GERD HONSIK HA FALLECIDO.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Gerd Honsik y Pedro Varela durante un encuentro en el año 2.012.

El revisionista austriaco Herd Honsik falleció ayer día siete de abril en Ödenburg (Hungría) de un ataque al corazón.

Gran amigo de Pedro Varela y conocido por todos nosotros, lamentamos profundamente su muerte por una enfermedad acelerada por sus encarcelamientos y persecuciones sufridas durante años. Que Dios lo acoja en su seno y cargue parte de su muerte sobre las conciencias de quienes le humillaron y castigaron sin justificación alguna.

FOTOS JUNTAS HONSIK
1/ Herd Honsik durante una cena en su homenaje en Barcelona (1992). 2/ Impartiendo una conferencia en el local de Librería Europa (2002). 3/ Diploma otorgado por Librería Europa a Gerd Honsik por su Lealtad a la Verdad en su 71 Aniversario (2012). 4/ Portada de su libro “Absolución para Hitler” considerado el motivo principal de su persecución y encarcelamiento y catalogado como uno de los 17 títulos prohibidos y secuestrados de Librería Europa. 5/ Portada del libro “Die Nacht der Nibelungen” , una recopilación de poemas de Gerd Honsik, su último proyecto y nunca publicado por el cierre de Ediciones Ojeda.
Gerd Honsik (octubre de 1941 / abril 2018) Escritor y poeta condenado en mayo de 1992 a 18 meses de prisión, por publicar su libro, ¿Absolución Para Hitler?. Después de un proceso que duró cinco años y un juicio de varias semanas, en el cual se creó una ley para ser aplicada especialmente en ese caso, Honsik huyó a España. El sacerdote católico Robert Viktor Knirsch, quien colaboró en el trabajo de Honsik y escribió el prólogo de su obra, fue suspendido inmediatamente de su ministerio e ingresado en el hospital psiquiátrico de Gugging, donde falleció al poco tiempo. 
En agosto del 2007 se emitió una nueva orden de arresto contra Honsik y el 4 de octubre del 2007 fue extraditado de España hacia Austria.
Una vez en prisión, fue sentenciado de nuevo por otros cinco años por haber escrito artículos como “Katyn fue un crimen soviético” y “No hubo cámaras de gas en Dachau”, afirmaciones que son verdad y que actualmente son aceptadas oficialmente. La condena de cinco años se redujo a cuatro.