Los 17 libros prohibidos

graphic1

A petición de algunos seguidores volvemos a publicar esta entrada nuevamente.

Anuncios

7 thoughts on “Los 17 libros prohibidos

  1. Jesus 9 marzo, 2017 / 8:36 pm

    Juez sustituta. Vaya, que raro..

    Me gusta

  2. patriotasoccidentales 9 marzo, 2017 / 8:47 pm

    Esa instrucción tiene defecto de forma, es alegal.

    En España no hay libros prohibidos, si los hubiere deben de consignarlos por motivos de prevención a la ciudadanía.

    Nullum Crimen, Nulla Poena Sine Lege.

    Me gusta

  3. jm conde 9 marzo, 2017 / 11:37 pm

    Corría el año… lo recuerdo pero no lo digo, hace ya unos cuantos. Yo tenía trece años. Playa de Fuengirola – Torreblanca, chiringuito de la playa. Yo entraba y salía del agua, me acercaba al chiringuito, estaban miembros de mi familia, saludaba de pasada, volvía, iba, no prestaba atención a lo que era una reunión de adultos; adultos que cambiaban, unos días eran unos, otros otros; la condición de adultos se les reconocía porque preferían el cobijo del chamizo y la copita a la machacante solanera, como manda la edad, como debe ser. Fue mucho después cuando lo supe. El hermano mayor de mi cuñado, eran hijos de un general, tenía gran amistad con un residente en la costa con el que se veía los veranos y compartían, aparte amistad, algún contacto comercial. Eran además correligionarios de algo parecido a un club político o cultural. Este su amigo, de mi concuñado, y visitador ocasional era uno más de los que allí se juntaban y pasaba desapercibido, a fe que solo unos cuantos sabían quien era, y ya digo, me enteré mucho después; nada de especial, una visita playera de gente que se conocía y alternaba en los duros veranos de la península. Debo decir que no recuerdo haberme fijado, un niño de trece años no echa cuenta, pero era uno de los habituales. ¿El nombre de este señor amistoso y colega del concuñado? Creo que les suena de algo: León Degrelle.
    Al cabo del tiempo la familia se resquebrajó y no volvió a juntarse, los dineros son muy malos; mas, ahora, hay ciertos visos de contacto, no de amalgama, que podrían hacer sacar algunas fotos de la época kodak color y negro. Sería una sorpresa si aparece en una de ellas el “hijo predilecto” … y un rubichino que se hubiese colado por allí pa molestar. Vendría a ponerla raudo.

    Me gusta

  4. Antonio 10 marzo, 2017 / 8:24 am

    ¿Pero quien se ha creído que es el fiscal odiador para prohibir estos libros…?
    Que gran verdad es que en España hay muchas personas que tienen vocación de Torquemada.
    ¡Qué pena que hayan nacido con varios siglos de retraso!

    Me gusta

  5. Oscar 10 marzo, 2017 / 11:02 pm

    La verdad me gustaria ir adquiriendo poco a poco estos libros para ir leyendolos y a la vez tener una biblioteca prohibida que no esta mal, lastima que ya no puedo comprarselos a Don Pedro en la libreria europa, tendre que ir rebuscando por internet para adquirirlos, lo que me da miedo es que compre ediciones que hayan sido censuradas y omitidas partes de los mismos, ¿alguien podria indicarme donde adquirirlos?. Un saludo

    Me gusta

  6. jm conde 10 marzo, 2017 / 11:43 pm

    Los defectos de forma son como el fuera de juego y el penalty en el fútbol, medidas arbitrarias creadas para exculpar al procesado cuando finalmente se ha untado toda la manteca o hay una conveniencia política. Si existe, es ilegal, no alegal, figura no contemplada jurídicamente; pero ya digo, su figura queda al albur de la subjetividad del juez según directriz recibida. En este caso, una fiscalía del odio y un fiscal ex-profeso no son más que instrumento y monigote de una directriz superior; por tanto, autonomía real: 0. No nos confundamos con el origen de las cosas. Mucha gente, incluyendo aparentemente afines, despotrican de la avalancha de refugiados e inmigrantes centrando el origen del problema en la idiocia, ignorancia o mala fe de políticos nacionales, europeos e internacionales, a quienes consideran origen real del conflicto. Pues bien, intentadlo: Intentad decirles que NO ES AHÍ donde radica el problema. Se quedarán desconcertados. Intenta hablarles de un tal George Soros, Sabio de Si´pon, adalid de la causa e infectador de conciencias y sociedades hasta pudrirlas y que es ese tío, en compañía de otros, y la mafia sionista los verdaderos orígenes del problema, no los políticos monigotes de occidente. No te entienden. No saben ni de qué les estás hablando. Aunque lo abarquen con el pensamiento no se lo creen, no hay hueco en sus mentes para discernir que la raíz del conflicto está por tanto en occidente consigo mismo. Y ese y no otro es el problema. Lamento decir, y nadie lo tome a mal, que hace tiempo que empecé a dudar de la inteligencia de la raza blanca. Y lamento decirlo: A las pruebas me remito.

    Me gusta

  7. jm conde 10 marzo, 2017 / 11:57 pm

    En otro orden de cosas, quiero aportar que convendría pelear en los campos de actualidad que marca el enemigo, entendiendo por enemigo el sistema democrático, falsamente igualitario y solidario que nos gobierna. Creo que el excelente orador que es Pedro Varela, con unos claroscuros religiosos que yo dejaría al margen del discurso político, debería no ser ajeno a las jornadas de la mujer que se celebran estos días y meter algo al respecto en su conferencia de Oviedo. Forma parte, ciertamente, de la ingeniera social del momento la contemplación de la mujer como “hombre bis”, o como ente suplantador del rol masculino tradicional, que pasaría al banquillo de los suplentes como género neutro o incluso femenino. En los aspectos biológicos y sociobiológicos, y también políticobiológicos, puedo ayudarle si me necesita.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s