Queridos Reyes Magos, os los llevasteis…

Queridos Reyes Magos: Mi cantante preferido era Luciano Pavarotti, y os lo llevasteis. Mi actor favorito era John Wayne, y os lo llevasteis. Mi político favorito era Adolf Hitler, y también os lo llevasteis.

Solo os escribimos para deciros que le deis largos años de vida a Santiago Abascal para que podamos ver esto:

larga vida

Anuncios

6 respuestas a “Queridos Reyes Magos, os los llevasteis…

  1. Juan 6 enero, 2019 / 12:52 am

    SAN JOSEMARIA ESCRIVA DE BALAGUER dejó escrito que “Las catedrales las construyó la fe, pero también la geometría”. Fe y geometría; y también derrumbes, e incluso con víctimas, y también reedificaciones. Convendría añadir que también con voluntad; que la obra acabada es la mejor prueba del triunfo de la voluntad. Pedro Varela, no es que sea el Mesías, sino que Dios tiene un plan para cada uno de nosotros conforme a los dones recibidos, y algunos de nosotros somos más fieles a ese plan, y otros no lo somos tanto, y por eso de vez en cuando surgen personas que iluminan a los demás. La Navidad conforme a Chesterton es una fiesta bastante gamberra, por que gamberros y desobedientes hemos sido y somos los humanos, y la Redención es un acto continuo, no acabado, en nuestra existencia, por que Dios nos ha querido y nos quiere como somos, y El ha querido saber y conocer de nuestro mundo. El Verbo se encarnó y destacó, no solo como carpintero, tal y como nos ofrece la iconografía cristiana, sino que fue todo un teknon, un ingeniero, un arquitecto y un constructor, por que en aquel tiempo, la madera se utilizaba para toda actividad constructiva. Si los Magos de Oriente, en lugar de regalarle oro como Rey, incienso como Dios, y mirra como Hombre (“perfectus Deus, perfectus Homo”), le hubieran regalado bienes de valor solamente espiritual (por ejemplo verdad, pureza y obediencia), el Arte Cristiano no existiría; pero Dios ha querido saber y compartir con nosotros de todo esto y de este modo la Fe y el Arte y el trabajo han producido lo mejor del ser humano, de forma que a Dios se ha llegado a través del trabajo y por medio del trabajo se ha descubierto a Dios. ARBEIT MACHT FREI. Dios se manifestó a los Magos a través de los fenómenos astronómicos, y concluido su viaje, ofrecieron sus presentes.

    EL TIEMPO EN LA VENTANA

    Ignacio Camacho. “ABC” Madrid, 5 de enero de 2019.

    APROVECHA: esta noche tienes permiso para mentir; más aún, es imperativamente necesario que lo hagas, siempre que la mentira vaya envuelta en el oropel sofisticado, tierno, sedoso, de la magia. Hoy las patrañas no sólo están permitidas sino aconsejadas, prescritas por la tradición para mantener intacta la dulce candidez de la infancia. Pocas leyendas hay más hermosas que la de esta deslumbrante madrugada en la que unos Reyes sobrenaturales cruzan el cielo del tiempo para colarse por tu ventana y atravesar el umbral de los sueños con un cargamento de esperanza. Conviértete en el demiurgo capaz de recrear aquella utopía fantástica que en tu niñez dibujaron tus padres alrededor de tu credulidad iluminada. Durante unas horas, esa efímera quimera aleteará en el esplendor de las cabalgatas, en el bullicio de las calles, en el silencio expectante de tu casa. Disfrútala como una bella comedia, como una delicada farsa, como una venial impostura capaz de despenalizar tu bondadoso abuso de confianza. Momento habrá para las verdades perturbadoras, para las revelaciones ásperas, para las evidencias incómodas, para las certezas ingratas; pero ahora puedes entregarte al embuste con la naturalidad liberadora de un político en campaña.

    Porque se trata de los niños, y también de nosotros, que lo fuimos y tenemos derecho a reconstruir siquiera por unas horas el territorio del mito, el cálido bucle de seguridad en el que nos creíamos a salvo, invulnerables, protegidos. La etapa liminar en que la familia era aún el reflejo de un paraíso que entonces no sabíamos irremisiblemente perdido. La época de los afectos limpios, de las emociones ingenuas, de los deseos prístinos que podían cumplirse con solo sentirlos. De ahí venimos y ahí regresamos cada año con la nostalgia del espejismo, en busca del misterio insondable que nos devuelva a la nobleza transparente de los principios, a la claridad de la inocencia destruida, a la pureza de los ideales sencillos. A la memoria de lo mejor de nosotros mismos.

    Por eso, apura hoy ese breve lapso inmune a la amargura y al desencanto. No le cedas espacio a la monserga ceniza ni al revisionismo de los doctrinarios que siempre intentan disipar con majaderías ideológicas este hechizo sagrado. Que lo hagan cualquier otro día: esta noche es para la imaginación, para la creatividad, para la amorosa fábula colorida con la que exorcizar el desengaño. Para subirte a la carroza de papel de estaño sobre la que escapar de la frustración, del desaliento, del fracaso. Para seguir la estrella que guía la radiante comitiva de los Magos y sentirte cómplice de un fugaz milagro. Para redimirte de la realidad con esta simbólica superchería, con este inofensivo ensalmo.

    Miente, pues, con alegría, con exuberancia, sin remordimiento, sin sentirte culpable. Adelante: nadie va a reprocharte que por unas horas mientas como un tal Sánchez.

    Me gusta

    • Juan José 6 enero, 2019 / 12:22 pm

      La pastoral número 666 de Juan nos trae su habitual visión de “dios”.Lo que no nos cuenta es que -al parecer-ese mismo “dios” es el que propició la destrucción y/o ocultación (dependiendo de que conviniera o no a los intereses de los infalibles papas de Roma y a sus secuaces) del saber clásico greco-romano en particular y Antiguo en general.

      Es uno de los miles de ejemplos que se podrían dar. MILES.
      Y ese santo varón debería recordar que esa geometría la debemos a Gracia y Roma.

      Me gusta

    • NACIONALSOCIALISTA PARAGUAYO 10 enero, 2019 / 10:42 pm

      Juan. Hermoso mensaje, gracias por compartirlo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Juan José 6 enero, 2019 / 12:23 pm

    Quise decir GRECIA,aunque gracia no le faltaba a la cultura Clásica.

    Me gusta

  3. Mª Luisa 6 enero, 2019 / 6:06 pm

    Hablando de los reyes magos de Oriente, he aquí una versión no oficial. Melchor (India), Gaspar (Grecia) y Baltasar (Egipto) representan las tres tradiciones iniciáticas de la Antigüedad que reconocen al avatar Jesús, el Cristo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s