La autocensura, fiel reflejo de la cobardía.

auto2

La autocensura consiste en que la persona no manifiesta su verdadera opinión por miedo a las consecuencias o, en términos más generales, consiste en renunciar a la libertad personal por temor a las consecuencias. Un ejemplo sería renunciar a transmitir lo que pasa por nuestra mente por miedo a que nos tachen de locos. El mayor peligro de la autocensura es que al no expresar estos sentimientos o imágenes en palabras o arte luego broten en forma de odio o violencia contra uno mismo o contra los demás.

También podríamos definirlo como el acto de censurar o clasificar nuestro propio trabajo (blog*, libro, película u otro medio de expresión); se puede hacer por miedo, o por deferencia o temor a herir susceptibilidades de otras personas, sin la presión abierta o expresa de cualquier parte específica o institución de autoridad.

*Este blog se acaba de autocensurar para no “perjudicar” a un tercero y sentimos vergüenza propia y ajena por tal acto de debilidad. Nos duele en gran manera ser manejados emotivamente por personas que deberían de estar orgullosas de decir fuera lo que declaran sentir y ser a puerta cerrada.