A mí no me engañáis

img_47511
Los campeones en la especialidad de salto de valla (Ceuta, 26/7/2018)
Llegan a Europa humildemente, huyendo de unas condiciones de vida que dicen que son pésimas en su país, con la ilusión de que aquí en Europa -tierra de las libertades y de la abundancia- tendrán un futuro mejor y más prometedor del que podrían esperar en su tierra natal, empobrecida por la avaricia de Occidente, que mermó sus recursos y se quedó con todo lo “quedable” y aprovechable que había en su tierra, además de soportar las continuas guerras desatadas por los poderes locales pero con la ayuda o la indiferencia de nuestro mundo civilizado. Traen consigo, evidentemente, sus tradiciones y costumbres y esperan poder seguir con su vida tal y como antes, sólo que en un país diferente.
Aquí, por parte de los gobiernos (europeo, estatal, autonómico, provincial, local, (¡cuántos sueldos y enchufados!), medios de comunicación, ONGS varias, múltiples observatorios “contranosequé”, agrupaciones para “nosecuanto” y algunos ciudadanos, la respuesta oficial es que están en su derecho de hacerlo. Ya que todos los que aquí vivimos, lo hacemos en unas condiciones de tal prosperidad en general -es decir, la inmensa mayoría. O sea, casi todos- que podemos y debemos permitírnoslo. Además de admitir de forma tajante nuestra culpa, por ser actores imprescindibles y necesarios en la ejecución de las condiciones que han llevado a las actuales circunstancias en África y Oriente (Próximo, Medio, Extremo) y que le han hecho abandonar su patria a su suerte y venir a aquí.
Esta es la visión oficial y políticamente correcta -a grandes rasgos- de lo que estamos viviendo en Europa desde hace ya muchos años y que se ha acrecentado de forma brutal en los últimos tiempos.
Para entender lo que está pasando, debemos de tener en cuenta el $istema imperante hoy en Europa (y en el resto del mundo “civilizado”), donde da exactamente igual que los gobiernos sean de derechas o de izquierdas, liberales o conservadores, republicanos o demócratas. Las políticas son a rasgos generales y en esencia -elecciones tras elecciones libres y democráticas- continuadoras unas de otras. Y en lo que sí coinciden -dentro de su marcado materialismo- es en hacer de la economía su diosa, economía que debería de ser una faceta más del transcurrir, pero que ambos han deificado hasta límites insospechados. Podemos ver en España, por poner un ejemplo entre otros muchos, la modificación de la Constitución para incluir el artículo 135. Y del compromi$o con el $istema de los emergente$ qué decir: basta con ver el ejemplo griego, más privatizaciones y recortes en menor tiempo quizás sea imposible. Y todo para que ¡¡el 95%!! del rescate acabe en manos de los acreedores y para los griegos y su Estado, el 5%. Socializar pérdidas-privatizar ganancias.
Durante la –aún no- pasada crisis, miles de pequeñas y medianas empresas cerraron, millones de trabajadores fueron despedidos, pero los gobiernos centrales y europeo no ayudaron de ninguna manera a esas empresas. Sin embargo, con los bancos la cosa fue muy diferente: miles de millones para cubrir sus pérdidas, para tapar sus agujeros, para premiar su nefasta gestión. Las empresas pueden caer (dejando en la calle a millones de personas) pero los bancos no (dejando también, a pesar de los ingresos recibidos , en la calle a miles de trabajadores). Aquí ya no atamos los perros con longanizas si es que alguna vez lo hicimos.
La razón de esto es simple y sencilla: el $istema, -es decir; los amos del calabozo- es muy listo: privatiza ganancias y socializa pérdidas. Esta imposición empezó a desarrollarse desde el final de la SGM; la venimos soportando desde hace ya muchos años y ante ella todos los gobiernos se pliegan sin chistar. Todos. Y admitir por su parte ese $istema, colar por el aro de los amos, es lo que hace posible que todos nosotros (papeleta tras papeleta) tengamos que sufrirlo, dándole a ellos la oportunidad de conseguir sus sueldos-dietas-prebendas-dosis de vanidad-inmunidad ,etc, ahora. Y después, esos muchos políticos que apoyaron esas políticas tienen su recompensa en puestos de consejeros o asesores muy bien remunerados en las empresas pertenecientes a los mismos grupos a los que pertenecen esos bancos, además de sus pensiones por haber “trabajado” como políticos durante un lapso de tiempo muy reducido. O bien, como asesor de tal o cual fundación del partido. O del estado.
Porque no es un secreto eso de que la empresa independiente pasó a la historia hace ya mucho tiempo; grandes grupos multinacionales -¿10, quizás 20?- controlan bancos, agencias de calificación, empresas petroleras, alimentarias, armamentísticas, medios de comunicación, etc. Y los propietarios de esos grupos- cifra aún más reducida- son los que realmente dirigen hoy el mundo en su práctica totalidad, al menos en el hemisferio norte. No los busquen en la lista Forbes (que también les pertenece); no aparecen ahí porque no quieren que conozcamos sus nombres: manteniendo el anonimato resulta más difícil su rastreo.
Y el desarrollo es el siguiente: a través de sus empresas son ellos los que esquilman los recursos de los países , favorecen con sus contactos políticos de alto nivel a un grupo sobre otro en las guerras por ellos provocadas facilitándoles las armas que fabrican sus corporaciones armamentísticas a la facción que se atiene a sus directrices y son los responsables e instigadores de que los movimientos migratorios se conviertan en invasiones organizadas en toda regla, obteniendo con ello en los países de acogida mano de obra barata para sus empresas por un lado, una bajada de sueldos y condiciones laborales de los trabajadores de los países receptores de esos refugiados por otro y una destrucción sistemática de los valores de las sociedades encontradas -cuando no enfrentadas; las diferentes tradiciones chocan unas con otras- en un multiculturalismo impuesto y propagado como absolutamente deseable y necesario por los medios de comunicación que también les pertenecen -así como por las oeneges financiadas por sus fundaciones- que solo es un eufemismo canalla de mezcla de todo para llegar a nada, diluyendo las tradiciones de los diferentes pueblos en una sola amalgama incolora, inodora e insípida: con individuos sin raíces ni cultura, fácilmente manipulables al carecer de una Identidad y un conocimiento de la Historia que les oriente (no que les dirija, que es diferente).
Y curiosamente, esos migrantes-refugiados no encaminan sus pasos a otros países árabes, sino a Europa, donde vienen exigiendo un estricto respeto para sus costumbres pero sin ofrecer un estricto respeto a las que se han encontrado aquí, pues lo único que pretenden es implantar el Islam allá donde vayan; su religión se lo exige. Lean el Corán y fliparán con muchas de sus aseveraciones. Antes de etiquetarme como islamófobo, cosa que no soy, lea el Corán en su totalidad (cosa que he hecho tres veces, es lo que tiene ser heterodoxo), para que no puedan colarle eso tan socorrido de que “se ha sacado de su contexto”. Cuando lo haya leído completo, hablamos.
¿El plan Kalergi en su versión extendida? Pues… usted mismo, pero si desconoce este plan, consulte alguna fuente de información fidedigna y objetiva que no esté en manos de los amos del calabozo(léase wikipedia); es difícil, pero se puede conseguir.
Y entonces -como siempre- las ganancias son para ellos y la acogida de refugiados para nosotros, con lo que esto conlleva en gastos que deben soportar las diferentes administraciones públicas y con los consabidos recortes –unos pocos mas- que hay que hacer para poder pagar esos gastos, pues es así como lo quiere el $istema; los pobres cada vez más pobres y los ricos cada vez más ricos y lo que es peor, cada vez con más poder. Y la clase media desaparecida en combate, aunque para encontrarla no busquen entre los ricos.
A todo esto le debemos sumar una parte de la ecuación que hoy en día es ocultada –o minimizada- de forma interesada por los medios de desinformación y los políticos buenistas, correctos y pagados por los amos : las tradiciones de unos y otros chocan al ser culturas diferentes y cuando lleguen los disturbios (que ya van llegando), los amos del calabozo aprovecharán para dar una vuelta de tuerca más -otra más de las muchas que nos han dado sin que el rebaño (entre voto y voto de unas elecciones democráticas….para que todo siga igual tras el recuento) se percate de ello- para reducir nuestra libertad de expresión, anatematizar con los supuestos delitos de odio (los fiscales podrían leerse el Talmud, el Zohar, los registros del Sanedrín…. a ver qué les parecían) y devaluar la ya devaluada soberanía de nuestro país, con el objeto de que sea cada vez mas “evidente” que el mundo necesita un único gobierno que vele por todas las culturas y por su integración en un único orden mundial; lo que traducido quiere decir asimilados en lo intelectual en un pensamiento único, guay y tolerante (con las ideas que los amos consideran correctas para que no entorpezcan sus designios) y en una única corporación en la que algunos tengan la “suerte” de trabajar en sus diferentes secciones, con unas condiciones laborales de semi-esclavitud, para conseguir un salario de mierda produciendo lo que quieren que consumamos. Y marcando a los disidentes con las consabidas etiquetas de nazi, conspiranoico, fascista o sencillamente tarado intelectual. Es fácil y cómodo intentar etiquetar a los demás cuando se es un ferviente seguidor del dogma de la casualidad. La causalidad parece que solo es entendida por los paranoicos. Y entre guasap y guasap (con unos continuos mensajes ultrasupermega importantes y trascendentes), de forma paulatina y sin que el rebaño se dé cuenta, llegar a una situación en cada país de entrega y colapso en la que cualquier gobierno medianamente comprometido con su Patria y con sus ciudadanos o con unos mínimos valores éticos, jamás hubiese aceptado: esos políticos son siervos (de lujo, pero siervos) de los amos y están a su servicio, para lo que gusten mandar. Y los que mantienen el chiringuito con su apoyo y/o sus votos, tan ingenuos que no se dan cuenta de que el problema es el $istema.
Así que dejad de intentar convencerme a través de vuestras televisiones, periódicos, oenegés financiadas, partidos políticos, observatorios, comisiones, tertulianos expertos en todo y conocedores de nada y culturetas de estómago agradecido; de que soy culpable de vuestra avaricia, de que el $istema funciona razonablemente bien (aquí en España hasta tenemos o vamos a tener regeneración democrática ¡fíjese usted¡) y de que es justo y deseable lo que sucede en la actualidad.
A mí, no me engañáis.
Juan José (Comentarista en este blog)

12 respuestas a “A mí no me engañáis

  1. Antonio 28 julio, 2018 / 2:35 am

    ¿Y las dos inmigrantes que tenía Pedro contratadas? ¿Son parte del plan Kalergi?

    Me gusta

    • elcasopedrovarela 28 julio, 2018 / 5:11 pm

      Ciudadanas de Rumania, país perteneciente a la Comunidad Europea con contrato de trabajo. Permita la corrección, guárdese de sus “fuentes”. y ahorre su mala intención para otros menesteres.

      Me gusta

  2. Juan 28 julio, 2018 / 6:12 pm

    No se sostiene nada de lo que aquí se expone, cuando resulta (y cualquiera lo puede comprobar), que hay una gran variedad de puestos de trabajo en España y en Europa, que no quieren ser desempeñados por los autóctonos y, de hecho, ya se puede hablar de oficios perdidos, por que nadie los desempeña. No se sostiene nada de lo que aquí se expone, cuando la práctica totalidad de los españoles vive a crédito y lo que es peor, no le importa vivir a crédito. No se sostiene nada de lo que aquí se expone cuando, precisamente por que el español medio vive a crédito, la única manera de vivir de ese modo es a costa de bajos precios en las adquisiciones, algo que solo se puede conseguir con manufacturas hechas en el Tercer Mundo. No se sostiene nada de lo que aquí se expone cuando resulta que las antiguas cajas de ahorro, gestionadas por políticos, sindicalistas y funcionarios liberados, tuvieron que ser rescatadas con dinero de Europa, para salvaguardar los ahorros de los clientes. El presente italiano lo ha recalcado hace poco, sobre la anunciada salida de Italia del euro: “Mi deber es salvaguardar los ahorros de los italianos”. No es de recibo lo que aquí se expone cuando por ejemplo, el Banco Popular ha quebrado precisamente por el excesivo crédito inmobiliario concedido, traducido en una cartera de inmuebles a causa de hipotecas ejecutadas que no ha podido revender y que ha condicionado de tal forma el balance, que ha condenado al Banco, precisamente por que en su día no quiso recibir ayuda del FROB, que le tasaba los inmuebles a la baja, por que se consideró que se podrían recolocar por un mayor precio a medio plazo, algo que, debido a la crisis no se ha podido hacer, y todo ello a costa de los accionistas.

    La realidad pues, es mucho más complicada, y no está hecha a medida de ideas preconcebidas.

    DE CEUTA, SOROS Y SANCHEZ

    Por Hermann Tertsch, “ABC” Madrid, 27 de julio de 2018

    Más de 600 jóvenes africanos asaltaron ayer la frontera española en Ceuta e invadieron territorio español. Literalmente. Armados con grandes cizallas, lanzallamas de fabricación casera y cal viva, doblegaron con insólita violencia a los agentes de la Guardia Civil que defienden las instalaciones fronterizas e hirieron a más de veinte de ellos. Una vez en tierra española se lanzaron a celebrar su éxito por las calles ceutíes ante las cámaras de televisión, plenos de orgullo exultante. Sus imágenes triunfantes han dado ya la vuelta al mundo y en África los jóvenes ya las han visto. Ellos son los héroes. Por España se puede. Millones de jóvenes los envidian y sus familias ahorran para pagar a los traficantes que los hagan protagonistas de futuras escenas parecidas.

    Lejos de los triunfadores, en el hospital de Ceuta tratan a los guardias civiles de las quemaduras de la cal viva, del ácido y las llamaradas y de los golpes recibidos de una turba a la que nada importaba más que entrar por la fuerza en territorio español. Si uno de los guardias hubiera muerto es de suponer que el Ministerio del Interior lo habría presentado como un desgraciado accidente. Ayer no hubo ni una palabra del ministro ante más de veinte bajas en un cuerpo del Ministerio. Y no se sabe que se haya instruido ningún tipo de acción contra unos extranjeros que sin documentación y por zonas no habilitadas para el tránsito han ejercido una violencia colosal para violar la frontera y la ley en una agresión con decenas de heridos. Han violado la frontera, han utilizado armas acarreadas y fabricadas con premeditación para atacar a españoles, han herido a fuerzas policiales y asumido el riesgo de que estos murieran. Y nadie va a ser responsable de todo ello.

    Imaginen a unos españoles que organizan un ataque similar sobre unos guardias civiles en un recinto que estén vigilando. ¿Cuántos años de cárcel deberían en justicia caerles? Muchos. Los autores de la agresión sufrida ayer por las fuerzas policiales españolas quedarán en absoluta impunidad. Han entrado con violencia y atropellado y aplastado a la Policía. Los agresores tienen garantizado el premio de su estancia ilimitada en España y Europa. Han cometido graves delitos al entrar que nadie les reprochará. La impunidad se entiende enseguida. Es el mensaje a los que vienen detrás: «Usad la máxima violencia, porque si tocáis suelo español nada de lo hecho importa». Así se entra en España con violencia y con la idea -muy cierta, por desgracia- de que se llega a un país que no castiga por violar sus leyes, ni por destruir sus instalaciones ni por agredir a sus agentes.

    La mayoría de los españoles no sabe -se quiso mantener en secreto-, que nada más llegar a La Moncloa, Pedro Sánchez recibió una visita extraordinaria. Era George Soros, un magnate y especulador financiero que mantiene una guerra global y sin cuartel contra las naciones europeas. Paga a cientos de ONG, partidos izquierdistas, bandas antifascistas, diarios digitales y páginas y blogs en todo el mundo para sus campañas. Tiene mucha nómina en España y hoy parece sentir predilección por nuestro gobierno. A quien odia Soros es a Viktor Orban, el líder húngaro que gobierna con inmenso apoyo popular. No como Sánchez. Su parlamento aprobó leyes por las cuales quien intenta ilegal y violentamente entrar en Hungría es expulsado de inmediato tras ser procesado por lo que jamás puede aspirar a regularizar su situación en aquel país. Hungría es una nación que resiste a Soros y tiene fronteras que todos respetan. Nosotros por el contrario podríamos habernos convertido ya con Sánchez en su juguete favorito.

    Le gusta a 2 personas

      • Juan 28 julio, 2018 / 7:32 pm

        Estimado Acacio:

        En 1984, un arquitecto francés, que había trabajado en la URSS (había que tener un par para ir a la URSS en un tiempo en el que, si allí te ocurría algo, quizá nadie se enteraba o a lo peor, aunque se enterase, no se podía hacer gran cosa, en un mundo de solamente teléfono de locutorio o de cabina), me contaba, que de los Pirineos hacia el Norte, ningún albañil sabía trabajar una fachada de ladrillo cara vista y que, cuando en la Francia del Centro Pompidou, de la nueva arquitectura de cristal y acero inoxidable, se necesitaba por rehabilitación o nostalgia, realizar fachadas en ladrillo visto, se venía a Cataluña a por un albañil catalán. Yo no me lo creía. En Alemania por ejemplo el ladrillo visto es algo usual en su arquitectura histórica, debido a que en Alemania no hay una gran riqueza en canteras de piedra caliza.

        Yo no me lo creía pero me lo he tenido que creer por que lo he tenido delante de los ojos, no con albañiles catalanes, sino con subsaharianos, de manera que una contrata subcontrata y subcontrata hasta que ya uno no sabe de quién es el personal que trabaja.

        En España ya no quedan artistas. No sería posible ahora, no ya ejecutar el Monasterio de El Escorial de Herrera, sino por ejemplo, la obra más cercana de Puig i Cadafalch o de Domènech i Montaner. No hay quien ejecute la cerrajería, la forja, la vidriería, la escultura, el estuco…

        Ahora bien, la aspiración de todo el mundo es un móvil de al menos 300 euros, eso de bajada de bandera.

        ¿Como está Barcelona con sus taxis? El golpe de estado de Pinochet comenzó con una huelga de taxistas…

        Saludos.

        Me gusta

      • elcasopedrovarela 28 julio, 2018 / 7:50 pm

        Cuanta razón tienes…necesitaría un buen párrafo para confirmar todo lo que comentas.
        Tristemente ya no hay arte y lo que puede llamarse por ese nombre es una repetición de lo mismo miles de veces.
        Lo de los taxis está siendo un éxito, según ellos exigen lo que les prometieron y que no han cumplido. Justo es pues la reclamación, supongo.

        Me gusta

  3. Juan José 29 julio, 2018 / 10:56 am

    JUAN.
    Si hay oficios perdidos, es por los salarios inmundos que se ofrecen por parte de la patronal.
    Si realmente se viviese a crédito como dices, los españoles estarían muertos hace ya tiempo, cuando los bancos dejaron de conceder créditos.
    Si se rescataron bancos y cajas con dinero público fue gracias a la mala gestión y a los bolsillos llenos que se llevaron muchos trincando y robando (cosa normal y aceptada en un universo liberal capitalista) .Y como siempre, se socializaron pérdidas (las pagamos todos) pero se privatizaron ganancias ( se las llevaron calentitas los directivos y demás).
    Si quebraron bancos por exceso de hipotecas fue gracias a la avaricia ( tan común a la derecha como a la izquierda) de esos bancos, que concedieron hipotecas al 110 % del supuesto valor de ese inmueble, sabiendo que no se podrían cobrar. ¿Ningún banquero en la cárcel muuuuchos años ? ¡¡¡¡¡Viva el $istema capitalista liberal¡¡¡¡¡
    Y a los accionistas, que les den. Un sistema capitalista que permite que gentuza vil y avariciosa, ociosa y especuladora, viva de joder a los demás; es injusto, opresivo y anti-tradicional. Y por lo tanto, sin valor ni ético ni siquiera moral.
    Y no quieras hacer de la realidad algo complicado, no lo es. Eso es lo que quieren que pensemos, no caigas en su trampa.
    Comprando esos artículos del tercer mundo es como se destruye la economía nacional.

    https://paginatransversal.wordpress.com/2014/09/23/las-torres-de-thulsa-doom/

    Y el principal problema, Juan, lo que no se sostiene, Juan, es esa obsesión que tienes conmigo.
    Pero, lo siento por tu persona, no me quita el sueño. Puedes continuar…..viviendo en tu paradoja cristiana-capitalista.

    Me gusta

  4. Mª Luisa 29 julio, 2018 / 3:27 pm

    Señores Juan y Acacio: mi hija es restauradora de obras de arte y ha tenido que emigrar a Reino Unido, donde sirve comidas en un restaurante. Como ellas, muchos jóvenes que sí saben trabajar y sí conocen sus oficios (hablo de arte, artesanía, albañilería especializada, restauración de fachadas, etc) tienen que irse porque aquí no los contrata nadie. Y por qué. Pues muy sencillo, porque hay gente que viene de fuera que cubre el expediente por muy poco dinero.

    Le gusta a 1 persona

    • elcasopedrovarela 30 julio, 2018 / 6:19 am

      Desde luego, pero con el agravante de que en trabajos relacionados con el arte se necesita una sensibilidad que la mayoría no posee y que, por lo tanto, repercute en el resultado final y se diluye hasta que deja de serlo.

      Me gusta

  5. Luis Eduardo Gonzale (@LuisEdu81249600) 29 julio, 2018 / 5:08 pm

    Un articulo bien explicado, con evidencias innegables de lo que dices Juan Jose, esta es la realidad de España, Europa y toda América Latina (salvo en pocas excepciones), los pueblos están totalmente sometidos al aumento del capital de los banqueros e industriales, los beneficios que nos ofrecen estos inhumanos, son empleos que capturan todo nuestro tiempo, con salarios miserables y condiciones de tercerización. el fútbol es el contentillo de las masas y la televisión basura. con este sistema de esclavitud impuesto, la vida pierde sentido.
    La clase gobernante de nuestras naciones no nos protege de la usura bancaria, antes nos venden mas y mas a estos fines, somos números imaginarios y no humanos.
    Lastimosamente la gente del común no percibe esto, pues esta mirando para otros lados, entretenidos con inmoralidad y diversión estúpida, perdiendo el tiempo en cosas vanas.
    Se debe hacer un gran esfuerzo solo para llamarles la atención y otro aun mayor para hacerles entender. todo esta dado milagrosamente para el beneficio de unos pocos que siempre, pase lo que pase, terminan ganando.

    Es necesario crear movimientos políticos Nacionalistas, que beneficien a las mayorías y no a las minorías, que sea pro-trabajadores, defensores de la familia y protectores de la naturaleza y animales. con economías sanas y proteccionistas, que sirva al pueblo y no a la inversa, justo como funciona ahora.

    Gracias por este escrito, fue un gusto leerlo. y gracias también a todos los que leyeron este, mi comentario.

    Le gusta a 1 persona

    • Juan José 30 julio, 2018 / 4:01 pm

      Es una lástima que no seamos( me incluyo) capaces de hacer algo al respecto.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s