Stef Blok: “Las sociedades multiculturales pacíficas no existen”

5b4fd185e9180f6f108b4567

El ministro neerlandés de Relaciones Exteriores, Stef Blok, afirmó en una reunión privada que las sociedades multiculturales pacíficas no existen y que la UE no podrá forzar una distribución “equitativa” de migrantes en Europa del Este, donde, según sus palabras, persiste la xenofobia.

A la reunión asistieron unas 80 personas de los Países Bajos que trabajan para organizaciones internacionales. Uno de los participantes envió al programa de televisión Zembla la grabación del evento.

“Se lo pregunté a mi ministerio y también plantearé la cuestión aquí. Denme un ejemplo de una sociedad multiétnica o multicultural, en la que aún viva la población original, y donde haya una convivencia pacífica. No conozco ni una”, rezan sus declaraciones, que se desprenden del video filtrado y difundido por medios neerlandeses.

Uno de los asistentes al evento mencionó a Surinam como ejemplo de sociedad multicultural pacífica. Bok, sin embargo, calificó a esa antigua colonia holandesa como “un Estado fallido”. “Y eso tiene mucho que ver con las divisiones étnicas”, afirmó Blok.

Stef Blok
Stef Blok

Otro ejemplo contemplado fue Singapur, pero según el político este país asiático es realmente muy cuidadoso en sus políticas migratorias. “Singapur es un país pequeño, extremadamente selectivo en su migración. No aceptan inmigrantes pobres. Posiblemente para limpiar”, explicó.

El ministro también cuestionó si realmente se puede llegar a un acuerdo entre los países de la UE sobre la distribución “equitativa” de los inmigrantes. Blok aseguró que los niveles extremos de xenofobia que supuestamente persisten en Europa del Este, no le permitirían al bloque europeo promover el acuerdo.

“Camina por cualquier calle de Varsovia o Praga. No hay personas de color. Esas personas desaparecen en una semana, son golpeadas hasta la médula. No tienen vida allí. No creo que logremos forzar, a través de un acuerdo a nivel europeo central, que cada país tome la misma cantidad de refugiados. Los europeos del este nunca estarán de acuerdo”, destacó.

El ministro explicó, en comentarios al programa Zembla, que su polémico discurso estaba dirigido a provocar una discusión, pero admitió que no era del todo adecuado para un público más amplio. No obstante,Blok ya fue criticado por algunos de sus colegas, que le exigieron explicaciones. Por ejemplo, la parlamentaria laborista y exministra de Ayuda Exterior, Lilianne Ploumen, describió el discurso de Blok como “extremadamente poco profesional”.