Pedro Varela, víctima de un Derecho Penal totalitario. (Cédula de Notificación completa para los interesados).

cropped-Derecho

Las recientes diligencias policiales que se adjuntan ponen en evidencia el desorbitado interés de la Unidad Operativa de Información Nº 3 de los Mossos de Esquadra y del Fiscal del Odio Miguel Angel Aguilar a la cabeza, por incriminar al Señor Pedro Varela a cualquier precio aunque fuere utilizando presuntos delitos de terceros, de los que se pretende hacer culpable al Señor Pedro Varela en base a la nueva legislación tendente a la represión ideológico-política denominada “delitos de odio” y “crímenes de odio”, invención del sionismo norteamericano que pretende imponer en todo Occidente. Ello supone establecer unilateralmente lo que se ha venido en denominar “Derecho Penal de Autor”, contrario a la tradición jurídica occidental.

En cualquier caso este evidente interés por incriminar al señor Pedro Varela demuestra que también existen delincuentes morales de uniforme. Pretenden por lo demás dar por sentado que existen libros prohibidos y una censura de autores determinados, lo que pone a la parte contraria en su justo lugar: el orwelliano Ministerio (Fiscal) de la Verdad.

 

0001
DESPLEGAR TODO EL AUTO CONTENIDO EN EL ARCHIVO PDF QUE SE ADJUNTA BAJO ESTA PRIMERA PÁGINA DEL MISMO.

CEDULA DE NOTIFICACION (07.02.2019)

 

¿QUÉ ES EL DERECHO PENAL DE AUTOR?

Se trató de un modelo de Derecho Penal totalitario, a tenor del cual

el hombre ha de ser enjuiciado no por lo que hace sino por lo que es.

Para el Derecho Penal de autor no importa tanto qué se hace u omite (el hecho) sino quién –personalidad, notas y características del autor– hace u omite (la persona del autor).
Para algunos teóricos del Derecho Penal de autor, no tiene sentido hablar de hurto, de asesinato, de usura, de corrupción, de malversación de fondos públicos,  (hechos), sino del ladrón, del asesino, del usurero (tipos de autor).

Lo decisivo a efectos penales no es la realización de un hecho, sino la manifestación de una determinada personalidad

El Derecho Penal de autor es incompatible con las exigencias de igualdad, seguridad y certeza que reclama el Estado de Derecho. El intento de tipificar personalidades desvinculadas de hechos ni es viable ni sería deseable.

Este modelo, además, como la experiencia ha demostrado:

se presta a toda suerte de abusos políticos, porque es la técnica de las dictaduras y en el uso político de la justicia penal que las caracteriza.

La punidad de enemigos reales o potenciales del régimen por encima de la ley y la impunidad asegurada a los crímenes cometidos en aras de una pretendida razón del Estado son dos caras de una misma moneda.
Anuncios