El futuro de la educación sobre el “holocausto”. (Más claro, el agua)

maxresdefault
Profesora Zehavit Gross , Presidenta, Catedrática en la UNESCO de Educación para los Valores Humanos,  Tolerancia y Paz, Escuela de Educación, Universidad de Bar-Ilan

LAS NACIONES UNIDAS USAN EL “HOLOCAUSTO” PARA FOMENTAR EL MULTICULTURALISMO.

La adopción unánime de la resolución 60/7 de la Asamblea General de las Naciones Unidas para el Recuerdo del Holocausto en 2005 y el establecimiento de un programa sólido de recordación y educación sobre el Holocausto señalaron un compromiso de las Naciones Unidas para garantizar que las lecciones sobre el Holocausto se transmitieran al futuro generaciones Las Naciones Unidas también reconocieron su responsabilidad de resaltar los problemas educativos vitales de la ciudadanía global y los derechos humanos, que hoy en día son tan urgentes como nunca, si no más. Reconoce la necesidad de desarrollar una nueva memoria cosmopolita del holocausto que trascienda las fronteras étnicas y nacionales, una memoria que no solo esté conectada con el pasado sino también con un futuro común. Una oscura ola de xenofobia, racismo y odio está inundando el mundo, y los educadores deben movilizarse para resistirlo.

Tikun Olam ( Reparando el mundo )

El futuro de la memoria y educación del holocausto radica en su capacidad de ser relevante para los estudiantes de las generaciones venideras. Si bien el estudio sobre el holocausto es importante en sí mismo, es aún más importante aprender del holocausto en términos de promover la ciudadanía global, los derechos humanos, la tolerancia religiosa y el multiculturalismo para garantizar que ese mal no vuelva a ocurrir.

En muchos lugares del mundo, el holocausto se ha convertido en un símbolo universal del mal. Al igual que la historia del éxodo de Egipto de la Biblia y el grito de alerta “Dejen ir a mi gente” personifica el movimiento de la esclavitud hacia la libertad, el holocausto es ahora el símbolo que define la más terrible negación de los derechos humanos básicos, un mal que Luchamos por comprender.

Paradójicamente, podemos transformar la enseñanza sobre el holocausto de un tema de desesperación a un tema de esperanza. Podemos transmitir a nuestros estudiantes el mensaje de que la opción de prevenir el próximo holocausto está en nuestras propias manos . Nuestros estudiantes pueden tomar medidas específicas para contrarrestar el racismo y el odio a nivel local, granular y esto tendrá un impacto a nivel universal, internacional.  

De esta manera, los adolescentes pueden convertirse en agentes de cambio. El mensaje educativo más importante de tikun olam, reparar el mundo, es que no debemos ser indiferentes, no debemos ser espectadores, porque la indiferencia es letal.¡Tenemos que actuar! Debemos ser agentes y facilitadores contra los males de la discriminación, los prejuicios, el odio y la violencia. Todos los maestros deben equipar a sus estudiantes con las herramientas intelectuales y prácticas para enfrentar situaciones históricas complejas. 

Por lo tanto, la educación sobre el holocausto debe construirse de tal manera que el mundo pueda contrarrestar el odio, ya sea por motivos de raza, origen étnico, color, género o religión.

Cosmopolitismo, ciudadanía global y alfabetización en derechos humanos.

La creciente fuerza de los grupos populistas y de extrema derecha en Europa debe preocuparnos a todos. La ola mundial de antisemitismo en la que los judíos inocentes son atacados únicamente por ser judíos mientras caminan por las calles de Sydney, Melbourne, Bruselas, París y Roma tiene que preocuparnos. Las ceremonias de decapitación por parte del Estado Islámico deberían causarnos noches de insomnio. No es suficiente hacer afirmaciones generales de naturaleza universal sobre el mal inevitable y banal. Necesitamos actuar.

En las últimas dos décadas, la conciencia global sobre el holocausto se ha convertido en una nueva forma de recuerdo colectivo. Mientras que los eventos se han desvanecido, el recuerdo del holocausto se ha intensificado. Frente al genocidio posterior en Camboya, Ruanda y Bosnia y Herzegovina, el holocausto se ha convertido en un paradigma para el genocidio y la educación sobre el holocausto ha cobrado relevancia.

La educación sobre el holocausto permite la exploración de la alfabetización en derechos humanos en diferentes contextos sociales desde perspectivas cognitivas, sociales y prácticas. Reconoce la necesidad de desarrollar una nueva conciencia cosmopolita que trascienda las fronteras nacionales: una memoria conectada no solo al pasado sino también a la creencia en un futuro común. La cosmopolitización de la conciencia del holocausto y la necesidad de evitar que vuelva a ocurrir tal tragedia está relacionada con los procesos posnacionales. Por lo tanto, educar sobre los peligros del racismo y el nacionalismo extremo puede convertirse en un ícono para un nuevo futuro cosmopolita.

Al mismo tiempo hay que tener cuidado. No cabe duda de que la transformación del holocausto en un símbolo universal del mal ha hecho posible abordarlo en diferentes contextos culturales. Pero existe un riesgo sustancial e inherente de que este enfoque puede “normalizar” el holocausto y, por lo tanto, disminuirlo. La normalización puede llevar a la negación del Holocausto “suave”. No agresiva, negación explícita, pero negación de sus elementos judíos principales. Además, hay una tendencia a describir algunas tensiones y conflictos raciales como un “holocausto” cuando tal comparación es inapropiada. El uso excesivo del término lo puede abaratar.

Necesitamos integrar el mensaje universal con la historia judía particular para facilitar el activismo moral, la reflexión y la comparabilidad. De esta manera podemos fomentar la Cultura del Recuerdo comprometiéndonos con el pasado para desarrollar un compromiso con un futuro mejor. El recuerdo no es una imagen estática del pasado; También es una tarea dinámica para el futuro, que plantea grandes desafíos para todo el mundo civilizado. La noción de cultura del recuerdo está inspirada en la definición de cultura de paz de las Naciones Unidas. Las Naciones Unidas (1998, 1999) definieron una cultura de paz como un conjunto de valores, actitudes, modos de comportamiento y formas de vida que rechazan la violencia y previenen conflictos al abordar sus causas fundamentales para resolver problemas a través del diálogo y la negociación entre individuos. , grupos y naciones. Una cultura del recuerdo es un proceso hermenéutico que implica una adaptación, crítica y reflexión continuas. El futuro del recuerdo depende de la educación.

El papel de la educación.

Necesitamos usar estas discusiones para decirle al mundo: NO LO OLVIDES NUNCA, PARA QUE NO PASE OTRA VEZ. La humanidad debe mantenerse vigilante y la educación sobre el holocausto es uno de esos despertares, una de las herramientas que necesitamos para asegurarnos de que recordemos y podamos brindar un mejor futuro para nuestros hijos y nietos.

¡Con los enormes desafíos que enfrentamos, debemos trabajar juntos para unir recursos personales, profesionales y económicos, y dejar claro que el racismo y el odio solo conducen a la violencia donde sufren los inocentes! Necesitamos mantener este discurso ardiendo para despertar a las generaciones actuales y futuras.        

Mi historia personal me hace muy consciente de este imperativo. Por eso estoy profundamente involucrado en la educación para la paz y durante veinte años he sido facilitador de un curso de resolución de conflictos. Por eso también decidí dedicarme a comprender y fortalecer el papel de la educación sobre el holocausto para las generaciones futuras.

Me llamaron Zehavit, para Zlata, mi bisabuela. Zlata significa oro en polaco y este es el significado de mi nombre hebreo: Zehavit. No tengo una fotografía de mi bisabuela, pero recuerdo que mi abuela a menudo me decía cuánto me parecía a su madre. He intentado imaginar el último viaje de Zlata a la cámara de gas. Cómo se paró en la fila, sin saber qué le esperaba el destino. Pensé que si un ángel viniera del cielo y le dijera “no se puede hacer nada, tu destino está sellado, pero debes saber que tendrás una bisnieta que tendrá el privilegio de vivir en la Tierra de Israel y será invitada a Las Naciones Unidas para discutir el futuro de la educación sobre el Holocausto “, ella no lo habría creído. Ella ciertamente habría mirado al cielo y habría dicho: “Eso solo sucederá cuando venga el Mesías”.

Nos sentimos honrados de vivir en uno de los períodos más espléndidos de la historia de la humanidad. Vivimos en un mundo de tecnología avanzada, conocimiento y riqueza material, y la pregunta es ¿qué estamos haciendo con esto? ¿Hemos aprendido a vivir en paz unos con otros? ¿Hemos aprendido a respetar la diferencia y los derechos humanos de los demás? Si miramos alrededor del mundo hoy, podemos ver grandes desafíos. Con toda nuestra tecnología no hemos aprendido a vencer el mal. Sin embargo, es nuestra responsabilidad trabajar por un mundo mejor. Y el holocausto debe, a través de la educación, convertirse en una herramienta poderosa contra el racismo, ayudando a educar hacia un futuro mejor, más justo y cosmopolita para el beneficio de toda la humanidad.

¿CÓMO TE HAS QUEDADO?

Atentado de Barcelona. Lo sabían.

ECDIMA20170822_0009_1
La madre de Younes Abouyaaqoub.

Tras el atentado del 17 de agosto nos explicaron que el “malo”, el único responsable e inductor, era el imán de Ripoll Abdelbaki Satty. La base del relato era esta: el imán había lavado los cerebros a unos buenos chicos de Ripoll, que nunca habían roto un plato (recuerde la “perplejidad de los medios” que se deshacían contándonos las maravillas de la anterior vida de los “chicos”) y los había convertido en asesinos islamistas. La familia, entrevistada y abusivamente ensalzada, así como el colectivo musulmán de Ripoll en general, “no sabía nada”, ni ellos ni nadie del entorno (puede ver el vídeo de la hermana expresándose en este sentido) a finales eran …. buenos musulmanes integrados.

Ahora que ya se puede consultar el sumario de la causa va saliendo la cruda verdad. Conversaciones entre familiares que implican el nuevo imán de Ripoll, diciendo que son el paraíso. Llamadas a raudales entre los autores y el secretario de la comunidad Annour de Ripoll. Mentiras por parte del presidente de esta asociación a la policía en sus declaraciones. La confirmación de que la mezquita ocultó información a la policía.

La conclusión es de sentido común, todo el entorno de los terroristas sabía, total o parcialmente, lo que se estaba cociendo .. y nadie avisó.

Hay que explicar el alcance ?, hay que explicar que significa todo esto?

Toda la gente (especialmente los familiares cercanos) del entorno de los terroristas que ahora los ensalza o excusa y todos los que han mentido a la policía en sus declaraciones, deben ser expulsados, es una cuestión, casi más que de seguridad preventiva , de sentido común.

Fuente: SOM CATALANS

“NACE UN VOXISTA*” Carta abierta a Pablo Iglesias

pablo-iglesias-andeltante-andalucia-podemos-fracaso-655x368
Pablo Iglesias, durante la campaña electoral autonómica de Andalucía.

Hoy, a tan sólo unas horas de que el pueblo andaluz haya dicho ¡BASTA YA! a 40 años de Régimen Monocolor, cuando las trituradoras de papel están echando chispas en todos los despachos de la Administración andaluza y cuando Pablo Iglesias anda en Madrid, estupefacto, preguntándose qué habrá pasado aquí para que el avance VOXISTA haya sido tan rotundo, yo le voy a dar unas claves para que reflexione.

Mire usted, señor Iglesias. Vivo a temporadas en un pueblecito de Málaga que se llama SEDELLA. Son pocos habitantes en Sedella, pero magníficas personas. Tendría usted que conocer el pueblo. Por sus gentes, por su gastronomía y por sus vistas a la Tejea. Yo le invito a mi casa. También a Irene.

Sedella tiene un alcalde de Izquierda Unida porque 6 de sus 7 concejales son de Izquierda Unida. Y la gente quiere a su alcalde porque da trabajo y porque se preocupa por el pueblo.

Ningún concejal de Vox hay por allí que pueda molestarle a usted, señor Iglesias. Nadie de Ciudadanos. Nadie del PP. Nadie de derechas que deba quitarle el sueño. Son unos rojos mis paisanos de Sedella. Unos rojos irredentos.

Pero mire usted por dónde hace unas horas, como por ensalmo, se me han vuelto VOXISTAS mis paisanos, o medio VOXISTAS. 109 votos han ido al Partido Socialista y a Podemos, y otros 105 se han marchado a VOX, al PP y a Ciudadanos. ¿No le asombra eso, señor Iglesias? ¿No le dice nada que un pueblo de rojos se haya convertido en VOXISTA de la noche a la mañana? ¿Sigue pensando usted que hay que “salir a la calle para combatir el fascismo”? ¿Cree necesaria una marcha con el lema “No Pasarán?” ¿No se da cuenta, señor Iglesias, de que ese supuesto fascismo ha nacido de las propias filas de usted y del Partido Socialista, de sus propios errores, de sus propias contradicciones, y de tanto tocarnos las narices al conjunto de la sociedad?

LEA CUANDO NACE UN VOXISTA,

Cuando usted dice que no puede pronunciar la palabra España porque le duele la boca.

Cuando usted grita ¡Visca Cataluña Libre y Soberana!.

Cuando usted se va a una cárcel a negociar los presupuestos nacionales con unos investigados por sedición.

Cuando usted predica pobreza y sobriedad pero se compra un chalé.

Cuando una parlamentaria de Podemos retira la bandera española del Parlament Catalán.

Cuando usted y los suyos hacen parabienes de Chaves y Maduro.

Cuando Pedro Sánchez y usted se reparten, como cromos, los puestos directivos de Radiotelevisión Española.

Cuando usted se lleva las manos a la cabeza porque un inmigrante ilegal murió de un infarto en Lavapiés, pero no se las lleva cuando asaltan en grupo la valla de Melilla.

Cuando le tiran excrementos a nuestra policía de frontera y usted no dice nada.

Cuando a Pedro Sánchez lo encumbran a la Presidencia del Gobierno los votos de usted, y los de Bildu, y los de Gabriel Rufián.

Cuando escupen los independentistas a Borrell, y usted se calla.

Cuando Susana Díaz dice que la huelga de los médicos catalanes le parece justa y necesaria, pero que la de los médicos andaluces es cosa de personas de derechas.

Cuando un andaluz tiene que esperar 10 meses una colonoscopia y luego, tras hacérsela, resulta que tiene un cáncer de intestino.

Cuando un andaluz va a la farmacia y hay desabastecimiento.

Cuando a un maestro andaluz le pegan, o le insultan, y la izquierda no dice nada.

Cuando a una auxiliar de enfermería andaluza le arrojan una escupidera de orines a la cabeza, y la izquierda no dice nada.

Cuando en las aulas se les obliga a los niños a estudiar temarios tendenciosos.

Cuando Susana Díaz dice que la Gürtel estuvo mal pero que los ERE fueron una tontería.

Cuando un puñado de altos cargos socialistas se va de putas con el dinero de los andaluces.

Cuando Pedro Sánchez dice ayer que lo ocurrido en Cataluña es una rebelión, y dice hoy que sólo es una sedición.

Cuando Willy Toledo se caga en Dios y la izquierda progresista le ríe la gracia.

Cuando un cómico se suena los mocos en la bandera española y la izquierda progresista lo defiende.

Cuando Podemos de Zaragoza organiza unas Jornadas Antifascistas e invita como ponente a una exterrorista de Terra Lliure que asesinó a nueve personas.

Pues eso, señor Iglesias. Ya no le canso más.

Busque usted a los VOXISTAS en las propias sedes de Podemos. Y que Susana Díaz y Pedro Sánchez los busquen en las sedes del Partido Socialista. Pues quien siembra vientos, recoge tempestades. Y se cría lo que se come. Y algunas junteras no son buenas.

El fascismo de Mussolini nació por la depresión económica y el paro de los años treinta. El de Hitler, por la depresión económica europea y la humillación de Alemania tras la Primera Guerra Mundial. Y el “fascismo” hunde sus raíces en la falta de luces de la socialdemocracia europea y en trepas como usted, señor Iglesias, a quienes lo único que les interesa, para lo único que han venido a la política española, es para cargarse la Constitución de 1978 y para ponernos como ejemplos a seguir otros paraísos caribeños. Bueno, y para comprarse un casoplón.

Así que, señor Iglesias, ahórrenos ahora llantos y lamentos en las calles. Ahórrenos barricadas y carreras policiales. La movilización ha de hacerse antes de ir a las urnas, no después, cuando no gusta el resultado. Eso, al menos, es lo que dicen los verdaderos demócratas.

Deje tranquila a Andalucía por cuatro años, y veamos todos, al menos por una vez, qué saben hacer, por estas maltratadas tierras, Ciudadanos y el PP.

Y si dentro de cuatro años no nos gusta lo que hacen, si montan otro cortijo de otro color o si la gente sigue esperando diez meses para una colonoscopia, haremos como hemos hecho ahora con el cortijo de Susana: mandarlo a hacer puñetas, y a otra cosa, mariposa.

Pues eso, precisamente, es lo que me encanta de la democracia: que nunca damos los votos. Tan sólo los prestamos.

Juan Manuel Jimenez Muñoz.
Médico y escritor malagueño.

*NOTA DEL ADMINISTRADOR: NOS HEMOS PERMITIDO LA LICENCIA DE SUSTITUIR LA PALABRA “FASCISMO” POR LA DE “VOXISMO”, YA QUE NO CONSIDERAMOS A VOX COMO UN PARTIDO FASCISTA EN ABSOLUTO. SERÁ ALGUNA COSA, PERO DESDE LUEGO FASCISTA NO.

Rogamos al autor de la misma que no tenga en cuenta el cambio, considerando que no varía la esencia del escrito. Perdone, Don Juan Manuel.

 

Holo…qué?

hoy-en-1

A medida que transcurre el tiempo desde el final de la Segunda Guerra Mundial, el “holocausto” comienza a caer en el olvido de un distante pasado, advertían en primavera los autores del estudio anual sobre antisemitismo de la Universidad de Tel Aviv. Una encuesta elaborada en siete países de Europa para la cadena CNN acaba de venir a confirmar esta percepción. Una tercera parte de los europeos no sabe nada o apenas ha oído hablar del supuesto exterminio de judíos por el régimen nacionalsocialista. Yad Vashem, el centro de investigaciones y museo sobre el Holocausto de Jerusalén, ha alertado de la “persistencia en la civilización europea de actitudes antisemitas 75 años después de la llamada “solución final”.

Más de una cuarta parte de los 7.000 ciudadanos encuestados por la consultora ComRes en Alemania, Francia, Reino Unido, Polonia, Austria, Hungría y Suecia sostienen que los judíos poseen demasiada influencia en el mundo de los negocios, y un 20% asegura que dominan la política y los medios de comunicación. Porcentajes similares sitúan al pueblo israelita detrás de la mayoría de las guerras y conflictos activos en este macrosondeo, elaborado antes del ataque contra la sinagoga de Pittsburgh en el que murieron 11 personas hace un mes.

 

El concepto de antisemitismo no está universalmente acuñado. La Alianza Internacional de Memoria del Holocausto, integrada por 31 países occidentales, entre ellos España, adoptó en 2016 la siguiente definición sin fuerza legal: “Es una determinada percepción de los judíos, que puede expresarse como odio hacia los judíos. Las manifestaciones verbales y físicas de antisemitismo están dirigidas hacia individuos judíos o no judíos y/o sus propiedades, y hacia instituciones y centros religiosos de la comunidad judía”.

La base de datos del Centro Moshe Kantor para el estudio del antisemitismo y el racismo contemporáneos, adscrito a la Universidad de Tel Aviv, destaca que en 2017 se produjo un descenso del 9% del número de incidentes violentos contra los judíos. En España, este observatorio solo registró dos casos de antisemitismo agresivo, frente a los 99 de Estados Unidos, los 55 de Reino Unido o los 36 de Alemania. “Pero esta reducción de los ataques se ve ensombrecida por un alza de otras manifestaciones antisemitas —como las que se producen en las redes sociales o en forma de acoso escolar—, muchas de las cuales no son siquiera denunciadas”, advertía el Centro Kantor.

 

En la encuesta encargada por CNN, que el canal informativo internacional prevé presentar en su integridad este viernes, se constata también que una tercera parte de los europeos considera que los judíos utilizan el recuerdo del Holocausto en el mundo en su propio beneficio. En contrapartida, un 40% de los consultados cree que los judíos están amenazados por la violencia racista en sus propios países y necesitan ser protegidos. Finalmente, un 28% sostiene que el auge del antisemitismo en Europa obedece fundamentalmente a la política y las acciones del Estado de Israel.

Benjamín Netanyahu manifestó a la CNN en la noche del martes que aunque en Europa “existe un viejo antisemitismo de la extrema derecha, también hay uno nuevo procedente de la extrema izquierda y de reductos islamistas radicales” en el continente.

“El antisionismo y la oposición a las políticas de Israel constituyen la expresión más actual del antisemitismo”, argumentó el mandatario, que hoy encabeza el Gobierno más derechista en la historia de Israel. “Ahora suelen decir: ‘No estamos en contra de los judíos, sino solo contra el Estado de Israel”, aclaró.

En una entrevista con EL PAÍS, el escritor israelí Amos Oz, alineado con la izquierda pacifista, aventuraba esta otra definición: “¿Qué es el antisemitismo? Es complicado. No todo aquel que critica a Israel es un antisemita. Yo mismo lo hago. Si se critica lo que hacen los judíos, se puede tener razón o no, pero es algo legítimo. Pero si se critica a los judíos por ser quienes son, existe antisemitismo. ¿Dónde está la línea roja? No lo sé, pero existe”.

 

“Los resultados de esta encuesta demuestran la necesidad de intensificar la educación y la toma de conciencia sobre el Holocausto”, terció el martes el centro y museo de Jerusalén especializado en la preservación de la memoria de las víctimas tras la publicación del avance de la investigación demoscópica. Frente al olvido, Yad Vashem llama a mantener viva la llama del conocimiento y reavivar las brasas del recuerdo.

Fuente: El País

Apunte sobre la conferencia de Pedro Varela, hoy sábado 1 de diciembre.

PEDRO CARTAGENA
Pedro Varela durante la conferencia. (Foto: Gonzalo Suárez Palacio)

Hace una hora, Pedro Varela acaba de concluir su conferencia durante la Jornada de Democracia Nacional, celebrada en Cartagena en el día de hoy. Como siempre esperamos publicar el vídeo de la misma durante esta semana.

PP
Aspecto general de la sala de conferencias donde han tenido lugar las mismas.