históricas:

        ”Nada comprenderemos del Anahuac si pretendemos encontrar en ellos los principios básicos de la cultura occidental, que en muchos aspectos estaba y esta atrasada con respecto a la evolución lograda por aquellos en el momento de su despiadada destrucción. Se requiere un gran esfuerzo de comprensión y de adaptación para vislumbrar la verdad contenida en el sin numero de mentiras que escribieron los desconcertados vencedores que pretendieron hacer de nuestra historia un vertedero de ignominia, por obvias razones, ya que por su falta de comprensión, no podían escribir sino lo que entendieron e inventaron, adulterando los hechos con interpretaciones muy suyas y a menudo mal intencionadas por razones económicas, políticas y religiosas.”

        La respuesta al resto de su comentario lo encontrara aquí:

        http://historiayverdad.org/Babilonia/Noticias-secretas-de-america-1-y-2-jorge-juan-y-antonio-de-ulloa-1826.pdf

        Me gusta

  4. Mª Luisa 5 abril, 2019 / 6:50 am

    César, pues claro que nadie pensaba en “derechos humanos” con esa denominación moderna, pero sí pensaban en el deber y en la justicia -al menos gente como Doña Isabel, Carlos V, religiosos de buena fe, etc- y eso al fin y al cabo lleva a lo otro ¿no cree?

    Me gusta

    • Motecuhzoma Xocoyotzin 7 abril, 2019 / 1:33 am

      Muy doloroso será para España y sus hijos conocer la verdad de lo que sucedió y cuando llegue ese momento solo podrán guardar silencio y agachar la cabeza.

      ¡Ni ólvido! ¡Ni perdón! ¡Ni reconciliación!

      Me gusta

      • Juan José 9 abril, 2019 / 8:55 am

        “¡Ni ólvido! ¡Ni perdón! ¡Ni reconciliación!”(Olvido no lleva tílde, por cierto, cuida la lengua española¡¡¡¡).
        Bueno, ¡ya saltó la canalla marxista !. Este lema de los antifascistas, tan conciliador y chupiguay, denota tu similitud con tus camaradas españoles; que le quitan a Franco todos los honores recibidos, que quieren demoler las cruces y demás.Pero no dicen nada de demoler las miles y miles y miles de viviendas que se hicieron para los obreros; o las decenas de pantanos que llevaron agua a miles de hectáreas de campos y pueblos que estaban secos. En fin, seguiría, pero los fanáticos ignorantes solo aceptan los argumentos…que coinciden con sus posturas.
        Por último, ¿debemos pedir perdón por las universidades creadas en América?. NI ingleses, ni alemanes, ni holandeses, ni belgas, ni nadie que recuerde, fundó universidades en los territorios que conquistaron en esas fechas, ni en las inmediatamente posteriores.
        Para que veas…..

        Le gusta a 1 persona

      • Motecuhzoma Xocoyotzin 10 abril, 2019 / 12:49 am

        Señor Juan José yo no soy marxista eso lo dije por los defensores de la hispanidad.

        En cuanto al perdón es una decisión que les corresponde a ustedes tomar, yo prefiero que nos devuelvan el patrimonio robado y que dejen de invadir mi continente. Cada raza en su propia tierra.

        Me gusta

  5. Mª Luisa 8 abril, 2019 / 11:36 am

    Lo siento por usted, tan cargado de odio que no puede ponerse en el lugar de sus odiados españoles y me alegro de que se haya destapado con el último lema que esgrime, mantra de la izquierda radical. Yo sin embargo sí puedo ponerme en el lugar de los nativos americanos y entiendo el choque de civilizaciones, pero de ahí a oponer buenos contra malos…..

    Puedo entender que los masivos sacrificios humanos de Mesoamérica fuesen rogativas a los dioses de distintos panteones, pero también puedo entender el horror que sintieron quienes no estaban habituados a presenciarlos ¿cómo que usted no?

    Con el apasionamiento que esgrime en el material que envía, está usted completamente incapacitado para juzgar el hecho histórico.

    Respecto de dar legitimidad a una posesión, quién en la historia no lo ha hecho ¿acaso era verdad que los cartagineses masacraban a los niños o era una de las historias de “malos” que contaban los cronistas romanos para acreditar la conquista de Cartago?

    ¿Acaso el nacional-socialismo alemán era malo malísimo? ¿No serán una argucia los cuentos de terror que cuentan los vencedores -que ahora dominan este mundo tan justo y ecuánime- para perpetuarse y seguir exprimiendo a los pobres de la tierra?

    Por otra parte, como sabrá, entre los historiadores existen numerosas tendencias epistemológicas y es normal -y positivo- que se produzca el debate

    Y claro que la cultura occidental estaba más atrasada en muchos aspectos. Como le dije al principio, admiro a los indios americanos pero no soporto la crítica fácil y apasionada.

    Me gusta

    • Juan José 9 abril, 2019 / 8:44 am

      MARIA LUISA, creo que deberías tener cuidado, este moctezuma puede arrancarte el corazón (estando viva) y ofrecerlo a sus dioses para aplacar su cólera por la infame conquista española.Y después, comerse tus restos, como hacían sus civilizados ancestros.
      Cuidadín, cuidadín….

      Me gusta

  6. Mª Luisa 8 abril, 2019 / 11:47 am

    Olvidé darle las gracias por el envío del libro de Jorge Juan. Lo conocía pero no había tenido oportunidad de echarle un vistazo.
    Parece que no me ha entendido. Nunca le he negado que hubiese injusticias en el pasado, si ahora las hay figúrese en un mundo sin los medios actuales. Lo que le he querido recalcar es que si hubiese sido otro país europeo -me da igual cuál- el adjudicatario del Imperio Español, ahora en América no quedarían apenas indígenas. Y fíjese en el fenotipo hispano-americano en líneas generales: ¿le parecen a usted europóides?

    Me gusta

  7. Juan 9 abril, 2019 / 11:05 pm

    ADOLF HITLER se preguntaba en un discurso sobre aquel que, llegado un momento crucial, se encontraba en inferioridad de condiciones respecto a su posible oponente: “Al que está en inferiores condiciones respecto del superior…¿De qué le sirve el derecho?” Esto ha sido siempre así desde que el mundo perdió su inocencia, y hasta ahora ha sido comprendido en todas partes. Es la debilidad actual lo que hace que no se desee asumir la Historia, por que nos muestra la inferioridad de nuestras condiciones frente a las de nuestros antepasados. En el Evangelio, Cristo nos muestra esa debilidad del que se pone a construir sin terminar su obra, convirtiéndose en el hazmerreír de todos, y también en el ejemplo de aquel rey que antes de batirse en combate, debe sopesar sus fuerzas, no sea que, frente a la posible derrota, sea mejor la negociación. Otra cosa es que, como nos ha ocurrido a los europeos y sobre todo a los españoles desde tiempo inmemorial, no nos preocupe el resultado de nuestras afrentas, por que hemos sido así y por que en realidad solo existe el derecho de sangre, y sin poder ejercerlo con libertad, no nos importe nada.

    Lo que escribe un judío liberal:

    AIRES DE LOCURA DESDE MEXICO

    ABC Lunes, 08/Abr/2019 Guy Sorman

    Cada semana nos trae su ración de delirios políticos, tan característicos de nuestra época. Se podría establecer un palmarés y conceder una vez al año los Oscars al summum de la locura. Nuestro candidato de esta semana es el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por haber exigido al Rey de España y al Papa que pidan perdón por la manera en que su país fue conquistado y convertido al cristianismo. Según López Obrador, 2021, cinco siglos después de la victoria de Cortés frente a los aztecas, sería una fecha oportuna. La prensa española ha comentado esta misiva, pero permítanme que añada mi granito de arena: ¿al ser yo francés y dado que Napoleón III envió un ejército para establecer un imperio en México, no tengo yo también parte de culpa? En caso de que haya un proceso, me defenderé alegando que en 1862 mis ancestros eran rusos.

    Sabemos que ahora están de moda la contrición y el victimismo; Obrador se inscribe en este movimiento, pues no se felicita por el éxito de los mexicanos contemporáneos, sino que exige que se los reconozca como víctimas de su propia historia. Evidentemente, se trata de una aberración, ya que en la época de la conquista, México no existía. En el lugar que hoy ocupa México, un imperio azteca colonizaba a los pueblos de los alrededores y Cortés venció a los aztecas con la cooperación de esos pueblos oprimidos. De modo que la conquista fue, al mismo tiempo, una colonización y una liberación. Dar a entender que México fue colonizado demuestra desconocimiento de la naturaleza del imperio azteca y desprecio por los pueblos oprimidos. Y creíamos que Obrador era de izquierdas. Fíjense en que en España, el único que apoya a Obrador es Podemos, surgido de la misma izquierda reaccionaria. ¿Deberían todos los españoles y todos los sacerdotes pagar una indemnización que compensara la deuda de Cortés más los intereses? ¿Pero a quién?

    Aún más absurda es la confusión entre lo que hoy quiere decir mexicano y lo que significaba en 1519, cuando desembarcó Cortés. Obrador debería releer, o leer, El laberinto de la soledad, de Octavio Paz. Este recuerda cómo, durante la conquista, Cortés, al unirse a una princesa local del pueblo náhuatl, la Malinche, fundó un nuevo pueblo, mestizo; su hijo se llamó Martín Cortés. Es decir, que el mexicano es heredero histórico y genético del conquistador y del conquistado. Octavio Paz admitía que no es necesariamente fácil de entender ni de vivir, pero así son todas las sociedades de Latinoamérica. Si se aplica la lógica obradoriana, cada mexicano debería excusarse consigo mismo por ser a la vez colonizador y colonizado, un interesante ejercicio de esquizofrenia nacional.

    La culpabilidad del Vaticano nos deja igual de perplejos, por poco familiarizados que estemos con el cristianismo mexicano, tan mestizo como el pueblo. Porque los mexicanos no se convirtieron en verdaderos creyentes hasta la aparición, en 1531, a un joven campesino indio llamado Juan Diego, de una Virgen María muy india, que se convertiría en Nuestra Señora de Guadalupe. El cristianismo mexicano es tan mexicano como cristiano. Está también por demostrar que el pueblo convertido debiera añorar la época de los sacrificios humanos, habituales en el imperio azteca y suprimidos por los misioneros del Vaticano. A este respecto, el Papa Francisco ha demostrado ser mejor historiador que López Obrador cuando, al acudir en 2016 al santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, reconoció en ella la encarnación del cristianismo para todo el continente latinoamericano: «La Virgen de Guadalupe», dijo Francisco, «no es indígena, española, hispana o afroamericana. Es, sencillamente, latinoamericana». Lo que simbólicamente, al menos, me parece indiscutible.

    La prensa española se pregunta sobre los motivos de López Obrador, político profesional y astuto. En mi opinión, se trata de desviar la atención, no de los disturbios actuales, sino más bien de lo que sigue siendo una brecha constitutiva de la sociedad mexicana, el mestizaje, que desde la década de 1930, sustituye a una ideología nacional, y disimula una discriminación racial persistente. Sin necesidad de recurrir a análisis genéticos, está claro que la clase dirigente es más blanca que el pueblo; en México, cuanto más blanco se es, más deprisa se asciende en la escala social. López Obrador es la prueba, pues al ser nieto de un inmigrante español llegado de Cantabria en 1917, no tiene ni una gota de sangre india. Si alguien tiene la culpa, en México, como en todos los países de Latinoamérica, son las élites dirigentes las que marginan a los pueblos mestizos. En este aspecto, Cortés fue más progresista que López Obrador, al engendrar a Martín Cortés con la india Malinche.

    No me quiero inmiscuir en la vida privada del presidente mexicano, pero debería reflexionar. A menos que prefiera exigir que Emmanuel Macron se excuse por la invasión napoleónica (un desastre para los franceses) y Donald Trump por la anexión por parte de Estados Unidos de la mitad norte de México con el Tratado de Guadalupe de 1848. En cuanto a los italianos, mejor que no se fíen; ¿exigirán a los franceses una reparación porque Julio César conquistó la Galia? Hay que rendirse a la evidencia: todos somos mestizos de la Historia. Excepto López Obrador.

    Le gusta a 1 persona

  8. Juan José 10 abril, 2019 / 9:31 am

    MOCTEZUMA:
    Coincido contigo en que cada raza debe ocupar su espacio, y no entrometerse en el de otras:Pero esto es el mundo real, la tierra de los unicornios con días siempre soleados y hermosos arcoiris no parece que haya llegado a este planeta. Ni que vaya a llegar nunca.
    Pero lo que es cierto, es que de todas las invasiones, la española en América fue la leche de positiva comparada con las de otros países (Inglaterra, Holanda, etc) que robaron de todo y no aportaron nada a sus conquistados. NADA.Y que, para colmo, son los que desarrollaron la leyenda negra anti-española, para que hablando de lo malos que eran los españoles, el mundo no conociera sus atrocidades.
    Tienes que ver y entender la Historia (no las historietas ) con los ojos y el cerebro de las gentes de la época en que ocurrió, no con los de hoy en día, para intentar comprender lo que se hizo y lo que se dejó de hacer. Y por qué se hizo.
    No se trata de aportar panfletos interesados redactados sin objetividad histórica por afines a tu causa a espuertas (que ni he visto ni veré), se trata de ver la Historia( no las historietas) como fue: no como hubiesen querido que fuera.
    En cuanto a los arrancamientos de corazones, en fin negar eso es lo mismo que negar el holocausto. Pero al revés.
    Cuando me mandes una foto tuya en taparrabos, viviendo en la selva de lo que te proporciona la Madre Tierra y hablando en maya ( o lo que sea) te creeré.
    Agur.

    Le gusta a 1 persona

  9. Mª Luisa 10 abril, 2019 / 3:22 pm

    Conozco la tesis de Hassler, pero veo que este señor se ha olvidado del prehispánico Códice Borgia y de la Arqueología.

    https://www.hispantv.com/noticias/cultura/381299/mexico-muro-azteca-craneos-humanos

    También se ha olvidado de la opresión mexica sobre los pueblos de Mesoamérica, que ayudaron a los españoles contra los Aztecas.

    De todos modos, basta ya de echar la culpa de todo a los españoles ¿es que alguna invasión de algún territorio del mundo fue pacífica?

    A España no le hacía falta justificar ninguna conquista, pues sus competidores entendían perfectamente el motivo, que no era más que ponerse a la cabeza de las potencias de la época por el control de los recursos. Y además, tenía la justificación perfecta: evangelización. Así que nadie tenía que fabricar historias de malos y buenos y aunque así se hubiese hecho, sería algo de tercer o cuarto orden.

    Más le valdría pensar en lo que están haciendo con usted y conmigo los actuales amos del mundo, que no son españoles sino las hienas que devoraron su odiado Imperio Español.

    No odie tanto, sea más constructivo. Es mejor para la salud.

    Le gusta a 1 persona

  10. Juan 11 abril, 2019 / 6:11 pm

    SEVILLA…QUE HASTA LA GIRALDA PARECE QUE LLORA

    Ya que en esta entrada hay vídeos tan feos (Europa y el socialismo nacional son también una cuestión de estética), hemos de colocar algo bonito:

    Nacida en la calle Mateos Gago, en las inmediaciones de su maravillosa catedral, no tuvo Sevilla embajadora más entusiasta que Estrellita Castro. La genial artista paseó con orgullo el nombre de su ciudad natal en muchas de sus canciones. El título de este sentido pasodoble de Villacañas y Currito lo dice todo. Grabado seguramente hacia finales de la década de los treinta para el sello Odeón, es acompañada por la orquesta Carús y Los Bolivios, habituales colaboradores también en muchas de las grabaciones realizadas por Celia Gámez para el mismo sello en esa época. Mujer bondadosa, que siendo muy joven actuó para los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, forzó en un hotel de Nueva York en el que iba a alojarse el alojamiento denegado a la bailarina y cantante Josephine Baker, por ser de raza nagra. La actriz desarrolló sus mejores papeles en los Estudios UFA de la Alemania de Hitler, en el tiempo de nuestra Guerra Civil, con películas de calidad paralela a las que se producían en Cinecittà o Hollywood, habiendo grabado allí también su pasodoble de fama universal “Suspiros de España”. La cantante sevillana sería también detenida luego de una actuación en Barcelona al despedirse con un “Visca Catalunya” para mayor bochorno del Gobernador Civil:

    “No me extraña haber terminado haciendo películas, porque mi vida también es una verdadera película, pero no una de esas aburridas en las que apenas pasa nada, sino todo un peliculón folletinesco, lleno de aventuras, sinsabores y alegrías… He sido pobrísima, pobre de solemnidad; he disfrutado de un gran bienestar, he conocido y tratado a muchos humildes y también a muchos millonarios, he cantado ante el público de más baja estofa y también ante los reyes, he cruzado los caminos de España en carreta antes de hacerlo en los grandes expresos y también he atravesado cuatro veces el Atlántico en magníficos buques, unas veces en camarote de primera y de tercera otras. Declaro que soy una artista con fortuna y después de tantas aventuras y desventuras, soy también una mujer feliz.” (Estrellita Castro, 1912-1983)

    Y mañana es Viernes de Dolores.

    LA CASA DE CONTRATACIÓN DE SEVILLA, promovida por la Corona de Castilla, fue el mayor monopolio comercial de la Europa de su tiempo. La riqueza traída de América sirvió para financiar las campañas bélicas de los enemigos de Las Españas. ¿Hemos de estar orgullosos de ello? Por supuesto que sí, por una razón muy poderosa: por que nuestros enemigos no hubiesen dispensado un mejor trato a los indígenas:

    Entrevista a Tomás Pérez Vejo: «No es un problema con España, sino de México consigo mismo»

    El investigador español afincado en el país azteca analiza la construcción del relato nacional sobre la conquista y la caída a los infiernos que ha sufrido Hernán Cortés

    César Cervera, ABC 09/04/2019 12:15h

    El virreinato de Nueva España, cuyo legado encarna hoy México con más complejos que orgullo, alcanzó una superficie catorce veces más grande que la España actual y veintitrés veces el Imperio azteca. Hacia 1800, solo la ciudad de México albergaba a 137.000 almas, cuatro veces más que Boston. Decir que aquello era una simple colonia de España o un enorme campo de esclavitud indígena -como parece insinuar López Obrador en sus discursos- resultan afirmaciones anacrónicas y falseadas. Cómo el hombre que prendió aquel éxito civilizador pasó en un chasquido de padre de México a villano cruel está íntimamente relacionado con el relato que se impuso tras la independencia.

    El historiador Tomás Pérez Vejo (Caloca, Cantabria, 1954) sabe mucho de cómo se conforman los relatos nacionales y de la historia en común entre ambos países. Desde el que lleva siendo su hogar durante dos décadas, este investigador del Instituto de Antropología e Historia de México (INAH) trata de diseccionar a qué se debe que un presidente con dos apellidos castellanos y un abuelo español tenga una visión tan distorsionada sobre lo que fue la conquista.

    -¿Por qué escogen este momento para exigir perdón?

    -Creo que lo relevante es el trasfondo político e ideológico. Por un lado, López Obrador encarna un relato de nación, de origen decimonónico y que el régimen nacido de la Revolución hizo suyo, en el que el Estado-nación mexicano se imaginó como heredero y continuador del mundo prehispánico. Además, se trata de un tipo de política, tanto en la derecha como en la izquierda, basado en la polarización social y en el uso de elementos identitarios como puntos de fractura. Estos conflictos son casi por definición innegociables y, por ello, perfectos para construir un abismo entre ellos y nosotros.

    -¿España representa aquí el papel del enemigo histórico?

    -Sí, es una interpretación compartida por buena parte de sus seguidores y en la que España representa el «otro» extraño y ajeno al ser de México, su enemigo histórico. La hispanofobia forma parte del ADN de la izquierda mexicana, y en parte de la del resto del continente. Si a esto añadimos la polarización en los conflictos identitarios, con un relato de nación conservador alternativo al liberal, en el que México se asumió como hijo y heredero de la conquista, tenemos todos los elementos para su utilización por un presidente que desde el mismo momento de su toma de posesión ha convertido la distinción entre ellos y nosotros, buenos y malos, pueblo y «fifís», progresistas y neoliberales, en el eje de su discurso. No es un problema con España, sino de México consigo mismo.

    -Curiosamente, no pide al Rey que envíe sus disculpas en nombre de la población indígena, sino de todo México.

    -La apropiación del pasado indígena por las élites criollas es un fenómeno interesante, pero no es muy original, pues debe de ser puesto en el contexto de los procesos de construcción nacional del mundo euroamericano, en el que todo el pasado de los territorios de los nuevos Estados fue asumido como parte del pasado de la nación y no de los distintos grupos que habían habitado en él a lo largo del tiempo.

    La particularidad del caso hispanoamericano es su condición de sociedades multiétnicas en las que la herencia genética, a diferencia de Europa, hace visible de quién se desciende. La marca de la diferenciación étnica se lleva impresa en la cara de cada mexicano, de modo que es una sociedad particularmente adiestrada para distinguir diferencias raciales y donde la raza ha formado parte habitual del debate público.

    -¿Cuándo se convirtió Hernán Cortés en un villano?

    -Cortés ocupa un lugar central en los dos relatos de nación que articulan el ser de México: el liberal, para el que la conquista representa la muerte de México y el inicio de un largo periodo de tres siglos en el que México dejo de ser México; y el conservador, de un México nacido con la conquista, crecido en la época virreinal y llegado a la edad adulta con la independencia. Tanto el relato del Cortés villano como el del Cortés héroe fundador han convivido desde la Independencia, con variaciones en función de quién haya estado en el poder. En este sentido, las categorías ideológicas no siempre han coincidido con las identitarias. Sin ir más lejos, Vasconcelos, el gran ideólogo de la postrevolución, asumió como propio el relato de nación conservador y una mirada claramente favorable a Cortés, que contrasta de manera muy notable con la imagen del conquistador, deforme y sifilítico, de las casi contemporáneas pinturas de Rivera.

    -Muchos recuerdan que Cortés no se abrió paso en su conquista lanzando flores. ¿Hay razones para pedir perdón?

    -La pregunta plantea varios problemas: el de si es lícito juzgar los hechos del pasado desde nuestros valores y, en el caso de que la respuesta sea afirmativa, quiénes son herederos de las víctimas y quiénes de los verdugos. Me refiero a la herencia moral, no a la biológica. Tanto el actual Estado-nación español como el mexicano son hijos de la disgregación de la Monarquía católica, un imperio del Antiguo Régimen que poco tiene que ver con un Estado-nación contemporáneo. Tan herederos de los conquistadores son uno como el otro, quizás si acaso más el mexicano, que en el momento de la independencia asumió como deuda propia toda la generada por la administración virreinal.

    -El propio concepto conquista de México lo reduce todo a una cuestión militar.

    -Sí, pareciera así como si lo único relevante fuese el momento de la conquista y no lo ocurrido durante los casi tres siglos posteriores, que es cuando realmente se pusieron las bases de las actuales sociedades hispanoamericanas. Se trata de una visión historiográfica que se remonta en parte a la propia conquista y a su voluntad de crear una historia de héroes, que la Ilustración del dieciocho hizo suya con la oposición entre un colonialismo bueno, el de los colonos ingleses, y uno malo, el de los conquistadores españoles. Asimismo, la historiografía romántica, tanto española como americana, también la asumió variando sólo la condición de héroes o villanos, pero siempre conquistadores, en función de la perspectiva de la que se escriba.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s