Quemar libros, cerrar librerías y editoriales no es libertad de expresión.

IMG-20160715-WA0022
Interior de la Librería Europa.

Los mozos de escuadra han estado tan ocupados el fin de semana pasado asaltando un domicilio particular, requisando 15.000 libros de una librería y editorial, todos con su depósito legal e ISBN, excuso decirlo, es decir, absolutamente legales, deteniendo a unas dependientas que lo único que hacían es cumplir con su trabajo, y a dos directivos de una asociación cultural, que entre otras actividades, edita libros, que no han tenido tiempo para detener a la familia Pujol al completo, por el latrocinio de miles de millones de euros… Pero lo primero es lo primero, y ya que no hacen el trabajo para el que les pagamos el sueldo, por lo menos se dedican a entretener al personal, que siempre es de agradecer. Pan y circo, como decían los romanos, y ahora fútbol y votaciones. ¡Será por elecciones!

 Si hace falta votamos una tercera vez, y una cuarta, y hasta una quinta, como sucede en esa parte de España llamada Cataluña, dónde creo que ya van por las sextas votaciones en un año y medio… ¡Será por dinero!
Estamos ya tan arruinados, que lo mismo da gastar un poco más.
El juez de instrucción, que como todo juez de instrucción que se precie no es tonto, rápidamente puso en libertad a las cuatro personas detenidas. ¿Se imaginan ustedes a unos policías que se atrevieran a detener a las dependientes de El Corte Inglés, por ejemplo, que no tienen culpa alguna de los presuntos chanchullos de la empresa, en su caso…? Poco iban a durar en el cargo, supongo.
Pues lo mismo es aplicable a una empresa de tamaño más pequeño, como la librería Europa, pero igualmente respetable, que paga religiosamente sus impuestos, sueldos, seguros sociales, etc.
¿Y qué me dicen del decomiso de los 15.000 libros, impidiendo de facto y de iure la continuidad en la labor de venta al por menos y editorial?

En la web de la librería, suprimida también de internet por orden judicial, había diez libros de mi autoría, todos ellos absolutamente legales. Desafío a quien quiera a decir que alguno de ellos infringe la Constitución vigente o nuestro sistema de libertades… (Si desean verlos, están anunciados en la web de Grau Editores.com).
Pero, según el fiscal contra el odio (o del odio) de Barcelona, todos los libros requisados fomentaban la ideología nazi, o doctrinas contrarias a la Constitución y al ordenamiento jurídico español… Mentira, por lo menos en el caso de mis libros, únicos por los que puedo poner la mano en el fuego, sin temor a quemarme.

El 5 de marzo de 2016 estuve allí presentando la segunda edición de: “El Libro Negro de la Fiscalía Española”, editado por ediciones ViveLibro, de Madrid. Como la edición ya estaba prácticamente agotada, tuve que llevar varias decenas de ejemplares de la primera edición, titulada “El Mi(ni)sterio Fiscal”, de la que quedaba medio centenar, escaso, de libros. (He tenido que cambiar el título, pues la gente no lo entendía, no lo escribía bien, etc.).
Además de ser muy bien atendido por don Pedro Varela, y todos los que le conocemos sabemos que es un caballero, también disfrute de la simpatía de una de las dependientas, de nacionalidad rumana (se ve que el señor Varela es un racista de cojones, pues contrata a extranjeras, no a catalanas de pura cepa), y estuve en un ambiente no similar, sino mejor, que el de cualquier universidad, pública o privada, ante un público de unas ochenta personas, que asistieron sumamente educadas a la exposición y presentación del libro, con toda la libertad intelectual posible.
Aprovecho para pedir disculpas a los asistentes, pues aunque mi exposición iba a ser de 45 minutos, al final terminó siendo de 2 horas, con las preguntas posteriores incluidas. Todo fue grabado, por lo que invito a cualquiera a que diga que hubo algún tipo de exaltación del nazismo o cuestiones similares, como según la prensa adicta al régimen catalanista separatista, se hacía en esa librería, lo que obligaba a precintarla…
Siempre digo que mientras haya un juez honrado, el Estado de Derecho seguirá en pie, pero esta visto que los jueces decentes están “emigrando” de Cataluña a toda prisa.
Y de la fiscalía especial contra el odio y la discriminación racial no voy a hablar, pues no vale la pena. A buen entendedor…
Mientras tanto, la nada honorable familia Pujol sigue disfrutando de los varios miles de millones de euros robados a todos. Pero eso no tiene importancia. Lo que realmente importa es que los mozos de escuadra actúen como “política del pensamiento único” y de lo “políticamente correcto”. Eso es lo realmente trascendental para el futuro de la nueva Albania… catalana.
Ramiro Grau Morancho 

 

Anuncios

One thought on “Quemar libros, cerrar librerías y editoriales no es libertad de expresión.

  1. Antonio 28 julio, 2016 / 10:21 am

    Desgraciadamente esto es sólo un ejemplo de lo que nos espera en España, camino de una nueva dictadura, en este caso de los neocomunistas de PODEMOS, con el apoyo coreográfico de los tontos útiles del PP, que son multitud.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s