Valentía cubana contra prepotencia judía en la UNESCO.

Con la prepotencia que caracteriza a los judíos, el representante de Israel hace guardar un minuto de silencio en posición de firmes a todos los miembros del consejo, por los seis millones(?) de judíos víctimas del llamado “holocausto”. Muy pocos siguen sentados y solo la representante de Cuba pone las cosas en su lugar.