Pedro Varela, Sincretismo y Masonería

Anuncios

13 thoughts on “Pedro Varela, Sincretismo y Masonería

  1. Mª Luisa 11 septiembre, 2016 / 4:23 pm

    Creo que no hay ninguna religión superior a la Verdad y que todas son un reflejo -más o menos acertado- de la misma, aunque de todos modos te doy la razón cuando hablas del interés del sistema por destruir la conciencia cristiana, pues no en vano es la religión de occidente y de eso se trata, de arrinconar a la gente más incómoda de la Tierra; los occidentales: protestones, luchadores por sus derechos e inconformistas.
    Excelente la explicación sobre la creación de dinero ficticio; esto debiera llegar a todos los rincones del planeta pero con otra etiqueta, que con esta no llegaría más que a dos o tres locos como nosotros.
    Gracias por tus aportaciones.

    Le gusta a 1 persona

  2. Jesús 12 septiembre, 2016 / 7:36 am

    Pedro: La Iglesia católica todavía no ha pedido disculpas por el asesinato (quemado vivo) del monje filósofo Giordanno Bruno, y de tantos inocentes víctimas de la Santa Inquisición.
    Me considero de formación cristiana. Es la impronta de cualquier europeo no talmúdico, pero tú siempre pones como ejemplo a la Iglesia Católica que, ahora mismo, no es más que una gran empresa sometida a la agenda sionista y masónica.

    Me gusta

  3. Juan 12 septiembre, 2016 / 6:21 pm

    La cuestión está en que para el creyente (“dichoso el que cree sin haber visto”) Cristo es el Camino, la Verdad y la Vida. El Padre Eterno ha encomendado al Hijo la salvación de la Humanidad (“mis ovejas escuchan mi voz y me siguen y nadie las arrebatará de mi mano”) de manera que Cristo es la única puerta de la Casa del Padre (“nadie va al Padre sino por mí”).

    En las Escrituras hay tres juicios. El primero, el juicio del mundo, ya ha sido celebrado con la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo (“Yo he venido para un juicio”) por el que el Diablo es condenado y los seres humanos hemos sido rescatados como hijos adoptivos de Dios y herederos del Reino, incluso los que fallecidos estaban en el Infierno (“bajó a los infiernos y al tercer día resucitó de entre los muertos”) por que desde Adán nadie había subido al Cielo sino el que bajó del Cielo. Cristo restaura el plan de Dios con creces, de manera que (“donde abundó el pecado sobreabundó la gracia”).

    El segundo juicio es el particular de cada uno, de manera que abandonado el cuerpo, el espíritu comparece ante Cristo transfigurado, ante Cristo radiante, que bien pasará al Reino o bien se nos sazonará con el fuego purificador (“por que todos serán salados con fuego”) y el espíritu aceptará deseoso la purificación, o en su caso aceptará la condenación. Hay que decir que nadie es echado, sino que uno mismo, al apartarse en vida, es el que se condena, de manera que el mundo futuro será consecuencia de la vida vivida en el presente.

    El tercer juicio será el del fin del tiempo tal como lo conocemos. Hay y habrá una lucha escatológica sin cuartel, hasta el fin del tiempo, entre las puertas del Infierno, que representan sobre todo a la masonería, y la barca de San Pedro, que por la promesa de Cristo no zozobrará (“Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, y las puertas del Infierno no prevalecerán contra ella”).

    Me gusta

    • Juan José 13 septiembre, 2016 / 7:24 am

      Lo de siempre, lo que dice mi libro revelado es la .única verdad verdadera porquelodicemilbrounicorevelado.
      Sigo sin entender como una persona de raza-etnia-pueblo-cultura europea puede seguir los pasos de la trilogía del desierto, totalmente ajeno a sus tradiciones.Ni Odín, ni Júpiter, ni Zeus son corderitos, tienen una actitud Solar, Viril, Heroica, frente a la actitud Lunar, Femenina, del crisitianismo,venido del desierto oriental.
      Respeto a los cristianos, ellos han elegido esa vía, pero seré pagano hasta la muerte.Y despues de morirme, tambien. Y esa es la diferencia entre los ortodoxos( católicos, protestantes, calvinistas etc) y los heterodoxos: los segundos no condenamos a nadie a nada, no quemamos en hogueras a otros, no somos tan soberbios como para creernos poseedores de la única verdad absoluta, entendemos que son varias las vías espirituales que por diferentes caminos nos llevan hacia la Divinidad, que es Una, y no tiene la mala leche de yavé.
      Por cierto, ¿como llevan los católicos esas contínuas visitas papales a Auschwitz?.

      Me gusta

  4. Jesus 12 septiembre, 2016 / 7:08 pm

    Juan: Es evidente que no has leido a Giordanno Bruno, y tal vez desconozcas que fue un severo critico de los talmudicos.

    Me gusta

  5. Juan 13 septiembre, 2016 / 5:50 pm

    Estimado Jesús:

    Yo ya tengo suficiente con asimilar para mí lo que he escrito arriba. ¿Te parece poco? En todo caso es Cristo quien juzga los actos, también los de la Inquisición, aunque la verdad, no conociendo el alcance que pueden tener, tanto el fuego purificador del más allá como el de la condenación eterna, quizá las hogueras de la Inquisición no resultan ser para tanto, por que nosotros somos finitos y los desagravios se dirigen hacia el Ser que es infinito. Hay dos caminos, el de la oración del espíritu y el de la mortificación del cuerpo, que nos acercan a Cristo, y desde luego, en el término “las puertas del infierno” quedan incluídos el talmudismo, el bolchevismo, el Islam y todas aquellas manifestaciones de nuestro mundo en las que se busca la ruina física y espiritual del ser humano, que nos hacen considerar que los planes de Dios son un obstáculo para nuestra realización como personas o que nos ocultan o distorsionan el verdadero rostro de Dios.

    Saludos cordiales.

    Me gusta

    • Mª Luisa 13 septiembre, 2016 / 8:19 pm

      Juan, tu comentario asusta porque no pareces horrorizarte con las atrocidades cometidas por la Iglesia Católica en particular y por el cristianismo en general a lo largo de los siglos: Giordano Bruno, Hypatia de Alejandría, los cátaros, los templarios, Miguel Cervet y un larguísimo etcétera……. ¿ellos desagraviaron y por ello fueron condenados? Tengo clara una cosa: no creo en ese dios colérico y castigador sino en el karma y si por ello voy al Infierno que así sea.

      Me gusta

      • Frel 15 septiembre, 2016 / 4:02 pm

        Pues yo ante todo creo en la justicia divina, llámalo Karma si quieres.

        Me gusta

    • Juan José 14 septiembre, 2016 / 12:01 pm

      ¿Saludos cordiales? o ¿cuando pueda te quemo,maldito hereje?
      ” quizá las hogueras de la Inquisición no resultan ser para tanto ”
      Alucino con el talibanismo de algunos seguidores de la trilogía del desierto, que tanto daño han provocado y siguen provocando, cada una a su manera.
      La diferencia es que los paganos no quemamos a la gente, y los otros tres, sí.

      Me gusta

    • AH me gusta 16 septiembre, 2016 / 11:05 am

      Desde luego, yo quiero ir al infierno, estar en el cielo con tipos como tu a mi no me merece la pena.
      Justificar las hogueras de la inquisición, justificar el asesinato de los que tenían voces discordantes con la postura oficial de esa época, justificar que todo vale porque lo ha dicho tu dios, me suena a hechos acaecidos recientemente, como el caso de cierta librería que han cerrado por tener libros que cuestionan la verdad oficial.
      Inquisidores siempre hay, unos por una razón y otros por otra, pero tan detestables unos como otros.

      Me gusta

    • Juan José 16 septiembre, 2016 / 6:35 pm

      Inquisidores hay en todas partes, además del señor Aguilar, tenemos aquí en esta página a Juan, que defiende a su sagrada inquisición. No nos quema a algunos de milagro.
      Esa inquisición es comparable a la fiscalía del odio, unos quemaban libros y personas y otros solo libros….quizás quisieran hacer también como los primeros, pero de momento no les dejan. Y la única razón para este despropósito es sencilla: los quemados/atacados no piensan como la verdad oficial enseña,; en el primer caso la iglesia de Roma, y en el segundo el estado democrático??¡¡, aunque a los últimos hay que añadirle su odio tremebundo , odio del que quizás carecían los inquisidores, ya que hacían “la obra de dios”…o lo que ellos creían que lo era.
      ¿Fuiste con el papa a Auswitch?

      Me gusta

  6. Juan 14 septiembre, 2016 / 5:30 pm

    Estimada María Luisa:

    La cuestión está en que lo importante no es la justicia de los hombres, sino la Justicia de Dios. Días antes de ser asesinado, José Calvo Sotelo clamó desde su escaño del Congreso de los Diputados: “La vida podéis quitarme, pero más no podéis”. Lo importante no es perder la vida a manos de los hombres sean quienes sean, lo importante son las palabras de Cristo:

    “No temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; más bien temed a aquel que puede hacer perecer tanto el alma como el cuerpo en el infierno” (Mateo, 10-28).

    Me gusta

    • Juan José 15 septiembre, 2016 / 11:48 am

      Eres un talibán de narices, y todo lo que predicas se basa solo en tu fe, fe que muchos no compartimos.
      Justificar lo injustificable solo hace que se te vea el fanatismo a legua.
      la diferencia es que nosotros no quemamos a la gente, y nos quedamos a tan a gusto, mientras que los tuyos( no todos, gracias a Dios), sí.
      ¿Fuiste con el papa a auschwitz ?

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s