Joaquín Bochaca: “La extrema derecha es lo más estúpido que hay”

Gracias a Alfonso, un amigo identidario, hemos rescatado esta entrevista realizada a Joaquín Bochaca por una chica natural de Ferrol y estudiante de periodismo en 2014.

Hemos intentado localizarla, pero sus direcciones en la redes ya no existen, decidimos pues publicar dicha entrevista (seguramente realizada para un trabajo de fin de carrera) por la frescura de la misma y la buena predisposición de Joaquín Bochaca, nuestro estimado y admirado historiador.

 

DSC_0038
Joaquín Bochaca (Foto/Acacio Luis Friera)

Hay un grupo de historiadores que proponen lo que ellos llaman una “verdad alternativa” o “científica”, opuesta a la historia que todos conocemos. Joaquín Bochaca Oriol está considerado el fundador de la escuela revisionista en España. Ha dedicado toda su vida a investigar y a aportar pruebas para demostrar que, como él dice, lo que nos han explicado “no puede ser verdad”. Ha escrito una serie de libros en los que recoge sus argumentos, entre ellos “El mito de los 6.000.000” y “La historia de los vencidos”.

Joaquín Bochaca vive sus ochenta años en un ático en el centro de Barcelona, rodeado de libros viejos y miles de historias que explica con esa gracia que caracteriza a las personas mayores. De su balcón, contradiciendo todos los estereotipos, cuelga una estelada desteñida por el sol de la Ciudad Condal.

¿Cuándo nace el revisionismo del holocausto ?

Casi inmediatamente después de comenzar la guerra, inmediatamente después de empezar a ver la versión oficial que dan los pensadores. La historia la escribe el vencedor. Han creado una historia Walt Disney muy bonita. Ellos son buenos, nosotros somos tontos, ellos son sabios… todo precioso.

Yo vi que por simple sentido común muchas cosas no eran verdad o estaban tergiversadas. El revisionismo, los revisionistas, o yo al menos, no dijimos nunca que los que perdieron lo hicieran todo bien. Si lo de los seis millones es verdad entonces los Churchill, Roosevelt, Eisenhower, Montgomery, Stalin … eran tontos. La versión oficial no puede ser. Si es verdad entonces estos tíos eran imbéciles. Los jefes oficiales eran subnormales profundos.

De acuerdo, pero… ¿Y las fotos? Porque hay fotos. ¿Cómo se pueden negar unos sucesos cuando hay fotos?

Efectivamente. Yo estuve en el campo de concentración de Dachau, en Baviera, con el señor Acacio Friera, que era el maquetista de la revista Interviú. Entramos allí dentro y había unas fotografías de los presos recién liberados con los pijamas y… ¡coño! ¡se les veía bien.

Los campos de concentración eran campos de trabajo. ¿Que hubo abusos? Seguro. El juez Morgan condenó a muerte a uno de los dirigentes del campo de concentración por haber matado a un preso. No sé si era judío o no judío… Veo que está fotografiando la estelada que tengo en el balcón.

Para nada. ¿Tiene una estelada colgada del balcón?

Esta estrellada me ha creado enemigos, pero tanto me da. Es que yo no soy fascista. Me considero socialista nacional, algo magnífico. El fascismo es algo que no me acaba de gustar. Me gusta más que el comunismo, claro. La gente tiene mucha inercia mental: revisionista, facha, España una grande y libre y todas esas cosas ¿no? Precisamente las SS hicieron un mapa que he incluido en mi último libro en el que reproducen la división de las patrias carnales de Europa, de una Europa unida. Pero no unida como estos desgraciados de Bruselas.

Una Europa real, con pueblos. Si a los inmigrantes se les diera trabajo en su casa no vendrían aquí. Yo soy racista. Racista no es odio a las otras razas. Me gusta la raza blanca europea porque ha hecho las cosas más grandes del mundo, desde nuestro punto de vista. Estos antiracistas pueden serlo y tener muchos odios.

¿Y los experimentos en los campos del concentración? Le he traído estas fotos como prueba de las barbaridades que habían hecho algunos médicos y quería que me dijera si son reales.

Es posible que sean reales. Ahora bien, también ha habido protestas porque los Estados Unidos han utilizado a negros para hacer experimentos. Las salvajadas que me cuenten de los médicos me las creo todas.

¿Entonces esto sí que es cierto?

Probablemente sí. Puede estar exagerado, porque esta gente tenía indemnizaciones. Muchas serían verdad pero otras no.

Hay un documental, “Noche y niebla”, que se hizo en la década de los 50 con imágenes muy impactantes de los campos de concentración.

Hubo muchas falsificaciones. La gente cada vez tiene menos espíritu crítico. Es el éxito de la propaganda de la victoria.

¿Qué opinión le merecen las dictaduras?

Yo estoy en contra de las dictaduras. Es posible que en caso de guerra los estados no puedan permitirse el lujo de la libertad de expresión. La triste contrapartida son los partidos. Los partidos no pueden existir sin el dinero y la mano que da está por encima de la mano que recibe. Me parece bien la democracia pero debería elegir cada distrito su representante. El señor Hitler fue elegido democráticamente.

No hizo atentados … sólo los generalitos idiotas. Y contrariamente a lo que se dice, la iglesia no hizo ninguna crítica por ningún asesinato.

¿Por qué el partido nazi hizo una legislación antisemita?

No era antisemita, era una ley que consideraba alemán al que era alemán. Los judíos podían quedarse en Alemania pero no podían impartir docencia, no podían quedarse en la banca porque tenían mucha experiencia… ni en el ejército. Todo lo demás lo podían hacer. El Varela tiene un libro que se llama “Los soldados judíos de Hitler”. Tenía 3.000. No era antisemita, era antisionista.

¿Y por qué tratar a gente así ? ¿Por qué llamarles parásitos?

¿Parásitos? Porque por regla general no se dedicaban a cosas productivas. ¡Pero es que no les han llamado parásitos los alemanes, se lo han llamado todo el mundo!

En todas las épocas. Si estás en guerra no te puedes permitir el lujo de tener un probable enemigo dentro, por eso los tenían guardados. Son parásitos porque son los más ricos del mundo y no han producido nada. ¡Pero no hay que ir a Alemania para buscar parásitos! “Parásitos” no lo ha dicho sólo Hitler. Lo ha dicho un montón de gente.

No puedo pasar por alto la Estelada. Me llama mucho la atención que usted tenga esta bandera colgada en el balcón.

A muchos españoles les ha llamado la atención. Era unos de los objetivos de guerra del Reich. Las patrias carnales.

Y Franco evidentemente no estaba de acuerdo con esto.

Es que Franco no tenía nada que ver. Los Franco eran de origen judío. Lo que pasa es que él era converso. Los conversos son los peores. Los nuevos son los más convencidos. O sea que Franco hacía lo que en catalán llamamos la puta y la Ramoneta. Va a Hendaya y empieza a pedir cosas imposibles para que el otro le diga que no.

Pedro dice que estuvo en la cárcel “por pensar”. ¿Usted no tuvo ningún problema “por pensar”?

No porque aquí en España para hacer ver que somos un país libre atacan a los editores y a las librerías, no a los autores. Puedes escribir lo que quieras pero no dejarán que publiques… Para la próxima irán también a por los autores. A ver si no lo hacen con efecto retroactivo y paso mis últimos años en la cárcel.

Cada vez se habla más del auge de la ultraderecha. ¿Qué opina usted?

Yo no soy ni de la derecha ni de la izquierda. ¡Yo soy del ático! Tienes que mirar las cosas con perspectiva, no puedes mirar a la derecha o a la izquierda. La extrema derecha, y concretamente en España, es de lo más cerrado, de lo más estúpido que hay. Mira entre la extrema derecha y la extrema izquierda, la extrema izquierda parece a veces que tienen un poco más de generosidad.

Me está sorprendiendo mucho.

Claro, el estereotipo es lo que tiene: nazis igual a extrema derecha.

¿Entonces usted cómo se definiría?

Yo me definiría socialista nacional. Socialista nacional europeo.

Que cuelga la estelada en el balcón.

¡La estelada de Cataluña que es un país de Europa!

Usted quiere que se vote, claro.

Claro. Que vote la gente de lo que sabe. Que voten los catalanes que saben. Este compatriota suyo… Rajoy. Dice que voten “todos los españoles”. ¡Pero qué tienen que votar! ¡Si lo que toca de aquí es lo que toca de aquí! El objetivo de guerra del Reich era la Europa de las patrias carnales, no esta cosa de estos señores que se meten en todas partes… La Unión Europea es un club bancario.

¿Cómo influye la crisis actual en estas ideas racistas que mencionábamos antes?

Es el capitalismo. No se han traído a los inmigrantes por caridad. Se los han traído porque es mano de obra barata, no por otra cosa. No nos engañemos.

Por internet hay un blog que se llama”El mito de Joaquín Bochaca”, y tiene una introducción que me gustaría leerle y que me dijera qué le parece:

“El auge que están experimentando los Movimientos neo- nazis en los Países de habla hispana , sobre todo las peligrosas Cofradías clandestinas de la ultraderecha no es fortuito. Está alimentado por propaganda engañosa emanada de mentes como la de Joaquín Bochaca de Barcelona, cuyas patrañas son el cebo para resucitar el saludo hitleriano entre las Juventudes de hoy preparándolas para la implantación de un nuevo y terrible orden mundial.”

Qué quiere que le diga… si usted piensa así yo, que soy demócrata, le digo que muy bien. No estoy preparando … ¿Qué dice que quiero hacer yo? ¿Resucitar el saludo hitleriano? Hay uno que dice: ¡Me he leído todos sus libros pero este último lo voy a tirar a la basura porque yo soy español! Pues mire, le acompaño en el sentimiento. ¿Qué quiere que le diga? España era la España de los Fenicios, que quería decir tierra de conejos. Conejolandia. Es su opinión, no respetable, porque eso de que todas las opiniones son respetables no es verdad. “Dos más dos son cinco” no es una opinión respetable.

Cuando la gente termine de leer esta entrevista seguramente estará algo confundida, porque las ideas que tienen ustedes, los revisionistas, son un poco chocantes. ¿Qué les diría usted?

Yo les diría que piensen por ellos. Que comparen la realidad con lo que les dicen. Y que hagan lo que en filosofía se llama reducción al absurdo. Escúcheme: comprueben la realidad. Hagan un esfuerzo.

Andrea Espiñeira
Anuncios