El “holocausto”, agoniza.

adios holocausto

Durante siete décadas, “nunca olvidemos” ha sido la consigna clave para el movimiento para recordar el “holocausto”.

Sin embargo, una encuesta publicada el 9 de abril, cuando la comunidad judía celebra el día de conmemoración –también hay un día internacional en memoria de las víctimas, el 27 de enero–, halló que muchos adultos tienen un desconocimiento básico de lo sucedido, y esta ignorancia se acentúa más entre los “milenials”, que en la encuesta se definieron como las personas con edades entre 18 y 34 años.

En la encuesta, realizada por Schoen Consulting del 23 al 27 de febrero, participaron 1350 adultos entrevistados por teléfono o en línea. Los más jóvenes conformaron el 31 por ciento de la muestra, y los resultados de ese grupo tienen un margen de error de más o menos cinco puntos porcentuales.

Las preguntas fueron desarrolladas por un comité que incluyó a funcionarios de la Conferencia sobre Reclamaciones, el Museo Estadounidense Conmemorativo del Holocausto y Yad Vashem, así como a un sobreviviente del “holocausto” y a un experto en encuestas de la Universidad George Washington.

El 31 por ciento de los estadounidenses y el 41 por ciento de los jóvenes creen que fueron asesinados dos millones de judíos o menos en el Holocausto; la cifra real se acerca a los seis millones(?). El 41 por ciento de adultos y el 66 por ciento de los jóvenes no saben qué sucedió en Auschwitz. Además, el 52 por ciento creen erróneamente que Hitler llegó al poder por la fuerza.

“Conforme nos alejamos cada vez más de los hechos, que ocurrieron hace más de setenta años, se hace menos relevante en los temas de conversación de la gente, así como en lo que piensan, debaten o aprenden”, dijo Matthew Bronfman, miembro del consejo de la Conferencia sobre Reclamaciones Materiales de los Judíos contra Alemania, que encargó el estudio. “Si esperamos otra generación antes de empezar a tomar cartas en el asunto, creo que de verdad estaremos en una gran desventaja”.

“El problema no es que la gente niegue el Holocausto; el problema simplemente es que se está olvidando”,

dijo Greg Schneider, el vicepresidente ejecutivo de la Conferencia sobre Reclamaciones, que negocia indemnizaciones para las víctimas del Holocausto y sus herederos. “Las personas quizá no conocen los detalles, pero aún creen que es importante.

En todo el mundo, el número estimado de sobrevivientes vivos del “holocausto” cayó a 400.000 el año pasado, según la Conferencia sobre Reclamaciones; muchos de ellos están en sus ochenta y noventa años. Los defensores y educadores de la conmemoración del “holocausto” indican que ningún libro, película ni exposición tradicional se comparan con la voz del sobreviviente, y dicen temer que llegue el día en que no quede ninguno para contar sus historias.

“Ninguna experiencia educativa que proporcione el museo tiene el mismo impacto que escuchar el relato directo de un sobreviviente”, dijo Kristine Donly, directora interina del Instituto Levine para la Educación sobre el Holocausto en el Museo Conmemorativo del Holocausto en Washington.

Por eso, en todo el país y el mundo, los museos y las conmemoraciones buscan maneras de contar las historias de los testigos una vez que ya no estén con nosotros.

En Filadelfia, por ejemplo, la Fundación de Conmemoración del Holocausto está trabajando en una plaza conmemorativa interactiva, cuya inauguración está programada para octubre. Los visitantes usarán una nueva aplicación que, entre otras cosas, tendrá los testimonios grabados de los sobrevivientes. En una parte de la plaza, las vías del tren que llevaron a los prisioneros al campo de exterminio de Treblinka estarán incrustadas en el pavimento. Cuando los visitantes pisen las vías, la aplicación, mediante tecnología mostrará videos de los residentes de Filadelfia “que estuvieron en esos mismos trenes con destino a Treblinka”, comentó Eszter Kutas, el director de la fundación.

Además, en el Museo y Centro Educativo del Holocausto de Illinois, cerca de Chicago, los visitantes pueden hablar con uno de los siete hologramas de sobrevivientes, un proyecto que también se ha probado en el Museo del Legado Judío en Nueva York. Con base en testimonios grabados, los hologramas pueden responder preguntas en tiempo real.

Los visitantes del centro Take a Stand de ese museo de Illinois primero ven un cortometraje de cinco minutos en el que se presenta un sobreviviente. En una de las grabaciones, Fritzie Fritzshall describe cómo la llevaron a un gueto amenazada con un arma de fuego durante la Pascua judía y de ahí la condujeron a Auschwitz.

“Tengo muchas cosas más que decirles”, dice. “Así que háganme preguntas, por favor”.

Después aparece el holograma, “una imagen tan real que nuestra audiencia generalmente se queda boquiabierta cuando la ven”, comentó Susan L. Abrams, la directora ejecutiva del museo.

“De verdad resultó tan efectivo como escucharlo directamente de un sobreviviente, y eso nos sorprendió”.

11 respuestas a “El “holocausto”, agoniza.

  1. lahistoriaperseguida 1 diciembre, 2018 / 12:06 am

    Las mentiras caen.. y el holocuento esta al caer.. pronto dentro de no mucho nadie va a creer semejante patraña..

    Me gusta

      • Elpapa 15 diciembre, 2018 / 10:32 pm

        Disculpe, mi comentario iva dirigido a lahistoriaperseguida es un blog que visito tanto como el de vosotros, pero desde unos dias aparece el siguiente msj:

        lahistoriaperseguida.wordpress.com is no longer available.

        The authors have deleted this site.

        Me gusta

    • Elpapa 11 diciembre, 2018 / 5:36 pm

      Hola, qué ha pasado con su blog sr?

      Me gusta

    • eldank 15 diciembre, 2018 / 10:28 pm

      Hola, qué ha pasado con su blog sr?

      Me gusta

  2. Juan José 1 diciembre, 2018 / 7:43 pm

    Lo seguirán recordando para que no se olvide el peor y único holocausto de la historia.
    Copan todos los medio$ y si no se recuerda, tampoco se recordará a los que lo “perpetraron”, que al fin y al cabo es lo más importante de todo, no olvidar nunca que hubo un sistema político que no era $$$$$istema al uso, y que funcionaba.

    Me gusta

  3. Cesar 2 diciembre, 2018 / 12:55 am

    Estoy leyendo la obra de Richard Harwood ” Murieron realmente seis millones?” que nunca había leído antes por más que tiene sus años. La conseguí………., bueno, no importa dónde, el asunto es que la conseguí. Estoy terminándola. Es corta. Junto con ” El holocausto bajo la lupa” y las obras de Paul Rassinier, me parece de los mejores trabajos sobre un hecho llevado hasta la repugnancia y la náusea de los absurdos , lo que no significa que no hayan muerto judíos – ENTRE OTROS- . Y lo peor no son las exageraciones morbosas e increíbles de los sostenedores del holocuento, sino la alcahuetería de los goyim………..( de muchos, al menos).

    Me gusta

    • Frel 4 diciembre, 2018 / 1:26 am

      Yo diría del adoctrinamiento de los goyim sobre el tema, a los cuales en un número significativo les cuesta pensar un poco y debatir sobre el tema, lo tienen muy inoculado en la mente, como se suele decir “donde no hay no se puede sacar”.

      Me gusta

  4. Frel 4 diciembre, 2018 / 1:04 am

    Hay que ser perverso y tener malas intenciones para utilizar la lava solidificada de un volcán y relacionarla con cadáveres humanos, cualquier cosa para que el negocio del “holocausto” continúe funcionado, es patético.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s