“TEMAS DE REFLEXIÓN” (Cartas desde prisión / Pedro Varela) III

CARTA Nº 3

“Temas de reflexión”

[Gefangenenhaus, Berggasse, 6, Celda Nº12 , 28 Noviembre 1992

“No son de temer aquellos que tienen una diferente opinión, sino aquellos que teniendo diferente opinión, son demasiado cobardes para decirlo”. (Napoleón)

Os ruego que juzguéis de forma crítica mis puntos de vista aquí expuestos. No pretendo amonestaros, sino más bien aprovechar mi tiempo en prisión lo mejor posible para reconocer mejor nuestros problemas y posibilidades. Pero no contradigáis mis puntos de vista hasta que no los hayáis contrastado a fondo.

Os agradezco las muchas hermosas cartas que me habéis hecho llegar. Me va bien tanto espiritual como físicamente. En realidad “no hay que tomar las cosas tan trágicamente como lo son en realidad” (Karl Valentin). Tengo el deber de ser feliz y lo consigo.

IDEAS SOBRE AMÉRICA

cocacola_31
La cultura de Mac Donalds y Coca-Cola es sólo una imagen superficial y sin mayor importancia de la tremenda y auténtica sustitución de valores que padecemos.

La mayoría dentro de las fuerzas nacionales tiene una posición contraria a los americanos. Es cierto que los Estados Unidos (y no precisamente los norteamericanos) tienen sobre sí buena parte de culpa en las catástrofes de las últimas dos guerras mundiales. Pero también del asesinato masivo de personas (campos de concentraciónamericanos en los prados del Rhin en 1946; los bombardeos terroristas contra Dresden, Hamburgo, Nuremberg, Berlin, Munich…; bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki; provisión de inmensas cantidades de material de guerra decisivo para la Unión Soviética, etc. Pero sobre todo responsabilidad en la decadencia moral y la destrucción cultural de Europa y la reeducación de sus pueblos mediante propaganda masiva a través de los medios de comunicación, conducidos con ello a una opresión mental decisiva. El librito América: sus héroes, guerras e ideales nos permite reconocer parte de esa culpa. Lo peor es, sin duda, el desenraizamiento forzoso de los pueblos.

La cultura de Mac Donalds y Coca-Cola es sólo una imagen superficial y sin mayor importancia de la tremenda y auténtica sustitución de valores que padecemos, con la que nos es ofrecida casi exclusivamente música discotequera o de los Michael Jackson y Prince de turno. La sociedad multicultural (Nueva York o Los Angeles son ejemplos gráficos de la misma y de lo que se nos viene encima), la violencia y la sexualizaciónde la vida social en películas sin gusto, lo demencial de la mundialización y un gobierno global, el mercado y consumo de drogas, la carencia de ideales, el hedonismo, el materialismo salvaje, la codicia, la destrucción del matrimonio y la familia como fundamento del Estado y la comunidad popular, el aniquilamiento del campesinado como portador de la tradición y columna vertebral de la vida popular, disolución de la comunidad e imposición del individualismo más brutal, etc. Todos estos son hechos. Todo ello nos ha venido en buena parte desde América. Todo esto es, desde luego, negativo.

Pero en honor a la verdad debo soltar un cabo a favor de los americanos originarios (WASP: White Angel-Saxon Protestant). La verdad es solo una y debe ser proclamada: los auténticos norteamericanos de origen europeo no han inventado todo lo dicho. Las élitesextrañas dentro de los círculos dominantes en posiciones de poder son quienes han inventado este programa de disolución de la sociedad cristiana occidental, con la meta de conseguir, mediante el arma psicológica principalmente, una única sociedad monocolor planetaria, paso necesario en el camino hacia el deseado gobierno mundial.

Se habla constantemente del American Way of Life. Yo hablaría más bien, como hace Richard Wagner, del “demonio plástico de la decadenciade la Humanidad” (tal y como él lo describe muy acertadamente. América ha logrado cosas buenas y ha dado también personalidades extraordinarias. Pienso a vuela pluma en Charles Lindberg(a bordo del Spirit of St. Louis y dirigiendo America First), Henry Ford (con el Ford T y su conocido libro, etc.), Robert Peary (Polo Norte), los hermanos Wright (primer vuelo), buenos militares como Patton o MacArthur, políticos como Benjamin Franklin o John F.Kennedy, artistas de la talla de Walt Disney o Gofre e ilustradores como Norman Rockwell o pintores como los de la Escuela del Rio Hudson, por no mencionar a autores como Mark Twain o John Steinbeck, etc.

Hace un tiempo pude disfrutar de una exposición de la colección Thyssen-Bornemisza en Barcelona en torno a los pintores románticos norteamericanos. Era realmente precioso todo lo allí expuesto. C. D. Friedrich o Walther Dahl se habrían entendido bien con ellos.

Naturalmente los Estados Unidos son, geopolíticamente vistos,competencia importante frente a Europa. Y es lógico que los norteamericanos piensen primero en sí mismos y no en nosotros. Pero vistos biológicamente, allí viven unos 225 millones de hombres blancos que no han llegado de Marte en paracaídas precisamente, sinode Europa a lo largo de los últimos dos o tres siglos. Los antepasados de estas personas procedían de Inglaterra, Irlanda, Holanda, Alemania, Escandinavia, Francia, Polonia, Italia y España entre muchos otros países. Y por destino y comunidad racial de supervivencia, unos y otros a este y aquel lado del Atlántico deberían aliarse para asegurarse un futuro. El que se mantengan enfrentados sólo puede beneficiar al enemigo común. Si entre nosotros promovemos dicha animadversión hacia los norteamericanos, sólo estamos ayudando a quien pretenda destruirnos. Deberíamos siempre diferenciar entre los auténticos norteamericanos y la cúpula directiva de su país.

SKIN HEADS, HOLLYWOOD-NAZIS, NEO-NAZIS

690-heil
Fotograma de una película sobre skinheads.

La gran fuerza de una concepción del mundo basada en las leyes de la Naturaleza radica en que todo el mundo pueda comprenderla de forma fácil. Para una idea-fuerza hay que disponer de principios sencillos y claros. Y en consecuencia sus representantes deben ser también personas normales, naturales y que puedanser tenidas por el pueblo como representantes dignos y ejemplos a seguir. De lo que se deduce que personas con complejos personales, o que se han convertido en secta o apartadas del sentimiento natural de la nación, no son capaces de dirigir ni representar al propio pueblo ni pueden convertirse en portadores de dicha idea.

Siempre he dicho que si había que organizar una manifestación, fuera por el motivo que fuere, debía llevarse a cabo con personas que además de normales tuvieran un aspecto agradable y saludable y mejor aún vistiendo vestidos populares. Entiéndanme: una manifestación con la que se pretende defender o propagar ideas lógicas, será comprendida con simpatía por el público, si las personas que representan esas ideas poseen una antena que sintonice con sus contemporáneos.

Observen una manifestación habitual de la extrema izquierda, okupas y anarquistas: pelos largos, tatuajes y piercings, personas de aspecto sucio y descuidado, que nunca podrán representar ni ser entendidos más que por una minoría de la población. Pero compárenlos con los extremistas de derechas del ambiente skin: pelados de aspecto embrutecido surgidos de las grandes ciudades del capitalismo, con chaquetas de cuero y botas negras, rostros inexpresivos cuasi de lobotomizados, igualmente tatuados y escuchando música estridente y caótica como los anteriores, o Hollywood-nazis quepretenden ser lo que nunca fueron los nacionalsocialistas históricos (como puede comprobarse con simples imágenes y documentos fílmicos de la época), sino lo que Hollywood quiere explicarnos: brutalidad, violencia, falta de cultura, comportamiento nada ejemplar, tabaco, alcohol… Con semejantes representantes nada puede empezarse.

Quieran las ideas teóricas de esos ultraizquierdistas o ultraderechistas tener algo de positivas, pero nunca encontrarán eco entre la población sana, porque el pueblo sencillamente no les entiende y no comparte su estado anímico. Tomemos una madre. Si los jóvenes que se manifiestan no son comprendidos por una madre de familia (creadora, administradora y protectora de la vida, centro de la familia, educadora del futuro), nunca tendrán éxito.

Si se pretende atraer hacia sí una comunidad de personas, nada mejor que utilizar los trajes populares en las manifestaciones culturales-políticas al efecto de propagar ideas simpáticas a la población. Imagínense la diferencia entre una manifestación de skin-heads gritando lemas como “¡Acabaremos con todos vosotros!” y grandes cantidades de alcohol en las venas y otra con jóvenes amables y bellas muchachas, con rostros radiantes y tal vez vistiendo vestidos tradicionales locales y lemas como: “Deseamos preservar la identidad de todos”, o bien “Frente a la sociedad multirracial ymulticultural que nos imponen, defendamos la variedad y diversidad en el mundo”.

Lamentablemente ocurre que aquellos que hacen política no siempre son los mejores, porque las personas decentes y cultas no quieren saber nada de la política, de la que desconfían por instinto. También en los círculos patrióticos e identitarios queda aún mucho camino por recorrer en el campo artístico, cultural y de identidad nacional y popular. Y aquellos que sí están en estos campos no se ocupan de la política. Trágico pero cierto. Puedo imaginarme que una “Manifestación en memoria de Rudolf Hess” por las calles de Bayreuth y Wunsiedel tendría más éxito y gozaría de mayores simpatías si fueran llevadas a cabo por la juventud correcta, patriótica, identitaria, nacional, de aspecto sano. Las personas no son tontas, a pesar de la reeducación, y saben diferenciar donde existe buena voluntad y donde no. Claramente dicho: “La gente de aspecto fanático siempre me resultó sospechosa”.

HITLER ESTÁ MUERTO

2838850100000578-0-image-a-2_1430519794156
Portada del “Dayly Mail” del 2 de mayo de 1945, anunciando la muerte de Adolf Hitler.

Un amigo judío, que vive en París, acaba de escribirme a prisión (en francés): “Hitler es para mí el único posible terapeuta de la corrompida situación mundial actual. Pero si estuviera aquí, ante el caos existente, ¡se iría a casa y se echaría en la cama, con su perro muy cerquita!”

¿Tendrá razón el buen Profesor Polacco de Menasce de la Universidad de la Sorbonne?Adolf Hitler murió hace tiempo. Forma parte de la historia. No volverá. Su resurrección no es posible. ¿Por qué pues existen todavía hoy, por todo el planeta, seguidores de Hitler? —preguntan los no iniciados—. ¿Por qué le odian todavía hoy los poderosos, políticos e ideólogos de todos los colores?—pregunto yo.

Hubo un Napoleón, Julio Cesar o Carlomagno, cuya gran personalidad nadie discute, pero cuyas ideas apenas son útiles a día de hoy. Eran aptas para su tiempo, pero no para nuestros días. ¿Es acaso diferente hoy con Hitler y sus ideas? Desde un punto de vista político tal vez sería más inteligente olvidarse de Hitler. Los medios de comunicación repiten una vez tras otra la misma imagen de un hombre cruel, violento y primitivo. ¿Dequé nos sirve pues, a nosotros, hablar de él? A fin de cuentas las ideas de este personaje ya no son aplicables hoy en día, ¿no?

Les explico dónde está el problema. Digamos que fundamos un nuevo partido, que se llama, por poner un nombre, Omega. Observamos la situación política, económica y social actual para reconocer y encontrar solución a los problemas, y nos encontramos con cosas como estas:

  1. Una sociedad sin Dios y ateísmo rampante.
  2. Falta de ideales.
  3. Destrucción y explotación excesiva de la Naturaleza.
  4. Disolución del matrimonio y la familia como instituciones.
  5. Asesinato masivo de nuestros no nacidos, desaparición de la substancia racial de la población autóctona y mezcla étnica planificada con masas de inmigrantes de países lejanos a nuestro ámbito cultural.
  6. Impedimentos políticos, psicológicos, económicos y culturales al deseo natural de tener hijos. 
  7. Disolución del campesinado como capa portadora de las tradiciones nacionales.
  8. Creciente criminalidad.
  9. Creciente endeudamiento de los Estados, las empresas y las familias mediante créditos cargados con el interés compuesto acumulativo, que lastra el dinero desde su misma creación (¡el dinero surge con la simple concesión de créditos, de la nada!).
  10. Desenraizamiento de la población con una reeducación internacionalista,multicultural y multirracial.
  11. Destrucción del arte bello y del sentido artístico, imposición del arte decadente y degenerado.
  12. Aislamiento e individualización de las personas, destrucción del sentido comunitario.
  13. Alcoholización, drogadicción y robotización de la juventud.
  14. Promoción de las grandes macro-ciudades inhumanas frente a la idea de pueblo y ciudad de comarcas pequeñas y medianas, preservadoras de cultura.
  15. Centralización burocrática de la Comunidad Europea mediante una casta de eurócratas, europarlamentarios y comisarios que deciden nuestro destino.
  16. Preocupaciones, inseguridad, miedo al futuro, complejos, falta de entusiasmo, prisas, estrés y su corolario: crecientes depresiones,enfermedades psicológicas y psicosomáticas diversas.
  17. Creciente codicia por el dinero y las posesiones materiales, alejamiento de un sentido religioso y profundo de la existencia.
  18. Caos circulatorio y tráfico creciente en las grandes ciudades.
  19. Alimentación industrial y contaminación mediante productos químicos, pesticidas y manipulación genética de los alimentos básicos: aumento de los casos de cáncer y otras enfermedades de la civilización moderna.
  20. Carencia de valores morales, caos sexual, ingeniería social con la promoción
    del homosexualismo y el feminismo, desculturización de la sociedad, etc.

Estos son sólo algunos ejemplos. Si con el nuevo partido Omega se pretende encontrar una solución a dichos problemas, hay que implantar soluciones eficaces, que puedan sanar el cuerpo social, por ejemplo:

  1. Disciplina frente al caos.
  2. Comunidad popular frente a la lucha de clases
  3. Amor al terruño y amor a la patria frente al nihilismo social y cultural imperante.
  4. Cultivo de la cultura popular tradicional frente al internacionalismo nivelador.
  5. Promoción de las familias numerosas y del amor a los niños frente al aborto.
  6. Regreso al campo, el pueblo y la pequeña ciudad frente a la macro-polis cimentada y despersonalizante.
  7. El deber de permanecer sano como parte integrante de la Naturaleza frente al maltrato y destrucción de nuestro cuerpo, templo del alma.
  8. Amor a la propia identidad y una cierta homogeneidad étnica frente a la sociedad multicultural y multirracial.
  9. Orden y jerarquía.
  10. Principio del jefe, el rendimiento y la capacidad como forma de selección de los mejores para la dirección y el gobierno frente al igualitarismo nivelador.
  11. Promoción de la belleza frente al llamado “arte” decadente.
  12. Derecho de autodeterminación de los pueblos frente al robo de territorios.
  13. Formación integral del individuo (mente, cuerpo, espíritu).
  14. Alimentación lógica y natural, cultivos biológicos y ecológicos frente a la alimentación industrial.
  15. El amor como ley máxima frente al odio y el mal.
  16. La verdad como principio fundamental frente a “los maestros de la mentira”.
  17. El dinero como instrumento de cambio y no como mercancía aparecida de la nada.

Serían solo unos ejemplos. Pero si se pusieran en práctica estos sencillos principios para la conducción de los asuntos sociales, sería etiquetado de inmediato como “reaccionario”, “fascista” y no demasiado tarde como “neo-nazi” (sea lo que fuere lo que ello signifique). Consecuentemente será usted presentado como un “odiador” de la humanidad.

 

La pirueta psicológica es sencilla. Si promueve usted la música sublime de Richard Strauss y las hermosas esculturas de Arno Breker, se convierte de inmediato en sospechoso, puesto que Hitler también amaba el arte bello. Y dado que los enemigos de Hitler promueven a su vez el llamado “arte abstracto”, “moderno” o “vanguardista”, pronto le acusarán de promover un nuevo Auschwitz y le acusarán de “antisemita”.

Ante ello le quedan a usted dos opciones: abandonar toda investigación seria y honesta sobre Hitler, los principios políticos que le animaban y la serie de medidas sociales arriba mencionadas, y con ello la posibilidad de una solución a nuestros problemas (y esto es lo que hace la mayoría por miedo o comodidad); o bien continúar con su labor de esclarecimiento y difusión y acabará pronto experimentando que locos y provocadores pintarrajean las tumbas de un cementerio judío con frases como “Heil Omega!” y unas cuantas cruces gamadas decorándolo todo, lo que hará de usted sospechoso número uno.

Una solución intermedia no existe. La cuestión es que los mundialistas necesitan a Hitler como “imagen del enemigo”, de forma que cualquiera que se enfrente a sus planes de un gobierno mundial, pueda ser etiquetado y puesto fuera de combate, ridiculizado y destruido políticamente. ¿Acaso las ideas y soluciones de Hitler son válidas y resultan aplicables todavía hoy? Si se le ocurre afirmar algo así, ¡acaba usted en prisión, como yo!

Pero la verdad es sólo una, y antes o después será conocida.

 

RELIGIÓN

leyyreligionEl tema de la religión en lo que respecta a los grupos identitarios, nacionales o patrióticos, también es de constante actualidad, lo mismo que en la sociedad que nos rodea. Aquí la cuestión no es si católicos, protestantes, musulmanes o paganos tienen o no razón, sino si se cree en Dios y se le tiene presente en nuestra sociedad y se actúa en consecuencia en la propia vida, de forma que nuestro ser y nuestro comportamiento reflejen una profunda religiosidad y la fuerza que ella otorga o, por el contrario, si seguimos impregnados del materialismo —lo que en ciertos grupos identitarios se traduce transformando la naturaleza y la raza meramente biológica en el único fin de su existencia—, sin ver más allá.

El mundo vive y vivirá nuevas y mayores tensiones, no sólo catástrofes naturales y epidemias o enfermedades inherentes al hombre y la tierra. Más importante aún, se trata del Sí o No a Dios como primera, última y fundamental cuestión del ser humano en esta vida.

Lamentablemente este asunto ha quedado también muy debilitado entre las organizaciones patrióticas, nacionales e identitarias, contaminadas como el resto de la sociedad de una antiligioisidad militante. Pero antes o después también ellos se verán obligados, ante la situación de la Humanidad, a tomar partido por o contra Dios.

ANTISEMITISMO

anti-SemitismNunca fui antisemita y sigo sin serlo hoy en día, puesto quesólo se puede ser anti-alguien cuando como mínimo se conoce directamentea dichas personas. Personalmente conozco sólo a un parde judíos, Dommergue Polacco de Menasce de la Universidad de laSorbona en Paris, entre ellos, que curiosamente piensa que Hitler tenía razón. Por mi parte creo más en un “antisemitismo” organizado por los fariseos de la élite sionista en la Alta Finanza Internacional, que utilizan dicho insulto arrojadizo como arma milagrosa contra toda oposición a sus planes de un gobierno mundial. Curiosamente no existe palabra ni legislación alguna que combata el antieskimalismoo el anti-hotentotismo. Y es de suponer que se debe a que ni los esquimales ni los hotentotes promueven el poder mundial absoluto para su gente a costa de los demás pueblos del planeta. El control que estos últimos poseen de la prensa, los bancos, las productoras de cine y televisión, los políticos y sus partidos no es comparable con los primeros.

El llamado “antisemitismo” (cementerios judíos dañados en Burgenland (Austria) o Carpentras (Francia) hace un año, etc.) sólo sirve a los sionistas. Los romanos se preguntaban con razón: “¿A quién beneficia el crimen?” Las frases del tipo “Heil Haider!” pintarrajeadas en el cementerio judío de Burgenland no beneficia desde luego a Jörg Haider, sino más bien a los enemigos de un referéndum popular sobre la cuestión de la invasión masiva de inmigrantes extrarraciales. Sin duda existen personas estúpidas y primitivas, tontos útiles, tal vez capaces de cometer delitos semejantes, inmorales y políticamente dañinos. Estos incontrolados juegan, consciente o inconscientemente, tal vez incluso pagados, a favor del enemigo.

Os saludo desde esta prisión en Alta Austria.

PEDRO VARELA,

 

 

Anuncios

3 thoughts on ““TEMAS DE REFLEXIÓN” (Cartas desde prisión / Pedro Varela) III

  1. Lola 17 julio, 2017 / 11:48 am

    Tengo el libro Cartas desde prisión en mi mesilla de noche. Es un libro de “cabecera”.
    Me ha venido a la mente, por asociación de ideas. la máxima de San Gregorio Magno, Papa:
    “Si por causa de la verdad hay escándalo, es preferible que haya escándalo a que sufra la verdad”.
    Lo grave es que la verdad, no se pueda decir entre “los propios”. Eso si es grave y preocupante.
    ¿Con que miimbres se hará el cesto del hombre nuevo?
    Que no comparta nuestro mundo conceptual quienes son de otra orilla no es preocupante, es algo obvio, consustancial a las líneas paralelas, que jamás llegarán a tocarse.
    La gravedad- a mi modo de ver- consiste en los grupos que se denominan de “los nuestros” y que son seres tan aborregados como el resto. Lo que no se dió antaño en el bando nacional. Si se hubiera dado, no hubieran tenido la fuerza de ser “un haz de trigo” con un destino de Patria idéntico.

    Me gusta

  2. Juan José 17 julio, 2017 / 4:32 pm

    Lo grave es que algunos iluminados se crean que poseen la “única verdad”.

    Me gusta

  3. César 20 julio, 2017 / 2:14 am

    Escriba Don Pedro, escriba, escriba más, haga como Salvador Borrego. Lo escrito es un documento, queda fijo ahí a la vista de todos.

    Para quienes hemos tenido la dicha de conocer a Don Pedro-aunque fuera brevemente- y a su librería, oir su voz o leer algunas de sus líneas nos resulta reconfortante cuando nos sentimos agraviados por situaciones que ocurren en el mundo o en nuestros países . Nos levanta el ánimo su claridad y su pureza de espíritu.

    Si lee estas líneas, tenga presente Don Pedro, escriba, escriba todo lo que pueda y si la Colau le pone trabas para imprimirlo en Barcelona hágalo en América. En México, Colombia, Chile, Argentina, Uruguay, puede hacerlo sin problemas.

    ¡ Cordial saludo !

    César.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s